jueves, diciembre 23, 2010

TRON: Legacy


Hay que ir al Cine a verla. "TRON: Legacy" no será tan mítica como lo fue su antecesora en 1982, pero esta secuela es muy pero que muy digna y sobre todo, está muy bien enlazada con la anterior. Lo siguiente que destaca es que la versión en 3D es insuperable. La técnica ha mejorado un montón desde pelis como "Avatar", y el 3D luce como nunca. Además, el uso inteligente que se le da en "Tron Legacy" es impecable, usando sólo el 3D en las escenas "dentro de la red", y en el mundo real, el 2D de siempre. Y todo ello sin quitarse las gafas en ningún momento. Gafas, que por cierto, han mejorado mucho desde a última peli que vi en 3D. Aquellas eran grandes, pesadas y macizas. Estas son como unas gafas de sol de juguete, y sin embargo, mejores.

La historia de esta "Legacy" es fácil. El hijo del mítico Kevin Flynn vive atormentado por la falta de su padre, que desapareció hace 20 años. La sombra de su padre y su historia para con la empresa ENCOM es muy larga, y Sam no tiene intención de olvidar a su padre. En su busca dará con él, pero en el lugar más inesperado, "Dentro de la Red". A parte de que la historia se continúa, hay muchos detalles que me encantaron de como unir las dos películas. El primero de ellos es unos flashbacks muy acertados con un jovencísimo Bridges (digitalizado, pero bien hecho) donde resume la historia del pasado en un momento, y por otro lado, con la propia relación padre e hijo, y con el resto de flashbacks. Esto hace, que Legacy a parte de su historia (que ya hablaré de ella) tenga un ENCAJE PERFECTO con su predecesora.

Lo que no está tan bien, es la propia historia de Legacy. Es lo más flojo, bastante, el guión es soso en muchos momentos y previsible. Salvo alguna que otra pincelada, y algún que otro buen momento, la historia no tiene la trascendencia que debería. Sin embargo, la relación padre e hijo (el hecho de que mi propio hijo, el día que vi la película cumpliera 3 meses, igual tiene algo que ver), entre Kevin y Sam Flynn, me ha encantado. Tiene momentos sentimentales, y Bridges cambiará todo por recuperar lo que más desea, por darse cuenta que la perfección estaba delante de sus ojos todo el tiempo, y era más real que electrónica.

Hay muchos momentos geeks, tecnológicos o llámese como quiera muy buenos. Las carreras de motos están mejor que nunca, los "droides" voladores, los míticos tanques, pero es que hay más. Hay mucha más descripción del mundo "Dentro de la red" que en la primera, y el uso de los efectos especiales es JUSTO Y CONTENIDO, y magistralmente plasmados en el 3D. Los efectos visuales están muy bien usados, no son demasiados, ni molestan, y encajan con lo que se pretende, un mundo precioso. CLU está perfecto, así como el resto de programas.

Las interpretaciones son más o menos justas. Bridges destaca en su personaje medio zen medio cañero. Y sobre todo, en su cambio lógico durante la cinta. El chaval que hace de Sam bien, sin más, y la aparición de Olivia Wilde es simbólica, para rematar el toque sexy.

En fin, una cinta NECESARIAMENTE PARA VERLA EN CINE DIGITAL 3D. Con muchos momentos míticos que hacen saltar la lágrima, con efectos especiales y visuales magistrales, con una continuación de la historia magnífica y con escenas, peleas, carreras y más sorpresas. Vale, no supone la revolución que supuso "Tron" en el 1982, ni por efectos, ni por historia ni por sorpresa, pero en 2010 merece muy mucho la pena ir a verla. Es cine del bueno.

2 comentarios:

Arckham dijo...

Un único añadido....

"¡Diablos Sam, Me estas jodiendo el rollo Zen!"

Que grande ^_^.

Saludetes!!!!

MMO dijo...

Supongo que en los comentarios se pueden poner spoilers :-PPPPPPPPPP

La otra frase es: "Sam, Yo NO soy tu padre" ...mítica :)

Saludos