lunes, noviembre 14, 2011

Las aventuras de Tintín: El secreto del unicornio

Hacía mucho tiempo que no iba al Cine. De hecho, con lo poco que voy, he de elegir muy bien, ya que como no disfrute del momento, será un tiempo muy valioso perdido. Elegir "Las aventuras de Tintín: El secreto del unicornio" en 3D podía parecer fácil, pero podía haber salido mal. Pero no, sencillamente esta cinta es una maravilla. Técnicamente está rozando lo mejor en animación hasta la fecha. Pero lo mejor está en la dirección, en la manera de contar una aventura. Y ahí, Steven Spielberg es un maestro. Quizá EL MAESTRO. Tiene un don para crear aventuras, para meter al espectador en medio de maravillosas aventuras, y para contar historias con una mano mágica.

Desde el comienzo, con unos títulos de crédito maravillosos, dónde se presenta la aventura que viviremos de manera esquemática. Con una SOBERBIA banda sonora del gran John Williams, que una vez más, lo borda. No sólo en los títulos de crédito, sino en toda la película. Recordando por momentos a "Catch Me If You Can", la banda sonora es un ingrediente necesario, que le da a toda la cinta el empujón definitivo, redondeando en cada escena la acción.

La presentación de los personajes es magnífica. Los primeros minutos deberían ponerse en todas las escuelas de Cine, de como presentar el carácter de cada uno. Tintín, Hernandes y Fernandez, Sakharine, Milú, y demás. Y el momento cumbre de esta presentación es el Capitán Haddock. Personaje curioso y difícil que entre la mano de Spielberg, el guión y la actuación de Serkis, hacen que sea el personaje de la película, en todas las demás escenas.

La animación, junto con el 3D (que he de reconocer que cada vez me gusta más y me molesta menos) raya a una altura muy muy alta. Hay momentos en que desconectas y ya no estás viendo animación, se sobrepasa la línea de la suspensión de credulidad y pasas a asistir como un miembro más de la aventura a lo que Spielberg nos cuenta y como nos lo cuenta. Momentos deliciosos en la animación, como esa entrada en la casa familiar, con una iluminación magnífica dónde se ve hasta el polvo en suspensión, la escapada del barco, o sobre todo, la mezcla del pasado y el presente en unos "flashbacks" magníficos, perfectamente integrados y necesarios.

La escena central de acción, con la lucha por los pergaminos, con tanques, motos, águilas, casas, presas y demás, es magnífica. Recuerda, como es obvio, a Indiana Jones, con persecución con sidecar, camiones y demás. Pero esta vez, la animación le permite a Spielberg ir más allá, creando momentos espectaculares, imposibles, pero perfectamente encajados en el mundo de Tintín. Es el héroe, y todo le sale bien, al final.

Sobre la adaptación del cómic, sin más, magnífica. Los personajes SON ASÍ. Así parecen y así eran en el cómic tal y como los recuerdo. Tintín luce increíble, con sus rasgos más reconocibles, Hernandez y Fernandez son esa caricatura de si mismos, y el Capitán Haddock es BRUTAL, como ya he ducho más arriba. Quizá lo único que chirría es "La Castafiore" pero sale tan poco que esperaremos a próximas películas para juzgarlo. Ahh, Milú también magnífico, a veces más listo que los humanos :)

Y si, es una cinta de Spielberg y todo le sale bien al protagonista. Los buenos son muy buenos, el malo muy malo y sale mal parado, y pasan cosas increíbles, mágicas y siempre bien. ¿Algún problema? Es una aventura maravillosa en un mundo irreal de fantasía, pero, es precioso, es una continua montaña rusa de acción, humor y aventura, y se agradece.

No hay comentarios: