martes, diciembre 28, 2010

Resacón en las Vegas


El pasado fin de semana, vi esta cinta, esta vez de alquiler. La verdad es que hay que ir directamente al grano. Es una cinta bastante pobre, previsible y facilona. Pero también es cierto que tiene algunas premisas buena, un ritmo trepidante y un planteamiento algo novedoso.

El planteamiento novedoso, lo digo, por el hecho de que la cinta habla, cuenta, una MONUMENTAL juerga en Las Vegas, pero NO se muestra. Toda la cinta gira en torno a que ninguno de los protagonistas sabe nada, no recuerda nada, de lo sucedido por la noche. El metraje trata de reconstruir, a golpe de gag y de flashback, lo ocurrido en una apoteósica noche, en una juerga descomunal. El salto desde el inicio de la fiesta, al post festín, a esa MONUMENTAL RESACA es muy hábil. La reconstrucción de la noche cuenta con la complicidad del espectador, que muchas veces, más que un gag, lo que está esperando es saber que narices ha pasado. Y lo que decía, el ritmo de los gags y de la historia es muy fluído, y muy bien encadenado.

Por lo demás, hasta aquí todas las bondades de la cinta. Alguna que otra muy buena escena (esa presentación de la habitación del hotel post-juerga, el mafioso chino, Mile Tyson, ...) y poco más. A parte de eso, previsible en el resto de chistes. Sigue muchos esquemas y tópicos de las pelis de gamberradas, y en general, del cine similar made in USA.


Si he de decir que el casting funciona. El grupo de 4 amigos tiene que ser dispar para funcionar y lo son los actores. Hay mucha química entre ellos, y los enfrentamientos en las escenas y diálogos francamente funcionan. Bradley Cooper es el amigo juergista y sin reglas. Lo hace fantásticamente, sobre todo cuado tiene que tomar algunas decisiones. Ed Helms es el supuesto amigo formal, que igual no lo es tanto. También lo hace muy convincente. Justin Bartha es quizá el más flojo, como el novio que se casa con la rica. Pero la mejor pieza y la mejor actuación, muy por encima de los demás, es la de Zach Galifianakis que hace de hermano de la novia, último invitado a la juerga. Es un tío algo diferente, con un mundo propio, que parece loco de remate, pirado pero que sin embargo tiene una visión distinta de las cosas. Es lo mejor del cuarteto.

En fin, una cinta con la que me he reído, que tiene algunas pinceladas de calidad, pero que al final acaba naufragando en los tópicos y en lo previsible, sobre todo con el final rápido y simple, como no podía ser de otra forma. Una pena, podía haber sido una gran comedia.

No hay comentarios: