miércoles, septiembre 08, 2010

Robin Hood


Qué película más fallida. Lo siento en el alma por Ridley Scott, que me cae muy bien, pese a sus altibajos, pero esta cinta es una fallo tremendo. Es cierto que es una versión diferente hasta ahora vista, entre otras cosas, porque sería algo así como una secuela, contando el INICIO del mito y tal. Pero, si el punto de partida podría estar bien, ha esta cinta le falta corazón, épica, y sobre todo, historia. Es que no pasa nada, no cuenta nada.

La historia como tal sería : "Tenemos a un experto arquero al servicio del rey Ricardo Corazón de León, llamado Robin Longstride (Russell Crowe). Cuando muere el monarca en plena contienda, caen en manos de Robin por casualidad dos objetos: la corona de Ricardo y la espada de un noble, Robert Loxley, que el arquero se compromete a devolver a su familia. Robin, acompañado por tres fieles amigos, van primero a Londres, donde asisten a la rápida coronación de Juan, hermano de Ricardo, y luego al pueblo de Nottingham, donde conoce a Sir Walter Loxley (Max von Sydow), y a la mujer de Robert, Marion (una guapísima Cate Blanchett), de la que se enamora al instante. Mientras están allí, Godfrey (Mark Strong) manipula al rey para facilitar la llegada del ejército francés a las costas de Inglaterra, un país desesperado al borde de la guerra civil".

Todo esto contado con la grandilocuencia de Scott, las batallas y demás, pero creedme, NO HAY NADA. No hay sentimiento, no hay un héroe, no hay una lucha por la que morir, no hay nada más que frases vacías: "Alzaos, y alzaos otra vez. Hasta que los corderos sean leones" y poco más.

Como decía, la cinta está vacía. Se trata de un drama de aventuras épicas que resulta frío, previsible y en algunos momentos torpe, porque no sabemos lo que vemos. No hay emoción, no hay tensión en ningún momento (salvo la muerte del Rey Ricardo, que es el único momento que te saca del sopor). No hay ritmo y falla en los diálogos. Es curioso, pero todas las batallas, o batallitas, me han parecido iguales y repetidos.

Además, el guión es nefasto. Y vale, lo tengo que decir, es que es igual que Gladiator. Crowe interpreta a un personaje similar. La trama es increíblemente similar, hasta el punto de que llega a resultar cómico estar viendo la película y ver los mismos giros, como la muerte al principio del rey, el regreso del protagonista (aunque aquí no es exactamente su tierra) junto a sus compañeros de aventuras (hay hasta un tipo muy grande que también empieza con mal pie, a quien da vida Kevin Durand), el sucesor del trono que miente, no sabe gobernar y va de hijo menospreciado. En fin, bochornoso.

En fin, una cinta que me ha defraudado mucho.

1 comentario:

javirulo007 dijo...

Pensaba hacerte caso y no verla. Pero le he tenido que hacer caso a mi mujer ;).
Pues ni aún así, mi mujer no ha aguantado media hora de película, y mira que le gusta Rusell.
Coincido en casi todo: Es como gladiator pero en plan light. No es una secuela como dices, sino una precuela. El guión quiere decir algo pero la última media hora es infumable. Hay un momento de coincidencias que es muy logrado, pero lo del hijo del cartero... es que vaya como se lo sacan de la manga. ¿No les duraría a estos productores la huelga que hubo de guionistas en ese tiempo?.
Lo único destacable es la actuación de Rusell y es destacable porque simplemente está correcto. Es una pena porque la he visto acompañado de media familia y no la he podido poner en inglés, pero no creo que mejore mucho aún así.
Película como mucho para pasar el rato y si es que no tienes otra que ver a mano.
Lo que llegados a este punto y tras las diferentes versiones que se han llevado a la pantalla, me gustaría saber es cual es la historia real (o aproximadamente real) de este arquero si es que alguna vez existió.
Saludos
P.D.: Hoy domingo 19sep era el cumpleaños de mi mujer por eso mandaba ella eligiendo cinta. ¿Cuando nació tu niño? 18 o 19?. Con la coincidencia del día seguro que me acuerdo los próximos años ;)