lunes, diciembre 05, 2011

In Time

Película del fin de semana, que merece la pena ver. No es una cinta redonda, ni una gran película, pero el planteamiento de Andrew Niccol es muy bueno, y las cintas de SF que merecen la pena no abundan, y "In Time" lo merece.

"In Time" cuenta la siguiente historia: "En un futuro, y no parece muy lejano, nacemos y crecemos hasta los 25 años. Llegado ese día, PAM! de repente dejamos de envejecer. Nos quedamos como congelados, el cuerpo, y se inicia una cuenta atrás. Tenemos otros 25 años de vida. Dado que el tiempo es lo más importante, este se convierte en la moneda de cambio PARA TODO. Un café cuesta 4 minutos, un viaje en autobús 1 hora, y así hasta un coche, que cuesta 59 años. Por tanto, trabajando se gana tiempo, o bien se puede robar y matar por él."

Quizá mi resumen sea un poco , pues el planteamiento visual de Niccol es muy bueno. Los primeros 20 minutos de la cinta son excelentes, con una expresión del mundo de Ciencia Ficción creado radiante. Los relojes vitales de las muñecas, los mecanismos para donar (o robar) tiempo entre personas, y todo lo relacionado con la expresión de que el TIEMPO es lo que sirve para pagar y valorar todo, es como digo, admirable

Y es que Niccol es un experto en recrear situaciones y mundos de SF posibles, realistas y cercanos. Ya lo hizo en "Gattaca" y en "El show de Truman". Además de en mi admirada y muy querida cinta "Simone". De hecho, el punto álgido de sus relatos no sólo es esa recreación, sino la crítica social (y política) que envuelve a los mismos. En "In Time", lo más importante es las clases sociales que se han creado entorno a la posesión del tiempo. Hay hasta 12 zonas (clases en el fondo) en función de cuanto tiempo poseas y como vivas con él. Los parias, que viven al segundo (LITERAL) y los ricos, con hasta siglos en sus muñecas. Los pobres, corren a todas horas, se visten con cremalleras para no perder tiempo, y trafican con tiempo. Los ricos, van despacio, usan botones, y necesitan guardaespaldas. ¿Les suena?.

La cinta tiene momentos extraordinarios, como la carrera de la madre del protagonista, la partida de poker, el baño en la playa, todo lo que rodea al "hombre minuto" (imprescindible en VOSE para apreciar el acento mafioso) y otros cuantos. Y se nutre de personajes bien definidos e incluso bien interpretadosJustin Timberlake que nunca me ha parecido un gran actor, da el pego. Verle y oírle en versión original explica el porqué ha sido escogido para ese personaje. De verdad que esta cinta, machacada por el doblaje, perderá muchísimo de su encanto. La réplica de Amanda Seyfried, que pasa de ingenua a creyente, que se da cuenta de que viviendo como rica no vivía es excelente. De nuevo, la versión original aporta como habla en la sociedad rica, y como cambia en la sociedad paria. El otro personaje que me ha gustado mucho es el de Cillian Murphy, como "cronometrador", la policía del tiempo. Su personaje es el que trae cordura, aunque no lo parezca, y el que hace que nos demos cuenta del cambio necesario.

El problema, después de contar muchas de las bondades de la cinta, está en que esta, por momentos, resulta desconcertante. El montaje es algo atropellado, y saltamos, como los protagonistas, demasiado. El espectador pierde la noción del tiempo (nótese el juego de palabras) y se nos escapa, como a ellos, y no sabemos cuando les quedan 100 años, 10 días, 10 horas o 10 segundos. Es una pena, que en una cinta de SF dónde el tiempo juega ese papel, sea el mal manejo del tiempo cinematográfico el problema....

..y también el final me ha decepcionado. No porque quede mal en la historia, sino porque quizá nos merecíamos saber algo más de lo que ocurre con esa sociedad que tras la irrupción de los protagonistas está cambiando. Una pena.

En fin,  muy buena propuesta de SF. Buenas maneras y buenas intenciones. Una puesta en escena excelente con una gran historia detrás, pero pena de final, que empaña una cinta mucho mejor de lo esperado, que merece la pena, eso si, en versión original, claro.

2 comentarios:

CDi dijo...

No la tenia en mente, pero me has animado a verla. Ultimamente no veo mucho cine con lo que me gusta.
Has pensado si lo de la gestion del tiempo era premeditado?

Moisés Montero dijo...

No, no creo que lo fuese. El montaje es atropellado y por momentos desconcertante, con cortes que no vienen a cuento.

A puesto a que había mucho más metraje rodado, y que se ha quedado en la sala de montaje...

Saludos