lunes, enero 17, 2011

The Lovely Bones


Película del fin de semana, de esas de salón, manta y calorcito en el ambiente. Un drama bastante desaprovechado por el director Peter Jackson y los guionistas (entre los que se encuentra el propio director) y que se enreda por el medio, sin saber que es en el fondo lo que quiere contar. Por cierto, vista en VOSE, que me parece ESENCIAL ya en cualquier cinta.

La historia de "The Lovely Bones" sería la siguiente: "La cinta cuenta la vida de Susie Salmon (Saoirse Ronan) una chica de 14 años que es asesinada por un vecino psicópata. Desde un lugar intermedio entre tierra y cielo Susie es testigo de cómo sigue la vida sin ella y de cómo su desaparición afecta tanto a sus padres (Mark Wahlberg y Rachel Weisz), a su abuela (Susan Sarandon) como a su propio asesino (Stanley Tucci)".

Con esta historia, que de verdad tiene sus momentos de dramón (no apta para padres primerizos), el ínclito Jackson se mete en unos jardines (tanto bucólicos como verdaderos) de los que no sabe salir. Recarga tanto la parte mística y celestial, con elementos espectaculares y oníricos, que no encaja con la parte terrenal.

La parte terrenal sería la más interesante, a mi juicio, pero Jackson la desprecia de tal modo, para centrarse, en la onírica. Me explico. La cinta tiene un arranque impresionante, con 30 minutos de gran cine. La explicación de la vida en casa de la familia Salmon, la recreación del asesinato, que sin verlo, es de una crudeza impresionante, y el comienzo de la parte de Susie en dondequiera que esté. Hasta ahí fantástico. Pero justo cuando, a mi juicio, la parte interesante sería indagar en como queda la familia, como afecta a los vivos, como afecta al asesino (que descubriremos con horror que es un monstruo) y demás, jackson se centra en montar escenas bonitas, irreales, imaginativas, pero vacías de Susie en ese sitio donde está. Mientras que lo poco que muestra de la tierra es MUCHO MÁS INTERESANTE, y los pocos minutos de los padres, la abuela, la hermana y el asesino, así como la chica rara y el ex-novio, son muy buenos, pero son poca cosa. Es decir, no saca partido de la parte interesante.

Jackson desaprovecha un elenco de actores muy bueno. Wahlberg y Weisz pese a carecer de química juntos, por separado hacen escenas muy buenas. Tanto el padre con su hija ANTES de que muera, como después, lo hace impecable. Y la madre rota, que se tiene que ir como sea, también. Sarandon hace un personaje que no encaja, pero lo hace de cine. Rose McIver haciendo de hermana, que luego toma más protagonismo también encaja. Pero sin duda los mejores actores son, por un lado Saoirse Ronan, que hace momentos muy duros y muy lacónicos y sobre todo Stanley Tucci. Este tío es muy bueno, y tiene pocas películas para demostrarlo. Aquí hace un psicópata GENIAL, duro y sin concesiones. Con momentos muy pero que muy duros como asesino y como cruel espécimen de la raza humana. Sin duda lo mejor de la cinta.

En fin, una decepción de cinta. Tanto antes de verla, como después de los magníficos 30 minutos iniciales. Una pena que no sepa el director seguir la cinta y que se enrolle en temas oníricos que poco aportan. Y sobre todo que no explote los personajes de la niña y el psicópata, que podían dar mucho más de si.

No hay comentarios: