viernes, julio 29, 2011

La Espada Leal

Más de 3 años después, me he hecho con la segunda parte de "El Caballero Errante" (podéis leer lo que dije en 2008 de ella aquí), el cómic "La Espada Leal". Ha sido un placer leerlo, aunque ha sido corto, ya que me lo he ventilado en unas 2 horas, casi del tirón....

El argumento sería: "Después de los fabulosos sucesos del torneo de Ashford contado en el cómic anterior, Dunk y su escudero Egg deambulan por ahí. La extraña pareja llega a Tiesa y se ponen al servicio de Ser Eustace. Las cosas no van bien, tras un tiempo a su servicio, ya que hay una grave sequía y la región está al borde del colapso, empobrecida, seca y violenta por la grave sequía. Además, hay una disputa violenta y dura entre Ser Eustace y Lady Rohanne, a quien se la conoce, entre susurros, como la Viuda Roja. Dunk y Egg, que deben lealtad a Ser Eustace, se enfrentarán a un drama repleto de humanidad, a un retablo de personajes y situaciones muy terrenales pero a los que George R.R. Martin da su toque maestro de esplendor fantástico y medieval"

La verdad es que es una delicia ver plasmado el universo de Martin en imágenes. Si ya hemos disfrutado como perros con la serie de la HBO, el cómic añade un colorido especial. Las capacidades de Ben Avery y Mike S. Miller son muchas y buenas, y dotan a las palabras de Martin de vida propia. 

Además, el hecho de que sea en formato de cómic, añade una sensación de narración y velocidad propia del género. Me gustan mucho las escenas de lucha, tanto a caballo como a pie. Si bien es cierto que eran más grandes en el anterior, y en este son menos, las escenas son muy buenas. 

La historia es corta pero muy buena. Con los habituales giros de trama de Martin y sobre todo con personajes secundarios que para nada lo son. Dunk y Egg son los protagonistas, pero Ser Bennis, Ser Eustace y la Viuda Roja son grandes personajes. Como digo, Martin es un talento narrando historias y dando un carácter especial a sus personajes. Como decía, Ser Eustace, pese a ser secundario, está perfectamente definido, como un viejo caballero empobrecido y al borde de la locura, que narra de manera increíble la batalla, la GRAN BATALLA que dirimió la suerte del reino (con dos príncipes dragón luchando por ser reyes) y por la que el viejo caballero tomó partido. Además, los diálogos son muy finos, afilados y duros, especialmente los del falso, pendenciero, arrogante Ser Bennis. 

En fin, una delicia de cómic y de historia.

miércoles, julio 27, 2011

Sin identidad

Una de las películas del fin de semana fue "Sin Identidad" ("Unknown"), que la hemos visto gracias al trailer y a que la protagoniza Liam Neeson, actor que nos gusta mucho en casa. El trailer prometía una cinta de acción con alguna trama oscura y misteriosa (eso de un tipo que no sabe quién es y nadie le cree), y el actor siempre suele facturar buenas interpretaciones. Pues una pena, porque ni lo uno ni lo otro.

El argumento sería: "El Dr. Martin Harris (Neeson) se despierta tras haber sufrido un accidente de coche brutal y extraño en Berlín. Pronto descubrirá que nadie a preguntado por él en 4 días, y que su esposa (January Jones) no lo reconoce y que otro hombre extraño ha tomado su identidad como experto biólogo. Ignorado por las autoridades (no tiene papeles ni nada que acredite su historia) y perseguido por misteriosas personas, se encuentra solo, cansado y aterrado. Ayudado por una aliada poco típica (Diane Kruger), se sumerge precipitadamente en un misterio, que lo forzará a preguntarse por su vida, su identidad y por todo lo que creía verdad."

Pues eso es todo. Obviamente hay cientos de giros en la trama, las cosas no son lo que parecen y la atmósfera de misterio hace que en cada fotograma te preguntes que narices está realmente pasando...pero todo es un macguffo de proporciones considerables. Al de 10 minutos de verse el bueno de Neeson en el desconcierto total, el espectador, sin apenas despeinarse, va adivinando todo lo que ocurrirá, con una facilidad pasmosa. Todo es tan previsible, que llega un momento que sólo falta adivinar los diálogos..y de hecho, así es.

En cuanto a la labor de los actores, todos, pero de verdad, todos, llevan el piloto automático. Son actuaciones correctas, formales, pero sin sustancia. Lo de Nesson es de traca. No lo hace mal, nada mal, pero es que no aporta nada más allá de lo que dicen las líneas del guión. La Kruger, que creo es mejor actriz de lo que parece (merece mejores papeles de los que recibe), lo hace normal, correcta. Le da la poca réplica que el guión le permite al protagonista. Y luego están dos grandes actores muy desperdiciados, cuyos papeles darían para mucho más, y de hecho, son lo mejor en cuanto a actores de la cinta. Son Frank Langella y Bruno Ganz. Este último hace que su pequeño (en papel) Jürgen (un ex
Stasi) sea una preciosidad, en la pequeña inmensidad de toda la película.

Las virtudes, pocas pero las tiene de la cinta, es que el ritmo de la misma es muy bueno. Hay que decir, que pese a saber lo que pasa, se asiste a las escenas de acción con muchas ganas. Están bien rodadas y muy bien hilvanadas, y al menos, se consigue que por momentos, compartamos la angustia del protagonista. Además, el acierto de situar la acción en Berlín es bueno, ya que era necesario sumergirse en otra ciudad.

Otra de las virtudes es que la resolución de la película, pese a predecible, está bien llevada y para nada parece algo salido de tono o que no encaje con la cinta. No hay estridencias ni locuras. Y finalmente, las escenas de persecuciones en coche, que hay varias, son de lo mejorcito. Nada estrambóticas ni locuras con muchos efectos especiales. Todo lo contrario, parecen muy muy reales.

En fin, una cinta agradable, sin ser una maravilla. Yo no correría a verla, pero si tienes ocasión, no es un tiempo desperdiciado.

martes, julio 26, 2011

Una Campaña Civil

El número décimo tercero de la saga lo terminé el pasado viernes. Qué gustazo de lectura, una vez más. Y esta es, de nuevo como ocurriera con "Recuerdos", una novela que rompe un poco con el lev motiv de toda la saga. Se trata de un capítulo en el que abandonamos las aventuras "space opera" para regalarnos una novela mucho más cómica, dulce, incluso romántica, siempre en clave de comedia. Además, Bujold se permite el lujo de narrar muchos aspectos desde el punto de vista de otros personajes, relegando a Miles Vorkosigan, no a un segundo plano, sino a un espectador de lo que le ocurre a si mismo.

Empezaré por el argumento (puede ser Spoiler, sino has leído las otras doce novelas), y más tarde hablaré de los grandes momentos de la novela: "Miles vuelve a Barrayar tras su última aventura como Auditor Imperal en Komarr (ver "Komarr"). Miles está profundamente enamorado de Ekaterin Vorsoisson, y enfoca su cortejo erróneamente, como si de una de sus misiones del Almirante Naismith se tratasé, lo que convierte la empresa en algo muy difícil. Además, está próxima la boda del Emperador Gregor, y le toca prepararla como al resto de los Vores. y por si fuera poco, su hermano Mark, la lía con una nueva iniciativa para ganar dinero

El primer gran acierto de la novela es que esta vez Miles, aunque sigue siendo el centro de atención, no es el único que narra la historia. Hasta cinco puntos de vista tenemos en "Una Campaña Civil". Miles, la propia enamorada de Miles, Ekaterin; El hermano clon de Miles, Mark; Kareen Kouldeka, que está con muchas tribulaciones a su vuelta de Colonia Beta y el primo Ivan. Bujold es una maestra a la hora de hacer confluir varias tramas, esas que cuenta cada uno, en nudos que se entrelazan. Asistimos a como cada personaje siente, duda, reflexiona, lucha e intenta conseguir lo que quiere, desea y en algunos casos puede.

En mi caso concreto, la recuperación de Ivan como personaje muy principal es un gran acierto. Es una grandísimo personaje y Bujold lo exprime como nadie. Además, también se recuperan los personajes de Aral y Tante Cordelia, los padres de Miles. Cada uno de ellos tiene un capítulo soberbio con Miles. Es como si Bujold hubiera reunido a sus mejores personajes en esta novela, pero dejando espacio para todos.

Cómo decía al principio, la novela se aleja de la aventura y "space opera" habitual. Sin embargo, Barrayar es un mundo MÁGICO Y CARACTERÍSTICO en si mismo, y Bujold nos deja sus pinceladas de ese mundo de intrigas políticas y aristocracia. Barrayar es tan real a manos de Bujold, que sus historias son fascinantes. Esta vez hay líos con las herencias de los condados Vor, mezclado con biología, botánica, genética y traición, mucha traición al estilo de Barrayar. 

Pero el punto fuerte de la novela es el humor. El irónico, el negro, el directo y claro, todo. Hay cientos de miles de perlas, muchas más que en los libros anteriores, pero sin duda, EXISTE EL CAPÍTULO 9, LA CENA DE MILES. Este capítulo, por si sólo, hace merecer todo el libro, que digo, toda la saga. Llegar a leer esa cena, que empieza suave, pero que va en un incremento de humor, líos, enredo y caos, es ALUCINANTE, es soberbio. Toda va torciéndose, según todos los personajes que junta Bujold a la mesa...y tiene momentos HILARANTES. Hacía años que no tenía que dejar de leer para enjuagarme las lágrimas de lo que me estaba riendo. DE VERDAD, MAGISTRAL.

En fin, Una novela más que confirma a Buijold como la reina de la Space Opera, de la Ciencia Ficción en el espacio, del humor inteligente, y que está dotada sobre-humanamente para escribir esta saga. Sin duda alguna, lo mejor que se puede leer...

miércoles, julio 20, 2011

Sólo una noche

Reseña para la película que pudimos ver el fin de semana. "Sólo una noche" de Massy Tadjedin. La verdad es que se trata de un folletín de proporciones muy grandes, que la verdad no merece la pena, por lo mal llevado que está.

El argumento sería: "Durante una fiesta de trabajo, ella (Keira Knightley) se da cuenta que su marido coquetea con una nueva compañera de trabajo. A la llegada al hogar conyugal, ambos discuten acerca de la atracción que siente él (Sam Worthington) por su nueva colega (Eva Mendes). Después de hacer las paces, el esposo emprende el viaje de trabajo junto a la atractiva señorita, mientras que su mujer permanece en la ciudad. Durante una sola noche, él tendrá un affair con su colega y su esposa se reencontrará con un antiguo amor que conoció durante su estancia en París (Guillaume Canet)."

La película es un "quiero y no puedo" continuo. No sabemos que es lo que se pretende contar, porque no se cuenta nada. No sabemos que es lo que realmente mueve, afectivamente hablando, a los dos protagonistas. Los dos personajes secundarios (Mendes y Canet) están tan mal perfilados en el guión, tan sósamente rodados, y tan mal interpretados, que no sirven para nada.

Pero es que además, la química de la pantalla para con Keira es nula. Esta chica lo intenta. De verdad, lo creo, pero sus personajes son tan planos una vez realiza las interpretaciones, que no hay por dónde cogerlo. Y digo plano en la interpretación, porque para la directora, sólo existe el personaje de Keira y la actriz. Se la come, literalmente en todos los planos en los que sale. Pero aún así, la chica poco puede hacer.

Realmente, el único que actúa y que hace algo por levantar la calidad de la cinta es Sam. Pero su personaje navega sin rumbo por el guión. No sabemos que hace, porqué lo hace, y encima, el desenlace con la Mendes está mal rodado, montado e ideado. El pobre Worthington intenta darle sentimiento en todo momento, pero de verdad, que es de locos lo mal pensado que está su parte.

En fin. Una cinta sin nada. Sólo para incondicionales de la Keira y/o el cine de líos amorosos sin ton ni son.

lunes, julio 18, 2011

Komarr

Cayó el duodécimo libro de la serie de Miles Vorkosigan. Libro leído en una semana (y van tres seguidos, ya era hora de recuperar ritmo). La verdad, es que había dejado pasar tiempo después del último, pero ES TAN GRANDE Y GENIAL esta saga, este personaje y Lois McMaster Bujold, que es como si hubiera leído los 12 libros seguidos.

Antes de nada, voy a hacer una recapitulación de todos, para que mis queridos lectores no se pierdan, tengan a mano todas mis críticas, y además, porque me da la gana:

Serie de Miles Vorkosigan: El orden cronológico (y lógico) de lectura sería el siguiente. 
  1. En caída libre
  2. Fragmentos de honor
  3. Barrayar
  4. El aprendiz de guerrero
  5. El juego de los Vor
  6. Cetaganda
  7. Ethan de Athos
  8. Hermanos de armas
  9. Fronteras del infinito, que incluye los relatos: "Las Montañas de la Aflicción": A los 20 años, Miles es enviado por su padre a juzgar una acusación de asesinato en una pequeña población en las montañas del Condado Vorkosigan. "Laberinto": A los 23 años, Miles y los mercenarios Dendarii reciben el encargo de rescatar a un científico de un laboratorio de Jackson's Whole. "Las Fronteras del Infinito": Con 24 años, Miles recibe otra misión de rescate, esta vez al coronel Tremont, del campo de prisioneros cetagandés Dagoola IV.
  10. Danza de espejos
  11. Recuerdos
Pues bien, "Komarr" es una nueva entrega de las aventuras de ya no tan joven Miles. Después del giro de 180º que se dió a su carrera militar en "Recuerdos", aquí Miles viaja a Komarr a investigar un accidente. Como siempre, las cosas no son lo que parecen, y tras el accidente, habrá mucho más de lo que parece. Además, el planeta Komarr no es precísamente territorio grato a los Vorkosigan. El padre de Miles, Aral, es conocido como "El Carnicero de Komarr", así que, todo se volverá en contra del más pequeño de los Vorkosigan una vez ponga pie en el planeta.

Lo primero que me llamó la atención de esta nueva entrega, es que el personaje principal ha evolucionado. Miles ha seguido la senda lógica empezada por "Recuerdos", y para un personaje tan trascendental y tan bien construido, esto podía haber sido muy difícil. Pero en manos de la narrativa excelente de Bujold, nada de eso.

Lo siguiente es la marca de la casa de Bujold. La capacidad para crear una novela de acción, en la "space opera", que siga siendo fresca después de 11 títulos anteriores, que siga creando la complicidad del lector con el personaje principal, que siga fascinando desde el primer capítulo, es ALUCINANTE. El nivel de "enganche" con estas novelas es aterrador, y desde que la empiezas, no puedes dejar de leer. 

Y no es que haya "cliffhangers" en cada capítulo, no. Es que TODA la novela es apasionante. Además, la ironía necesaria que destila el personaje de Miles, necesaria para que no lo odies a muerte muchas veces, se ha vuelto más sutil. No sólo por los acontecimientos acaecidos en "Recuerdos", sino porque el personaje ya ve las cosas de otras forma, no como cuando tenía 21 años. Y eso, es notable.

Además, Bujold sabe que debe seguir aportando cosas a Miles, igual que Miles las aporta en cada novela. Por eso, en esta, aparece un personaje que intuyo será fundamental más adelante. Ekaterin Vorsoisson, también con una trágica historia que contar. Y no puedo decir más, sin caer en un spoiler.

He de añadir que me he dado cuenta que en las últimas dos novelas, Bujold está mezclando, de una manera INCREÍBLE, dos géneros. O mejor dicho, insertando uno sobre otro. Es decir, las dos últimas novelas muestran a las claras lo iniciado en las demás. Se trata de historias del género policíaco dentro de la space opera. Miles se encarga de conducir los elementos típicos del género policíaco (e incluso de novela negra): misterio a desentrañar, enfrentamiento de mentes antagónicas, persecución, progreso y resolución a contrarreloj, etc. Las fructíferas tramas en las que Miles se desenvuelve se desarrollan también con la precisión característica del género, pero sin desatender en ningún momento la vida interior de los personajes y desgranando a lo largo de ellas constantes perlas de sarcasmo y coletillas de 'sabiduría' en cuanto a las cosas de la vida. Y todo esto constituyen unas novelas con humanismo, agudeza, sentido del humor y equilibrio narrativo.

En fin, una novela más genial de la saga. Van 12, pero ya tengo preparada la número trece (Una Campaña Civil) para empezarla el próximo fin de semana....y espero devorarla en días...

viernes, julio 08, 2011

Planet 51

Planet 51Image via Wikipedia
Otro de los temas recurrentes en este mi blog es la animación. No podía faltar una cinta de animación en el fin de semana largo en casa. La que hemos elegido esta vez es "Planet 51" que llevaba mucho tiempo en la "estantería" y no la habíamos metido mano. La verdad es que está bien, sin más. La animación muy bien, casi a la altura de los grandes estudios (Pixar, Dreamworks), y quizá el punto más flojo es la historia. Muy naif, sencilla e infantil, sin mucha chicha. 

Planet 51 tiene el siguiente argumento (adaptado de la Wikipedia): "En el Planeta 51 viven unos seres verdes con antenas, pelo extraño y orejas puntiagudas. Tienen un mundo muy de los años 50, muy redondo, simpático y con extraños parecidos a la tierra. En la ciudad de Glipforg, Lem (Justin Long) es un adolescente con un nuevo trabajo como empleado del planetario. En una barbacoa de la familia de Lem aterrizará una nave misteriosa del espacio, y el astronauta de la NASA Charles "Chuck" Baker (Dwayne Johnson) emerge de ella. Mientras Chuck planta la bandera de EE.UU. en el suelo del planeta, pisa un "patito de goma" que alguien dejó en el suelo. Todo el mundo mira, y Chuck intenta volver a su módulo, pero no podrá. Conmocionado cuando se da cuenta de que está en un planeta habitado, Chuck corre alrededor salvajemente y se esconde en el planetario mientras que el Ejército llega a la escena."

Cómo decía, el argumento promete mucho más de lo que hay. En el fondo, la historia es la de siempre, exaltación de la amistad, de los valores de ayudar al prójimo, de magnificar lo bueno y bonito que es ser diferentes pero iguales y chico quiere a chica. No digo que estos valores estén mal, por favor, no es eso, digo que es tan evidente, y que no hay mucho más, que el argumento pierde carisma. 

Si que la animación es buena, muy buena. Y tiene momentos muy merecidos, como la presentación del pueblo (esos años 50 alienígenas), la llegada del marciano/astronauta, y demás. Así como cientos de guiños y homenajes a otras tantas películas del género: Aliens, Planeta de los Simios, ET, y un largo etcétera. 

Además, hay unos cuantos gags que son buenos, que te arrancan una sonrisa. Casi todos protagonizados por pequeños personajes (tanto en tamaño como en guión). Tales como los protagonizados por el Rover, o por el perro "alien", el cartero, etc. 

En fin, una cinta de animación buena, además hecha por españoles (cosa que no abunda), cuya historia no está tan pulida como la técnica, pero que rellena sin problemas una tarde de fin de semana.

Enhanced by Zemanta

miércoles, julio 06, 2011

Portal 2

Qué grande. Qué buena es esta "franquicia", y que grandes guionistas tiene Valve, la productora del juego. En 2008 me acabé la primera entrega de este juego, siempre por recomendación de PSB, y en cuanto salió la segunda parte tenía unas ganas locas de darle fuerte. Y en cuanto he tenido oportunidad (y tiempo para jugar, con el viaje a Tallín), me he hecho con este gran juego. 

Ahora mismo estoy en el capítulo 7, aún no lo he acabado, pero ya he recorrido suficiente como para decir que merece la pena hasta el último céntimo de euro, es más, vale su peso en oro.

Portal 2 NO ES MÁS DE LO MISMO. Es lo primero que quiero dejar claro. Por dos razones muy claras: Se ha mejorado, y mucho, los escenarios, los retos. Todo ello, introduciendo nuevos elementos, como son las rampas de luz, los geles y nuevos cubos, así como nuevas pruebas "plataformeras". Pero la siguiente razón aún más clara, es que se ha continuado con un GUIÓN MAGNÍFICO, digno de las mejores películas de SF, y como no, marca de la casa (por algo son los creadores de la saga de Half Live), con una atmósfera trepidante, opresora y de gran calidad.

Sobre lo primero, poco puedo decir. Las mejoras son buenas. Pero sobre lo segundo, de verdad, es que llega un momento en que te olvidas de que estás jugando a un juego de plataformas, ya que estás tan metido en la historia que avanzas por el mero hecho de seguir el curso de los acontecimientos. Los chicos de Valve han sido capaces de, siendo una continuación, unos 50 años más adelante de los acontecimientos del primer "Portal", conseguir que sepamos cosas del pasado (la génesis de Aperture Science), a la vez que jugamos en el futuro. 

En el comienzo, somos testigos de como "dejamos" las cosas en el primer Portal. Recorrer las mismas estancias que en el primer juego, pero ahora estropeadas por el paso del tiempo, es un detalle sobrecogedor. Pero la historia nos tiene preparados giros y cambios, casi a cada segundo. Cuando creemos que algo ha terminado, que ya ha pasado, ¡¡ZAS!! la historia da un nuevo giro y nos mete MÁS DE LLENO en más Ciencia Ficción, en más entramado que debemos solventar. Sin necesidad de viajes en el tiempo, somos capaces de volver a los años 50, enredando más la historia. De verdad, que sin decir más (ya que caería en más spoilers si es que he soltado alguno), es ALUCINANTE

En fin, sin aún haberlo terminado, estamos ante un grandísimo título, que de verdad, merece la pena tener en nuestras estanterías. Tener que comprar los juegos, y encima tener TAN POCO TIEMPO para jugarlos, hace que haya que elegir muy bien....y este es una elección PERFECTA.

martes, julio 05, 2011

LA GUERRA DE DOS MUNDOS

Para un apasionado de la Ciencia Ficción (SF) y del Cine, no podía dejar de hacer una reseña de un libro que merece estar en la estantería de cualquier cinéfilo y amante de la SF, siempre y cuando, además, sea un amante de la Física (si con mayúsculas). Este libro lo acabé la semana pasada, aprovechando, de nuevo, el viaje de regreso de Tallín. Se lee casi sin querer...

Copiando de la misma contra-cubierta del libro, saco su pequeña (y quizá injusta) sinopsis: "En este libro, el profesor universitario Sergio L. Palacios recorre los intrincados recovecos de la Física de una manera amena, divertida, diferente y, sobre todo, original. Sin hacer uso en absoluto de las siempre temidas ecuaciones (solamente aparece, y en una única ocasión, la célebre E=mc2 en todo el texto) y mediante el empleo de un lenguaje moderno, claro y sencillo en el que abundan los dobles sentidos y el humor, el autor aborda y analiza con la ayuda de películas de ciencia ficción todo tipo de temas científicos, muchos de ellos de gran actualidad, como pueden ser el teletransporte, la invisibilidad, la antimateria, los impactos de asteroides contra la Tierra, el cambio climático y muchos más."

En realidad, el libro es un compendio de 34 artículos cortos (la media serán 4/5 páginas por cada uno) donde se destripa alguna película o cómic, o mejor dicho, alguna escena de alguna película o cómic de SF en la cual, los guionistas, directores, el autor o escritor, y demás, han pasado por alto la Física. Y por tanto, han plasmado algo que dista mucho de ser posible, cierto, o tan siquiera acercarse a la realidad.

Lo bueno, es que está hecho, por un lado, desde el cariño a la propia SF, y por otro, con el ánimo de aprender de ello, de enseñar como son en realidad las cosas, bajo el prisma, inapelable, de la Física y sus leyes. Además, todo explicado con un lenguaje sencillo, con ejemplos cotidianos, sin el menor atisbo de superioridad, y para hacerlo fácil y alcanzable por cualquiera.

De hecho, una de las cosas que más me ha encantado, es que como conocer de bastante física, como ingeniero, como hijo de ingeniero, y como amante de la física, química y otras ciencias, y pese a conocer todas las explicaciones, entenderla y verlas claramente, ME HA SORPRENDIDO sobremanera que NO ME HUBIERA DADO CUENTA DE LOS FALLOS cuando en su día vi esas escenas o leía el cómic en cuestión (bueno, de alguno si...). ¡¡Es increíble como nos sugestionamos (suspensión de credulidad)!!!.

A lo largo de los 34 capítulos hay detalles muy buenos. Se habla de Superman, de Spiderman, del Hombre Arena, de la película "El Núcleo" (yo coincido con el autor que es una de las peores películas de la  historia) y de cientos de cosas más. Además, Sergio L. Palacios, el autor, pone de vez en cuando ejemplos muy gráficos para explicar las cosas, incluso siendo capaz de demostrar, que su hija pequeña, sería capaz de vencer a Superman en una lucha de fuerza tirando de una cuerda...o como moverte por el hielo a base de "meadas" jejeje.

Además cuenta con un buen anexo donde se detallan las películas "destripadas" en el libro.

Por contra, lo único malo que destaco es lo corto que se me ha hecho. Me esperaba más cantidad de artículos/capítulos. Además, mejoraría la calidad de las imágenes que ilustran el libro.

Cómo digo, si por ejemplo no sabes que en un vaso de agua lleno hasta el borde, con varios cubitos de hielo, cuando estos se derritan, el agua NO SE DESBORDARÁ, este es tu libro de ciencia. O si no sabes que Superman no podría avanzar a zancadas cuando le disparan con una ametralladora, por mucho que sea el hombre de acero, este es tu libro de ciencia.