viernes, enero 20, 2012

HUGO: Una Canción Para Lya

Tal y como me prometí a mi mismo, este año, el año de mi Kindle, voy a intentar leerme todas las novelas ganadoras del Premio Hugo que pueda. Obviamente será cuestión de tiempo y disponibilidad de las mismas, ya que, desgraciadamente, algunas no están a la venta en digital ni en papel. De hecho, la última que me leí "El Granjero de las Estrellas" tuvo que ser en papel, como ya os conté.

Voy a centrarme, de momento, en los dos premios "más importantes", el de Premio Hugo a la mejor novela  y el de Premio Hugo a la mejor novela corta. De hecho, ya he leído unos cuentos, por ejemplo:
- "Fahrenhait 451", ganadora en 2004 (retro)
- "Barrayar", ganadora en 1992
- "El Juego de los Vor", ganadora en 1991
- "El Juego de Ender", ganadora en 1986
- "Cita con Rama", ganadora en 1974

Pues bien, he "seguido" con esta novela (corta) de George R. R. Martin. No hace falta que le presente a estas alturas, autor increíblemente bueno en Fantasía (Saga "Canción de hielo y Fuego"), pero que en Ciencia Ficción me sorprendió ENORMEMENTE con "Los Viajes de Tuf", demostrándose que se mueve muy muy bien en estas aguas. Pero  esta "Canción para Lya" es bastante anterior a todas estas. 

El relato ganador del premio Hugo a mejor novela corta está envuelto en una colección de relatos. El título de la colección es "A Song for Lya and other Stories" y son 10 relatos. Cada uno de su padre y de su madre. En general el libro me ha parecido bueno, con momentos muy bien escritos. Hay talento y belleza a raudales y cada uno de los relatos es una pequeña joya. No son magníficos ni redondos, pero son pura ciencia ficción. Estoy convencido que son el germen de la grandísima novela que fue más tarde "Tuf". De hecho, "Los Viajes de Tuf" hubiera merecido un Hugo.

Como digo, está magníficamente escrito, por una mano clara, concisa y llena de ideas, pero en algunos momentos, el ritmo de las historias no es bueno. Los argumentos son variados, muy propio de la SF, y Martin crea historias muy realistas, como siempre.

"Una Canción Para Lya" es un relato sobre el individualismo frente al amor colectivo o viceversa. Del ser humano como ser limitado para amar y creer en un Dios. Hay seres extraños y humanos con talentos especiales. Falla un poco en la parte más intensa de sentimientos y en la explicación de las acciones de la protagonista. Pero sin embargo, narra magníficamente la opción religiosa de los extraterrestres.

El Argumento sería el siguiente: "Dos Talentos con poderes telepáticos, Lyanna (Lya) y Robb son llamados por Dino Valcarenghi, administrador del planeta de los Shkeen, para desentrañar un misterio que le tiene preocupado: los shkeen, una raza extraterrestre antiquísima y afable donde el mayor bien es el colectivo, sustentan un culto religioso que les impulsa a suicidarse en un ritual macabro pero necesario para ellos. El administrador del planeta, un extranjero y no perteneciente al culto, quiere saber si el culto podría convertirse en un problema para su gobierno y los humanos, dado que algunos de ellos se han unido al culto, muriendo en el ritual final."

Este relato es sin duda el mejor de los incluidos en la colección. Es un pequeño compendio de sentimientos sobre el individuo, sobre la felicidad, y sobre lo que cada uno daría a cambio de la misma, incluida la vida, si fuera posible una felicidad eterna. Además, se habla del miedo a la muerte, a la soledad que dejamos en los demás, y la soledad que sentimos cuando los demás se van.

Comento de manera somera el resto de relatos:
- "Las brumas se ponen por la mañana": También nominado a los Hugo. Buen relato sobre el misterio, sobre la necesidad que tenemos de creer en algunos misterios para hacer nuestra vida más interesante, en contra-posición al conocimiento. Contiene unas descripciones de puestas y salidas de Sol y Brumas, PRECIOSAS.

- "La se­gun­da clase de soledad": Un estudio sobre la soledad y la rutina. Es un relato corto y monótono, hecho así aposta. El final es muy bueno, directo y crudo.

- "Desobediencia": El relato más sorprendente por el planteamiento. Humanos que controlan cadáveres buscando piedras preciosas. La pena, es que la historia es demasiado corta y se pierde la idea tan genial.

- "Oscuros, oscuros eran los túneles": Relato duro sobre la evolución, la apariencia y la inteligencia. Con giro más o menos inesperado al final. Muy bien planteado la diferencia entre la evolución mental y la física.

- "El héroe": Este me ha gustado mucho. Corto y conciso, sobre la diferencia entre ser un héroe militar y un héroe civil

- "FTL": Relato muy corto y prácticamente sin contenido. Soso, y que no parece bien estructurado.

- "Ca­rre­ra hacia la luz es­te­lar": Se trata de un relato sobre la lucha de poder entre humanos y una raza alienígena, representada en partidos de tipo fútbol americano. Martin es un gran fan de este deporte y lo demuestra en este pequeño relato, que es sencillo pero entretenido, aunque previsible.

- "La sa­li­da para San Breta": Relato sobre fantasmas, ambientado en las grandísimas y típicas autopistas americanas. Sencillo y no muy bueno, pero con toques de SF hablando del abandono de tecnologías obsoletas y futuros inciertos.

- "Pase de dia­po­si­ti­vas": El relato menos de SF de la colección. De hecho, salvo por una descripción muy bonita de dos mundos alienígenas, el relato es una crítica al conflicto social y político entre las necesidades básicas (sanidad, que curioso, ahora tan de moda) y los avances en la carrera espacial. Cómo digo, Martin ejemplariza en un doctor y en un navegante espacial las dos visiones de las necesidades humanas, con puntos de vista muy muy diferentes. Pero no es SF, es crítica politico-social

En fin, es SF pura y dura, bien escrita, pero quizá de un autor que aún no había dado lo mejor de si mismo.

2 comentarios:

elessargng dijo...

Acabo de buscarlo en amazon para comprarlo pero sólo encuentro su versión inglesa... lo has leído en Inglés o en Castellano?? Si puede ser me gustaría leerlo en mi legua materna :)

Moisés Montero dijo...

En castellano. Siento decirte que está descatalogado desde hace mucho :) :) :)