martes, abril 19, 2011

2011 FORMULA 1 UBS CHINESE GRAND PRIX

La tercera carrera del mundial ha abierto, por fin, las puertas a la esperanza de un mundial competitivo. Si hubiéramos vivido otra victoria de Sebastian Vettel, apaga y vámonos. Pero no, la garra, el arrojo y los adelantamientos en el límite de Lewis Hamilton traen un poco de esperanza. Aunque bien es cierto, ya lo comentaré más adelante, que hay cierto espejismo en ello...y sino, sólo hace falta ver el CARRERÓN de Mark Webber. Saliendo 18º, se planta en el podio, tercero. Y si le dan 5 vueltas más, gana la carrera.

El sábado más de lo mismo. Los McLaren casi casi, pero Vettel se hace con la pole. La sorpresa, la mala gestión de ruedas y de tiempo del australiano de Red Bull, que le hicieron fracasar sin pasar de la Q1. 18º. Además, el resto de sorpresas, la mala actuación de los Renault (son mas inconsistentes que Sergio Ramos haciendo un cuaderno de Rubio), y la buena de Jaime Alguersuari, que se plantó 7º, su mejor calificación. Vale, faltaban dos renault, un red bull, pero meterse en la Q3 es un notición. Los McLaren, aprovechando la ausencia del australiano, se metieron 2º y 3º, as usual. Los Ferrari, al tran tran, 5º y 6º. Discretos. Bien Rosberg, calificando una vez más (y van...) por delante de Schumacher, que seriamente, debería plantearse dejar paso a jóvenes.

La carrera del domingo parecía que iba a seguir el mismo guión de las anteriores. Vettel se escapa y los demás se pelean por el podio. Pero no. Una mala salida del alemán, combinada por una salida INCREÍBLE de Button y de Hamilton, echándole unos huevos enormes este último, se colocaron líderes de la carrera. Eso si, salían con ruedas gastadas y la degradación les hizo efecto muy pronto. Vettel recuperaría el liderato a medias en pista (adelantando a Lewis) y en el pit stop, adelantando a Button. Por cierto, que este último se equivocó de box y se paró en el de Red Bull (justo detrás del suyo). Fue cómico, he hizo perder tiempo a ambos, pero más al de McLaren.

En la segunda parada en boxes la carrera parecía farragosa. Algunos con estrategia a 2 paradas y otros a 3. Parecía una carrera táctica y aburrida, pero quedaban las 15 últimas vueltas, que fueron, DE VERDAD APASIONANTES. Había n guerras. Los que iban a 3 paradas, que tendrían ruedas nuevas para las últimas 15 vueltas, mientras que los que iban a 2 paradas, tenían las duras para más de 25 vueltas. Mal rollo. Y encima una excepción, Webber, con 3 paradas, pero las blandas para el último stint. Y ahí se desató una frenética guerra. Los de 3 paradas, Button, Hamilton y Webber, remontando posiciones perdidas en el último cambio. Hamilton iba como un tiro. Adelantó a su compañero de equipo en la primera curva en una maravillosa maniobra tirándose al interior con unos huevos increíbles. Luego se deshizo de Rosberg y de Massa y se lanzó a por Vettel, que lideraba la carrera pero iba lento. Que persecución y que dos vueltas increíbles hasta que le arrancó las pegatinas en otro adelantamiento increíble, fuera de la zona de DRS. Y es que el inglés demostró que él sabe adelantar fuera de la zona del DRS (porque esta no era tan útil como parecía), tiránsose a por ello, como hay que hacerlo. Obviamente tenía una ventaja competitiva, las ruedas, pero aún así, demostró un cuidado por un lado y unas ganas por otro, que yo lo quisieran otros. Por ejemplo, por detrás, Alonso se arrastraba y le pasaba todo el mundo, como a Massa. Rosberg se sitúo tercero, pero venía Button y sobre todo la apisonadora Webber. Iba más de 2,5 segundos más rápido que los demás, y se deshacía de todos como podía. Llegó a ponerse tercero, y se lanzó a la caza de Vettel, pero le faltaron vueltas. Al final entró a sólo 7 segundos del ganador. SIETE SEGUNDOS del ganador, después de salir 18º y parar tres veces. IMPRESIONANTE.

Otras cosillas destacables, que HRT-Cosworth acaba la carrera. Jaime se queda sin una rueda trasera y abandona.

En fin, como decía luces y sombras. Vettel no es tan fuerte, sobre todo, cuando las expectativas de degradación de ruedas no son como esperaban. Las estrategias de cambios de gomas han dado mucho juego y hacen más interesante la carrera. Eso si, como decía, hay cierto espejismo. El DRS sigue sin funcionar. Aquí permitía adelantar a algunos coches, pero no a todos, siendo demasiado corta la zona y empezando tarde. Además, la parte sucia de la pista no permitía muchas alegrías. Lewis se dió cuenta y buscó alternativas, como Webber. El KERS sigue siendo necesario, pero no suficiente. Los Red Bull no lo llevan y van como un tiro. Y pese a que no ganó un Red Bull, estos van como locos, y siguen siendo inalcanzables, salvo un cambio de guión como el que ofreción McLaren con las 3 paradas...y encima teniendo que adelantar mucho y bien en pista. Es decir, difícil y costoso.

Ferrari mal. Acabaron 6º y 7º sin ritmo. En las tres carreras siempre han estado superados por Red Bull, McLaren y OTRO equipo (Renault o Mercedes respectivamente). Y eso que Gene decía que si hacía más calor del esperado mejor para ellos que degradan poco las ruedas, te cubriste de gloria amante de la paella de tu padre...
Enhanced by Zemanta

1 comentario:

javirulo007 dijo...

La carrera fue una de las mejores que he visto en los 3-4 últimos años. Hamilton estuvo de crack.
En cuanto a como están los coches, Red bull si llega a hacer estrategia a 3 paradas con Vettel, no le ven el pelo nadie, pero se equivocaron. Red bull sigue hoy por hoy a 4 5 décimas de Mac Laren y a 8-10 (1 seg) de Ferrari-Mercedes-Renault.
Si Vettel gana turquia y Barcelona, el mundial estará ya practicamente finalizado.
Lo de los renault, mejor dicho, lo de petrov y heidfield (o como se diga), en carrera, de pena.