lunes, octubre 31, 2011

El Amor y Otras cosas Imposibles

Película dramática del fin de semana. Es una película no apta para padres primerizos o padres con bebes. Una de esas cintas dramáticas de lágrima fácil, para ver en compañía debajo de unas cuantas mantas...por qué lo que es en el Cine, no me atrevería a pensar lo que puede ser haber pagado una entrada por ver semejante bodrio. 

La cinta tendría el siguiente argumento: "Emilia (Natalie Portman) es una joven madre que acaba de perder a su bebé recién nacido. Obviamente todo es un drama, el mundo es una mierda y ella es lo peor del mundo. Y encima, se dedica a hacer la vida imposible a cualquiera que esté a su lado, incluyendo a los que más la quieren, como su marido (Scott Cohen), su hijastro, sus padres y demás amigos. Además está la ex-mujer de su marido (Lisa Kudrow) para ayudar al drama."

La cinta se centra en este argumento y se pasa. Igual que ocurre en la realidad, no puedes centrar todo tu mundo en la ira y en la pena, ni puedes estar así eternamente. El problema es que la cinta está así 120 minutos y no avanza. El argumento, la pena, el drama, es válido para los primeros momentos, algunas buenas escenas (como todos los flashbacks por ejemplo) y el final. Pero le sobran unos 90 minutos de machaque y repetición continua.

Y lo mismo es aplicable a la protagonista. Natalie protagoniza el 100% de las escenas del filme, e igual que el argumento ella sola no puede aguantar. No es que lo haga mal, todo lo contrario, lo hace fantástico y da el papel, pero le sobran 90 minutos de actuación a su papel. Y eso que está bien secundada. Todos los secundarios lo hacen bien, incluida la Kudrow, que cuando le dan un papel "normal", serio y pequeño, lo hace bien. Es una pena que un buen reparto, con ganas, haciendo buenos papeles dramáticos, esté lastrado por un guión tan repetitivo y nefasto en este aspecto.

En fin, como decía, una cinta para ver en casa, una tarde de festivo, sin más pretensiones que ver problemas muy gordos ajenos y desear que nunca e toque.

No hay comentarios: