martes, enero 10, 2012

Espía de Dios

Aprovechando el tiempo de la comida, me he acabado el tercer libro que leo con mi Kindle. "Espía de Dios" es el segundo del año, leído en dos días, y que me ha gustado mucho más de lo que esperaba. Una muy grata sorpresa.

En primer lugar decir que el libro de Juan Gómez-Jurado lo he leído sin saber nada sobre él. Lo elegí porque me gustó la manera en que el autor lo puso gratis. Tuvo un pequeño altercado con el ínclito Alejandro Sanz a cuenta de los derechos de autor y la piratería. El ¿músico? retó a Juan Gómez-Jurado a poner "gratis" su obra, y este lo hizo. Desde su propia web es descargado, con el único mensaje de que si quieres, te guste o no el libro, dones, a tu voluntad 1 euro a "Save The Children". Pues bien, en unas horas se recaudaron más de 4.000€ .... Esta tarde yo he donado mi euro (http://1libro1euro.com/), por cierto...(si queréis información completa, googlear un poco).

El libro cuenta lo siguiente (wikipedia dixit): "Roma, 2 de abril de 2005. El Papa Juan Pablo II acaba de morir y la Plaza de San Pedro se llena de fieles dispuestos a darle el último adiós. Al mismo tiempo, se inician los preparativos para el cónclave del que ha de salir el nombre del Sumo Pontífice. Pero justo entonces los dos cardenales mejor situados del ala liberal de la Iglesia, Enrico Portini y Emilio Robayra, aparecen asesinados siguiendo un mismo y macabro ritual que incluye la mutilación de miembros y mensajes escritos con simbología religiosa. Un asesino en serie anda suelto por las calles de Roma, y la encargada de perseguirlo será la inspectora y psiquiatra criminalista Paola Dicanti."

Siendo una novela que a simple vista parece un refrito de cosas que ya hemos leído (Dan Browns, "El Banquero de Dios", y un largo etc.) NO lo es. Es mucho más fresca, bien construida, directa y sobre todo TRABAJADA de lo que parece. Tiene una presentación, un nudo y un desenlace, y todo ello en la medida justa, conciso, claro y directo al grano, y eso, en el género de la novela de ficción tipo thriller de asesinatos, es muy de agradecer.

Además, bien sabéis que yo soy todo lo opuesto a un religioso. No proceso religión, no creo en Dioses ni Infiernos, más allá de un agnóstico y más o menos me considero un hombre de ciencia. Pero el hecho de que la novela está ambientada en el corazón de la Iglesia Católica, con sus entresijos, con su crudeza y realismo, y con mucha crítica a todo lo oscuro que encierra, es un aliciente muy bueno.

De hecho, como bien se dice en el comienzo de la obra, lo más duro, impactante y bueno, no es que el relato sea cierto, que NO lo es, es que PODRÍA SERLO. De hecho, es muy realista en este aspecto, muy sencillo, crudo y como digo, creíble. Muy alejado de esas novelas de los "best-selleros" que se pierden en mecanismos complejos de cifrado, antiguas llaves con código secretos, mensajes en clave escondidos en documentos inclasificables y un montón de chorradas por el estilo. No. Juan Gómez-Jurado ha escrito un libro "normal". Duro, encarnizado, pero realista, que podría ser así, sin más.

Además, los protagonistas, la criminalista italiana y el padre americano son muy buenos. Todos los personajes están muy bien creados, pero los principales sobre todo. No hay nada como un misterioso protagonista, que no sabemos de que lado está, junto a la protagonista, para que el lector avance con la historia principal, y con las historias de ellos.

Finalmente destacar que también influye en la valoración positivo y sorpresa de que haya sido mejor de lo esperado, es el hecho de que hay muchos recursos utilizados en la confección del libro. Mejor dicho, bien utilizados. Por un lado, la acción principal transcurre en unos 3 días. Rápida, directa y sin pérdidas de tiempo. El lector ávido de saber lo que ocurre se sumerge en la acción. De verdad que este hecho de condensación de la acción beneficia, y mucho, a la novela. Si esta trama se hubiera demorado días, semanas, años, no habría llegado al final. Final, que por cierto, es eso, final. La novela acaba, bien, mal o no, pero acaba y es de agradecer. No hay enemigos que aparecen al final para dejar claro que no ha acabado, ni frases lapidarias que indican que la cosa no es como acaba. No. Tiene final, como debe ser. Pero es que, además, durante la corta trama hay buenos recursos. Hay flashbacks bien puestos, además de entrevistas, dossieres y demás cosas diseminadas por la novela. Usando además, diferentes tipografías y composiciones de páginas para estas cosas, dotando de un dinamismo muy bueno, que te saca unos segundos de la acción, evitando la monotonía. Muy acertado. En cierto modo es muy "cinematográfico" (quizá por eso me gusta) y como digo, es un acierto.

En fin, una buena novela policíaca, religiosa, negra, dura, y sencilla. Fácil de leer pero que deja muy buen gusto. Vale mucho, y encima, gratuita. Chaupeau!!.

No hay comentarios: