lunes, noviembre 21, 2011

Capitán América

Sorpresa cinematográfica del fin de semana. Tenía ganas de ver esta cinta (por aquello de que a un servidor le gustan los cómics) aunque no esperaba mucho de ella. Eso, y que no sabía mucho de la cinta, o mejor dicho, no había leído nada al respecto, han hecho que el resultado sea muy por encima de mis expectativas, y pueda decir, sin ruborizarme, que "Capitán América" es una buena cinta de acción basada en un cómic.

Esta cinta tiene varias cosas buenas, empezando por la historia. Pese a que comenzamos y terminamos en la actualidad (por aquello de que sale para Samuel L. Jackson enlazar con "Los Vengadores"), y que todo es un gigantesco flashback, el acierto es situar a la acción en la Segunda Guerra Mundial, con el origen del Capitán América. 

Me ha encantado TODA la génesis del Capitán. Desde ese muchacho enclenque, delgadurrio, pero con unas ansias por demostrar que puede sacrificarse por los demás, hasta la primera misión "de verdad" del Capitán. Muy poco a poco se van desgranando las piezas del cómic y de los personajes. En parte, gracias al gran trabajo del actor principal y alma del Capitán Chris Evans, que parece especializado en superhéroes, y que le viene como un guante este personaje. 

La escena cumbre de este principio es la primera aparición del Capitán, no vestido con los colores de su bandera, sino en la primera persecución que realiza para capturar a su primera víctima. Escena trepidante, dónde asistimos a los nuevos "poderes" de Evans, que está realizada con buen tino, cariño y la acción justa.

En esta primera parte, destaca el villano Johann Schmidt/Cráneo Rojo, líder de HYDRA, una misteriosa organización que nace del seno del partido nazi, independizándose y convirtiéndose en la mayor amenaza para el mundo. Cómo digo, esta presentación es muy pero que muy interesante, destacando lo duro y contundente que resulta, siniestro, peligroso, temible y muy poderoso con lo que consigue. Quizá luego se pierde un poco, como en general toda la cinta, pero la primera parte de su presentación es francamente buena.

En la primera mitad, además, destaca una historia llena de humor y pequeños detalles buenos. El tema de la propaganda (esa idea de reciclar al héroe patrio), la aparición del cómic, o los chistes de algunos personajes. El humor está bien insertado en toda la cinta, y es de agradecer.

Más virtudes de la cinta son el impecable y trabajadísimo diseño de producción. Cómo decía, siendo un acierto la puesta en escena en plena Guerra Mundial, era difícil conseguir ese ambiente, pero lo han logrado. Además de la mezcla de tecnología en un pasado reciente, unos muy buenos efectos visuales, y como no, el maquillaje, sobre todo de Cráneo Rojo. 

Otro aspecto a destacar es la buena banda sonora del maestro Alan Silvestri. Sin ser grandilocuente, tiene momentos muy buenos, sobre todo en lo que rodea al enclenque personaje del principio.

La parte negativa de la cinta, es que la última parte es bastante previsible, el guión flojea (hay que acabar esta historia) y las virtudes de la cinta se desdibujan. El malo se convierte en un malo simplón y de manual, el bueno está más sólo que la una. Las escenas de acción son peores, con más cámara lenta, revoltijos y sin sentido. Una pena, porque los mimbres para una cinta excelente estaban ahí.

En fin, como digo una buena cinta de superhéroe de cómic, bien hecha en su primera mitad, con grandes momentos, pero que flojea en el conjunto, y sobre todo en su clímax final.

No hay comentarios: