miércoles, enero 04, 2012

Sherlock

Debo decir que he debido ser un estúpido durante el 2010 y el 2011, por no haber visto esta serie. De verdad, sin paliativos. "Sherlock" me ha dejado ANONADADO, ALUCINADO e IMPRESIONADO. Tanto, que los primeros 270 minutos los he visto del tirón, y no puedo decir que no haya merecido la pena, no, es que han sido 270 minutos MAGISTRALES.

"Sherlock" es una serie Británica. Hay que tener respeto por las series Británicas, y en especial por las de la BBC. Están cimentadas en un buen guión, soberbio. Aderezadas con buenas interpretaciones, presupuesto ajustado y sobre todo, una factura impecable. Lo único que se le puede acercar, en esos términos, es la HBO en USA, y aún así, no es lo mismo. 

"Sherlock" es una adaptación. ADAPTACIÓN con mayúsculas de los títulos de Sir Arthur Conan Doyle.  Pero una adaptación actual. Es una puesta en escena a día de hoy, con un Holmes llevado al siglo XXI. Y vaya, no sólo funciona, sino que se desenvuelve como pez en el agua. Sigue siendo ese hombre inteligente, deductivo, anti-social (Asperger lo llaman ahora), duro, implacable, socarrón, y que sólo sabe hacer lo que hace, usar su brillante mente. Puesto en el siglo XXI, con su teléfono móvil, su portátil podría parecer una barbaridad, pero no. Manteniendo intacto el lev motiv del personaje, en tan sólo 3 episodios, toda la magia del personaje está ahí.

Los primeros 20 minutos de "Sherlock" son IMPRESIONANTES. La presentación de John Watson, doctor del ejército que vuelve a casa, y la de Holmes es francamente de lo mejor que he visto para televisión en el último año. Londrés luce espectacular, y como no, el 221B de Baker Street. Ver a Holmes y Watson compartir apartamento, a la señora Hudson o a Lestrade (un magnífico secundario, por cierto) en la actualidad no tiene precio. Sobre todo, si tu has estado ahí en frente. Si, Sherlock Holmes es un personaje fetiche para mi. Leí las novelas de Doyle (y de Agatha Christie) siendo apenas un niño, y el "whodunit" es uno de mis géneros favoritos. Y en 2009 estuve frente al 221B de Baker Street, como no podía ser menos, y ¡¡¡es así!!! Es que realmente, es mágico ese sitio, como lo es Londres en general.

Los 3 casos que hay en la primera temporada son una puesta al día de los libros: "Estudio en Escarlata", "Los Bailarines" y "Los Planos de Bruce-Paddinton" y encajan como un guante. Pero es que hay multitud de detalles de los libros (para un amante de los mismos), de hecho, el primer capítulo más que tomar "Estudio en Escarlata", lo homenajea directamente. Pero otros detalles, violín a parte, consumo de estupefacientes en forma de parches, etc, están actualizados al siglo XXI, jugando con ellos y poniéndolos delante nuestro.

El ritmo de los casos, la acción discurre a toda mecha, los 90 minutos por episodio pasan volando, y la acción está tan bien dosificada con el "whodunit" que todo parece plausible. Hay unos recursos muy bueno, en la muestra en pantalla tanto de detalles de observación de Holmes, como detalles de los mensajes de móvil, llamadas telefónicas y demás, que flotan en las imágenes en el momento oportuno, para explicar o ampliar algo, y que dotan a la serie de un carácter propio. En general son usados para materializar en pantalla los procesos deductivos de Holmes, de manera que él comparte con nosotros lo que hace. Simple y efectivo, pero muy bueno, que nos hace meternos de lleno en ello.

En cuanto a los actores, la pareja protagonista no podía estar mejor elegida. Ahora mismo, y para siempre, mi Sherlock Holmes será Benedict Cumberbatch. Creo que nació para este papel. De aspecto frío, distante y enigmático, con una voz profunda y dura, es Sherlock Holmes. Pero Martin Freeman está genial y muy creíble como Watson. Es la réplica perfecta, sobre todo en el primer capítulo, dónde conoce a Holmes. Y cómo decía por ahí arriba, Lestrade (Rupert Graves) está muy bien, así como la señora Hudson. Todos responden tan bien al arquetipo de los libros, que hace que todo encaje.

Finalmente, sólo decir que esta serie SE HA DE VER EN VERSIÓN ORIGINAL. No sólo porque haya juegos de palabras, ingenio en las frases, o las voces sean importantes. No sólo por eso, sino es que es un inglés tan Británico, que merece la pena, sólo por eso, escucharlo.

No hay comentarios: