miércoles, octubre 26, 2011

Crimen en directo

Acabé el cuarto libro de Camilla Läckberg. Después de "La Princesa de Hielo", "Los Gritos del Pasado" y "Las Hijas del Frío", he terminado este "Crimen en Directo". Sin duda, el más soporífero de los cuatro títulos hasta ahora. He de reconocer que ha sido el orgullo de leer los libros que tenía comprados...y la fiebre.

En este cuarto título, el argumento oficial de contra-portada sería: "Patrik y Erica siguen disfrutando de su idilio en el pueblo de Fjällbacka, ahora acompañados por su bebé, la pequeña Maja, que ya tiene ocho meses. Mientras la joven pareja está plenamente volcada en los preparativos de su próxima boda, los asuntos en la comisaría, donde Patrik trabaja, siguen su curso rutinario. Pero el alcalde reúne al pleno del Ayuntamiento para anunciar la llegada a Tanum de un equipo de televisión para filmar un reality-show bastante escandaloso llamado «Fucking Tanum» que, supuestamente, debería reportar unos jugosos beneficios a la población y que va a suponer en realidad una auténtica pesadilla. Poco después, Patrik debe investigar la muerte de una mujer, víctima de un accidente de tráfico. Aparentemente la mujer bebió más de la cuenta, pero a Patrik le llaman la atención unas extrañas marcas en el cuello de la víctima y descubre muy pronto que existe una misteriosa relación entre ese crimen y otros asesinatos que tuvieron lugar en el pasado en distintos lugares de Suecia. Al lado de todos los cuerpos había una página del cuento infantil Hansel y Gretel. Mientras tanto, el productor del programa, consciente de que a mayor escándalo, mayor índice de audiencia, alimenta los conflictos entre el grupo de participantes".

Sin embargo mi argumento sería: "300 páginas de pajas mentales sobre los asesinatos, para resolverlo en las últimas 15.". Este es el peor libro construido de los cuatro que le he leído en la parte policíaca. No tiene interés ninguno. De nuevo, como en los anteriores, la mezcla de lo pasado y lo presente es constante, pero es que no hay por dónde cogerlo. Además, que se adivina todo desde la primera página. Yo sabía quién había asesinado a "barbie" desde el principio, lo que ocultan Lars y Hanna y así sucesivamente.

Pero es que, aún peor que las entregas anteriores está el tema de Erika y la vida personal de los protagonistas. Erika era la protagonista de la primera novela, y ha ido cediendo protagonismo a su marido paulatínamente, de tal manera, que Erika podría desaparecer de la novela, quitar todos los párrafos dónde aparece, y el libro sería igual de malo, o incluso, algo mejor.

Además, este libro está lleno de cosas, pero ninguna tiene sentido. Hay demasiados elementos, la autora ha abierto demasiados frentes, mezclando cosas sin sentido, como "el cuento", el timo de Mellberg, Dan y Anna, la Boda, y sobre todo el reality-show. Este ocupa mucha parte de la trama, pero no le saca partido alguno, siendo muy soporífero tener que leer sobre 5 jóvenes, para que luego, poco de eso sirva de nada. Te familiarizas con los personajes, con sus historias (una joven que se corta, el chulo de barrio, la cantante, el gay, etc.) y de repente ya no se sabe nada más de ellos. Un "batiburrillo" de escándalo.

Y para cerrar el cúmulo de despropósitos, los últimas páginas dónde la autora se inventa el pasado de la madre de Erika, para poder seguir vendiendo libros.... Ya veremos si leo el quinto, sólo si Iñaki me lo recomienda :)

No hay comentarios: