lunes, enero 23, 2012

Criopolis

Alucinante. Anonadado. Impresionado. La decimoquinta novela de la Serie de Miles Vorkosigan me ha dejado roto. Roto, de nuevo, por lo magnífica que es, lo trepidante, lo bien hecha. Pero sobre todo, por ese FINAL. El final de "Criópolis" de Lois McMaster Bujold me ha dejado sin aliento. Magnífico y sin parangón

A estas alturas ya no se como describir la sorpresa. Los 14 libros precedentes, por orden cronológico de las aventuras, y orden recomendado para leer serían:
  1. En caída libre
  2. Fragmentos de honor
  3. Barrayar
  4. El aprendiz de guerrero
  5. El juego de los Vor
  6. Cetaganda
  7. Ethan de Athos
  8. Hermanos de armas
  9. Fronteras del infinitoque incluye los relatos: "Las Montañas de la Aflicción": A los 20 años, Miles es enviado por su padre a juzgar una acusación de asesinato en una pequeña población en las montañas del Condado Vorkosigan. "Laberinto": A los 23 años, Miles y los mercenarios Dendarii reciben el encargo de rescatar a un científico de un laboratorio de Jackson's Whole. "Las Fronteras del Infinito": Con 24 años, Miles recibe otra misión de rescate, esta vez al coronel Tremont, del campo de prisioneros cetagandés Dagoola IV.
  10. Danza de espejos
  11. Recuerdos
  12. Komarr
  13. Una Campaña Civil. A la que le sigue un corto relato "Regalos de Feria de Invierno"
  14. Inmunidad Diplomática
Esta "Criopolis" es el retorno, unos 6 años después de "Inmunidad Diplomática" de Miles. El Auditor Imperial es enviado a un planeta remoto, dónde reside el mayor negocio de criogénesis y crioresurrección del universo. Un planeta dónde se comercia con la muerte y la vida. Y Miles acaba en medio de una (nueva) conspiración para conquistar el universo. Pero hay más, mucho más.

De nuevo tenemos una fluidez narrativa que es una maravilla. En el libro, la acción y la historia se desata rápidamente pero transcurre fluida y sin parones. De nuevo tenemos personajes nuevos perfectamente dibujados, riquísimos psicológicamente y con muchísimos matices. Nada de dibujar someramente a nadie. Todos y cada uno son maravillosamente detallados. 

Y sin duda alguna, tenemos a Miles que sigue creciendo. Un Miles que ahora es padre, que siente añoranza de su casa, que tiene unas obligaciones que por momentos le sobrepasan. Que ordena y manda, pero hace que los demás no sólo le sigan y obedezcan, si no que sepan porqué las cosas deben ser así. Un Miles que vuelve a resolver los problemas, por mucho que él mismo los embrolle más. 

En el libro se hace una crítica increíble a las grandes corporaciones que trafican con contratos, con votos y con muertos a los que algún día tendrán que revivir en un mundo ¿mejor?. Pero también hay parias que sobreviven en la clandestinidad haciendo lo mismo que las corporaciones, sólo que nos parece mejor. Tenemos indignados, tan de moda ahora mismo, que protestan contra todo esto. Y en general tenemos una crítica social muy dura a una sociedad que se preocupa más por los muertos que por los vivos. Una sociedad que se preocupa más por la muerte que por la vida. Y Miles es el mejor ejemplo de lo contrario. Un tipo que sabe que la vida es más importante que cualquier cosa, y que hay que vivirla.

Y tenemos a un personaje Roic que crece. A Mark, a Helen, a los Durora y a más gente. Personajes que hacen grande a la Saga. Ese jefe del consulado de Barrayar en el planeta. Y "Nerfertiti"...

Y luego está el final. No puedo decir más sin caer en el spoiler, pero si eres amante de la saga no te dejará indiferente. Querrás más. Querrás no haber leído ninguno de los libros. Es una escritora excelente, y sus 4 Premios Hugo no son una mentira y un engaño. Es una sencilla maravilla leerla.

No hay comentarios: