viernes, enero 06, 2012

El Nombre del Viento

Vaya sensación más extraña después de 873 páginas. La sensación de haber leído una grandísima obra literaria, una obra maestra o algo que está muy muy cerca. Sin embargo, es una obra inconclusa, no sólo porque se trate del primer libro de una trilogía, sino porque le falta...eso...acabar.

Lo primero que destaca de "El Nombre del Viento" es lo bien escrita que está. Da igual el género al que pertenezca (fantasía épica), cada párrafo, cada página, es una preciosidad, es una delicia la lectura de cada página, y una maravillosa experiencia. Independientemente de lo que cuenta, la forma y el fondo es excelente.

Lo siento, pero me ha recordado a los grandes, a gente como a Tolkien, como a R. R. Martin, como a LeGuin o a Salvatore. Es mucho comparar, ante un novato, pero el libro lo merece....

Pero es que además, la historia te atrapa desde el primer momento. Yo diría que cuenta lo siguiente:  "Narra la historia de Kvothe que regenta una apartada posada llamada Roca de Guía acompañado de su discípulo Bast. Hasta que un día Devan Lochees, un autor interesado en escribir las biografías de las figuras más importantes de su tiempo y conocido como “Cronista” le suplica que le revele su verdadera historia, a lo que Kvothe finalmente accede, con la condición de hacerlo en tres días."

Saber cual es la verdadera historia corresponde al lector. Pero como digo, la misma te atrapa desde el primer momento. Desde que entramos en La Roca de Guía, sabemos que las cosas no son lo que parecen, y que el posadero, Kote, Kvothe o como sea, es algo más. Rothfuss te atrapa a bese de contarte poco a poco como son las cosas en ese mundo, como son las personas de ese mundo, y sobre todo, como son los personajes que vamos conociendo, desde el más mundano, al mayor de los reyes. A través de las palabras se establece un vínculo de contar la historia que es sorprendentemente maravilloso...

En increíble como va conformando la historia. Primero el posadero es una cosa. Asistimos a su familia...y de repente, todo vuelve a cambiar. La música, como elemento central, nos irá llevando a otra historia, y así sucesivamente. Es muy impresionante ver lo que puede dar de si una historia de un niño, y como va el mismo niño aprendiendo, sobreviviendo. Es la historia la que crece con el lector, con la magia, con los monstruos, o con cosas más mundanas como el amor, la amistad, la música y las palabras.

En fin, un grandísimo libro. Uno de esos libros que no debería perderse nadie que quiera saborear una grandísima literatura.

5 comentarios:

elessargng dijo...

Tiempo ha que se puso "de moda" este libro en nuestro amado y antiguo lehendakari, mucho has tardado en leértelo pues...

Que sepas que la segunda parte, el temor de un hombre sabio, la tienes en Castellano recién sacadita del horno ;)

Moisés Montero dijo...

Cierto. La recomendación estaba ahí, y no la he desperdiciado :)

He tardado hasta que he podido comprar una versión electrónica que mereciera la pena. Es decir, de calidad y oficial.

El segundo lo leeré cuando baje a menos de 7/8 euros para Kindle :)

Saludos

elessargng dijo...

Pues entonces te va a tocar esperar... puedes hacer como yo, comprarte el libro en papel y luego leértelo en el Kindle X_DDDDDDD

Javier dijo...

Estoy ya por la mitad del segundo libro pero quiero comentar mis impresiones acerca del primer volumen de la trilogía.

Creo que es una GRAN obra, pero no una obra maestra. No es Tolkien con su complejo universo de mitologias, lenguajes, canciones, etc. El universo es más sencillo y por eso creo que la lectura es más agradable y amena para las personas no acostumbradas a la fantasia. Yo lo recomendaría como una lectura de entrada a este tipo de lectura.

Un saludo

Moisés Montero dijo...

Gracias Javier.

Más o menos es lo que decía yo en mi primera frase: "...La sensación de haber leído una grandísima obra literaria, una obra maestra o algo que está muy muy cerca..."

Es casi casi una obra maestra :) :) :)

Saludos