viernes, julio 29, 2011

La Espada Leal

Más de 3 años después, me he hecho con la segunda parte de "El Caballero Errante" (podéis leer lo que dije en 2008 de ella aquí), el cómic "La Espada Leal". Ha sido un placer leerlo, aunque ha sido corto, ya que me lo he ventilado en unas 2 horas, casi del tirón....

El argumento sería: "Después de los fabulosos sucesos del torneo de Ashford contado en el cómic anterior, Dunk y su escudero Egg deambulan por ahí. La extraña pareja llega a Tiesa y se ponen al servicio de Ser Eustace. Las cosas no van bien, tras un tiempo a su servicio, ya que hay una grave sequía y la región está al borde del colapso, empobrecida, seca y violenta por la grave sequía. Además, hay una disputa violenta y dura entre Ser Eustace y Lady Rohanne, a quien se la conoce, entre susurros, como la Viuda Roja. Dunk y Egg, que deben lealtad a Ser Eustace, se enfrentarán a un drama repleto de humanidad, a un retablo de personajes y situaciones muy terrenales pero a los que George R.R. Martin da su toque maestro de esplendor fantástico y medieval"

La verdad es que es una delicia ver plasmado el universo de Martin en imágenes. Si ya hemos disfrutado como perros con la serie de la HBO, el cómic añade un colorido especial. Las capacidades de Ben Avery y Mike S. Miller son muchas y buenas, y dotan a las palabras de Martin de vida propia. 

Además, el hecho de que sea en formato de cómic, añade una sensación de narración y velocidad propia del género. Me gustan mucho las escenas de lucha, tanto a caballo como a pie. Si bien es cierto que eran más grandes en el anterior, y en este son menos, las escenas son muy buenas. 

La historia es corta pero muy buena. Con los habituales giros de trama de Martin y sobre todo con personajes secundarios que para nada lo son. Dunk y Egg son los protagonistas, pero Ser Bennis, Ser Eustace y la Viuda Roja son grandes personajes. Como digo, Martin es un talento narrando historias y dando un carácter especial a sus personajes. Como decía, Ser Eustace, pese a ser secundario, está perfectamente definido, como un viejo caballero empobrecido y al borde de la locura, que narra de manera increíble la batalla, la GRAN BATALLA que dirimió la suerte del reino (con dos príncipes dragón luchando por ser reyes) y por la que el viejo caballero tomó partido. Además, los diálogos son muy finos, afilados y duros, especialmente los del falso, pendenciero, arrogante Ser Bennis. 

En fin, una delicia de cómic y de historia.

No hay comentarios: