miércoles, febrero 29, 2012

HUGO: El Último Castillo

Ganador del Premio Hugo a la mejor novela corta en 1967. Este "El Último Castillo" es una obra que me ha resultado un poco difícil de digerir. Tarda mucho en "arrancar" y para cuando lo hace, ya tiene que terminar. Eso si, es una obra pura de SF de los años 60, sobre el devenir del hombre y la lucha por ser tradicional o por evolucionar. En resumen, no me ha parecido para nada una obra ganadora de tal premio, pese a ser una buena obra de SF.

La historia sería la siguiente: "Estamos en el planeta Tierra, en un futuro lejano. Los hombres, que viven como señores feudales en sus castillos, tiene varios seres de otros planetas a su servicio. En concreto, a los meks, que se encargan de todas las tareas que requieren trabajo. Los hombres, que se llaman a si mismos caballeros, sólo se encargan de pensar, de ser teóricos. Todo cambiará cuando los meks se revelen y quieran exterminar a los hombres, que se creen muy seguros en sus fortalezas inexpugnables."

Cómo decía, Jack Vance nos presenta muy concienzudamente la sociedad de la que habla. Demasiada profundidad, a mi gusto, para una novela corta. Vance "pierde" demasiado tiempo en detallar la sociedad que criticará más adelante, crítica que en comparación, es más corta que la descripción. Todo el libro es una lucha constante entre los teóricos humanos que son tradicionales, que no quieren cambiar su mundo, y no quieren mover un dedo para trabajar o incluso hacer las tareas requeridas para luchas contra los meks, y los humanos que ven esta guerra como un punto de inflexión para que su sociedad avance. Sin embargo, Vance entra poco en la lucha, critica muy por encima, y aunque sepamos que está a favor de la evolución, de romper con el pasado, es una pena que lo declara de manera un poco "sosa".

Las cosas buenas de la novela, son los capítulos más puros de SF. Esos dónde se relatan tecnologías, dónde se explican las raras especies (como las aves que usan para viajar o los vehículos de energía), las armas y el mundo en el que se desarrolla la aventura. Otros pasajes también típicos son las discusiones del consejo, dónde se debate, de modo teórico, sobre lo que ocurre. Buenos pasajes.

Cómo decía, una novela un poco agridulce, que me ha dejado mal sabor de boca ya que para ser un Hugo espera mucho más. Seguro que leeré más a Vance, es un autor muy prolijo y reconocido, pero este primer encuentro me ha dejado frío.

viernes, febrero 24, 2012

El Emblema del Traidor

Segunda novela de Juan Gomez-Jurado que leo, tras lo bien que me lo pasé y lo mucho que me gustó "Espía de Dios", como os conté aquí. Si "Espía" era la primera novela de ficción, "El Emblema del Traidor" es la última hasta la fecha. Y se nota. Esta "Emblema" es mucho mejor obra, y aún me ha gustado más.

El argumento, sacado de la Wikipedia de la página sobre el autor, sería: "Estrecho de Gibraltar, 1940. En el epicentro de una tormenta, el capitán González rescata a un grupo de náufragos alemanes. Cuando cesa el temporal, el cabecilla le obsequia con un emblema de oro macizo. De la conversación con ellos, González no olvidará dos palabras: traición y salvación. En torno a este emblema gira la aventura de Paul, un joven huérfano que vive con su madre y sus tíos, los barones von Schroeder. Una revelación oculta sobre la extraña muerte del padre de Paul precipitará una peligrosa investigación en el Munich de entreguerras. Ni siquiera su amor por Alys, una intrépida fotógrafa judía, acabará con su obsesión por descubrir qué le sucedió realmente a su padre. Pero lo que Paul no sabe es que su indagación traerá consecuencias imprevisibles y cambiará para siempre el destino de las personas que le rodean."

Lo primero, es que de nuevo, estamos ante una obra tipo "best-seller", pero no es necesario irse hasta libros de John Grisham, Michael Crichton o Catherine Neville, por citar algunos ejemplos, sino que tenemos un autor español que sin tapujos, les da sopas con honda. "Emblema" es aventura 100%, intriga, thriller, con un ritmo endiablado (lo he leído en menos de 4 días desde que lo compré en Amazon) y con unos personajes pero que muy bien definidos.

Definición e historia. Juan Gómez-Jurado se ha documentado y mucho, para hacer realista esta novela de ficción. Para tener una buena historia, para recubrirla de realismo, de localizaciones fidedignas y para dotar a los personajes inventados, de cierta realidad. El epílogo del autor es realmente clarificador para entender que "Emblema" parte de una historia verídica, de datos reales sobre la masonería y los nazis y de documentación real. Todo ello mezclado con odio, venganza, pasión, amor y aventuras.

Y acción. Muchísima. No decae. Empezamos con un misterioso rescate en alta mar, persecuciones juveniles, amores apasionados, celos, envidias, traiciones, violencia nazi, incluso un rescate en un campo de concentración. Muchas escenas de acción pero todas bien hilvanadas en una historia bien construida. Nada ocurre porque sí,  si no porque la historia lo requiere. La novela tiene un argumento sólido y bien construido en el que los diferentes personajes e historias encajan como si de un puzle se tratara. La novela engancha desde la primera página. De hecho, las tenéis aquí, en la web del autor. Os reto a empezarla y veréis que no podéis dejarla.

Otra característica de Juan Gómez-Jurado es que escribe de manera clara y directa. Tiene una manera bastante sencilla de contarnos historias que son importantes para la trama principal, pero que no es necesario contarlas en detalle. Por ejemplo los viajes del personaje principal por África, o sobre todo el paso del tiempo. El libro contiene varios saltos temporales, por ejemplo del 1919 al 1934, y así. Son saltos dónde no es necesario contar al 100% lo que ha pasado, pero el autor nos cuanta lo necesario para saber a que atenernos. Y eso sin contar que la novela, en si misma, en un gran flashback...

Me ha encantado que esta novela trata el período entre las dos grandes guerras. Sabemos mucho de ellas, y pocas veces nos han contado cosas de la Alemania (y el mundo) entre esos dos acontecimientos. Este período suele ser desconocido, y aquí lo tenemos de manera atractiva e ilustrativa. Asistimos al nacimiento del movimiento Nazi, a su alzamiento (por segunda vez, que el primero fracasa) y sin llegar al horror de la guerra, Juan Gómez-Jurado nos retrata mucho horror, el horror que se vivió antes. Pero no sólo el racista, sino también el horror de la pobreza, de una nación arrasada y fracasada tras una guerra que trata de salir adelante. Lo consigue pero a que precio, claro. Todo eso, no es habitual en las novelas, y el autor ha conseguido un pleno con la historia.

Además, mezclando ficción y realidad, hace que ese sólido argumento sea perfectamente creíble. Gracias, en buena parte, a los personajes. Paul, Jürgen, Alys, Juliam y todos los demás son personajes muy bien construidos, explicados y transformados a lo largo de la historia. Asistimos como Paul va creciendo, como cambia a medida que el odio y la venganza entran en él. Como Jürgen hace lo que hace, como el odio le corrompe, y así sucesivamente. Además, las relaciones son asombrosamente creíbles y reales. Y entre toda la historia y la acción, hay momentos dramáticos muy buenos. Me quedo con el encuentro, por primera vez, entre Paul y Julian. Un capítulo, con la revelación de la relación entre ellos, que me sacó las lágrimas de emoción. Todo esto no suele ser así en las novelas de este género, dónde los personajes son meros cartón piedra.

También me quedo con el final. No se trata de un final feliz, pues no hay vencedores ni vencidos. Vale, hay muertos por el camino, pero me refiero a que todos al final han tenido que sacrificar tanto, que no hay nada feliz. Cómo la vida misma, donde se nos demuestra, que por desgracia, el sufrimiento es parte de la vida. Y sobre todo, que no hay buenos muy buenos, ni malos muy malos. Hay vida, hay horror, hay supervivencia y hay amor, y las consecuencias de todo ello.

Finalmente, añadir que los libros de Juan Gómez-Jurado están por 1,49€ en la tienda de amazon (enlace para comprar). Es un precio REGALADO. Buena literatura, bien escrita, con historia, que engancha, por menos de un billete de autobús en alguna ciudad de España. A este precio, los libros digitales, están al alcance de cualquiera, y no hay disculpa para leerlos. Luego podrán gustarte o no, pero merece la pena leer así.

Y sólo me queda agradecerle a Juan Gómez-Jurado el escribir estos libros, además de ponerlos a un precio irresistible. Gracias. Así da gusto zambullirse en la lectura, viajar a través de historias, leer la palabra escrita y en suma, disfrutar de uno de los placeres más bellos que hay, LEER.

miércoles, febrero 22, 2012

Update de cafetera

Este fin de semana pasado, actualizamos nuestra cafetera, de esas de cápsulas de "Dolce Gusto". La que teníamos, tras 3 años empezaba a fallar en la aguja. Era un modelo viejo (lo conté aquí) dónde la aguja está en el porta-cápsulas. Hace unos años cambiaron los modelos y la aguja ya no está ahí, sino en el cuerpo de la cafetera. Nuestro modelo viejo, pues eso, empezaba a no ajustar bien la aguja y a salirse la "gomita" que lleva. Antes de que fallara del todo, hemos comprado un modelo mucho más nuevo, el más moderno.

Estas cafeteras de cápsulas, como ya comenté hace años, y sigo comentando, hacen un café muy muy rico. Con mucho aroma y cuerpo. Es un café caro, y sólo es válido si tomas 1 al día. Además, algo que no se puede valorar económicamente, es que el café se hace en menos de 30 segundos, no se ensucia nada, es limpio y se recoge inmediatamente. No tiene comparación con otros métodos de preparar café. Además, tiene la dosis que quieres, no te sobra café, ni tomas café recalentado. Para nosotros esto es lo más importante, sencillez, rapidez y limpieza, con unas variedades riquísimas. Eso no se puede "meter" en los 0,27 céntimos que cuesta cada café....pero son cosas a tener en cuenta.

La cafetera nueva es automática. En el viejo modelo había que regular la cantidad de agua de cada dosis y parar de hacer el café cuando tu querías. Aquí, seleccionas de manera visual la cantidad y se hace sólo. Un avance, sin duda. Más rápido aún que el modelo anterior. Además, es muy "visual" con un gran display en verde. Precioso. Además, también hemos cambiado de marca, desde Krupps nos movemos a DeLonghi.

Nos seguimos decantando por Dolce Gusto por las variedades de café, bebidas con leche y bebidas frías. Sigue siendo insuperable en eso. El café cortado de esta marca es MAGNÍFICO, así como el capuchino y el Latte Machiatto. 

lunes, febrero 20, 2012

Hugo: "Infiltrado"

Premio Hugo a la mejor novela corta de 2006. Me ha parecido una verdadera joya, no sólo por la SF contenido en ella, explicada de manera clara, sencilla y concisa, sino además, por la verdadera actualidad del tema, basado incluso en personajes reales, aunque no lo parezca. Es el primer libro de  Connie Willis que he leído, pero no será el único, visto lo visto.

El libro empieza de manera extraña. De hecho, tras la lectura del primer capítulo dudé de si seguir leyendo, creyendo que me había equivocado de libro. - Esto no puede ser un premio Hugo - me dije. Sin embargo fue una apreciación errónea. El comienzo dubitativo y engorroso, era simplemente, para despistar. El resto es sencillamente magistral, sobre todo por la claridad con la que Willis expone las cosas, y junta la trama principal (investigación) con la relación entre los personajes.

La novela, como decía clasificada como "novela corta" (longitud de entre 17.500 y 40.000 palabras) trataría de lo siguiente: "El protagonista es un escéptico. Muy escéptico. Es el editor de una revista que se dedica a investigar y desenmascarar a videntes, mediums, curanderos y demás timadores que juegan con el más allá, el más acá y los sentimientos de las personas con ganas de creer. Pero su ayudante (una guapa actriz de Hollywood) le insiste en asistir a una sesión de una canalizadora que habla por boca de Isus, un sabio de siglos pasados, y todo cambiará. Los canalizadores son difíciles de desenmascarar porque ¿Quién sabe lo que dijo o pudo dejar de decir un sabio que vivió en La Atlántida? Pero no es la sabiduría mística de segunda mano lo que resulta ser interesante: La farsante está canalizando (parece que sin querer) a una de las grandes figuras del escepticismo: H. L. Mencken. Entonces, todo se liará".

Como decía por ahí, el tema de la pseudociencias, de los timadores, de los mediums es algo muy actual. Pese a que Henry Louis Mencken existió de verdad y fue un azote de los farsantes (entre otras cosas), la novela no pretende ser algo tan duro, sino una crítica perfecta, divertida y mordaz sobre las pseudociencias y lo que le rodea. Connie Willis tiene un fino humor, pero sabe de la seriedad del tema, y es capaz de retratarlo. Además, se permite el lujo de hablar también sobre los actores de Hollywood y todo lo que se mueve a su alrededor.

Pero lo mejor de todo, sin duda, es la paradoja central, que da mucho juego en manos de Willis. ¿Cómo el espíritu de un escéptico recalcitrante puede desenmascarar a una farsante por medio de canalizarse a través de ella misma...dado que el hecho de que se manifieste niega que sea una farsante?. Willis tiene verdaderos momentos brillantes tratando de demostrar una cosa y la otra, juega con la duda de si será una farsante total, o en realidad si que se está produciendo la canalización. Todo un acierto.

Cómo decía, todo el libro tiene un tono burlón muy de la SF, sin quitarle hierro al asunto. El panorama que muestra constantemente es aterrador, dado que efectivamente nos cuenta como actúan hoy en día estos farsantes...y no hay que ir muy lejos para verlo.
Otra de las cosas que enganchan, es la relación que se establece inmediatamente entra los protagonistas, que ayuda a seguir la trama. El juego de ingenio por desenmascarar se torna cada vez más intrincado, luchando, como decía, con la duda continua entre la falsedad o la verdad. Además, dado que es una novela corta, se lee en un verbo.

En fin, una novela de SF preciosa, ideal para escépticos, como crítica social y como manual de malas artes de los titiriteros que engañan todos los días a cientos de miles de ricos (y no tan ricos) con sus mentiras.

viernes, febrero 17, 2012

El Caso y el Secreto Thomas Crown

En realidad el título es "The Thomas Crown Affair" pero dado que tenemos dos películas con el mismo título original, y que voy a hablar de ambas, me referiré a ellas en castellano. He revisado "El Caso Thomas Crown" de 1968 con Steve McQueen y con Faye Dunaway. La verdad es que ha sido una decepción. En primer lugar, no me acordaba mucho de cuando la vi hace años, muchos, en algún ciclo de La 2. Recuerdo haberla visto antes que el remake de 1999 con Pierce Brosnan y con Rene Russo titulado "El Secreto de Thomas Crown", Y la verdad, y sin que sirva de precedente (ahora mismo no recuerdo un caso igual), el remake es muchísimo mejor película que la original.

"El Caso Thomas Crown" es una película centrada en la relación amorosa de los dos personajes (no hay más que ver el cartel de la película). Tenemos al inteligente y frío millonario que roba por placer, por emoción, frente a la fría y calculadora, perra de presa, investigadora de seguros. Salta el romance entre ellos. Pero no funciona. Nada. No hay química. La Dunaway es una mujer irresistible, pero lo estropea el bueno de McQueen. Lo siento, le falta energía, calor, sentimiento. Está el 100% de la película exactamente igual. Pese a una escena con sugerentes movimientos de los dedos de la Dunaway por sus brazos, boca, e incluso una nada escondida invitación a una felación (alfil de ajedrez mediante), el bueno de Steve parece el mismo cartón piedra. 

La película de 1968 carece de emoción. De ritmo, de energía, de tensión. No hay nada. Hay escenas milimétricas que no cuentan nada. El robo inicial no invita a estar ante una gran película de robos, sino a que estamos ante un documental sobre como medir el tiempo. La cinta carece de emoción por enganchar al espectador a verla. El personaje de Crown está simplemente dibujado, con pinceladas muy simples del poder que tiene, de lo rico que es, y de la necesidad que tiene de emociones fuertes. De nuevo, buena parte de la responsabilidad la tiene el personaje interpretado por McQueen, que no transmite nada.

Además, la nula química entre los personajes lastra la historia, puesto que nunca es creíble la conversión de la investigadora, ni tampoco los motivos que tiene Crown de volver a demostrar que es capaz de hacerlo.

Finalmente, las dos tramas que existen en la historia (los robos, y la atracción entre Crown y su perseguidora) están francamente mal mezcladas, no sabemos porqué se actúa como se actúa y muchas veces se mezclan.

La película de 1999 tiene emoción, acción, maestría en las escenas de robo y sobre todo a un personaje con clase, estilo y que representa sin duda algo, de manera magistral al necesitado de emociones de Thomas CrownBrosnan lo borda.Es un tipo que destila clase, saber hacer. Es la versión actualizada de Cary Grant, que usando las palabras de Don Alfredo, Brosnan podría llevar un huevo podrido en la cabeza y aún así, parecería elegante. De hecho, en la última que hizo de Bond, con barba, desaliñado, mojado y en pijama, era capaz de entrar en un hotel y parecer un señor. Pues bien, esa es la mejor baza de "El Secreto de Thomas Crown", pero no la única....


...La química que surge entre Russo y Brosnan es instantánea. Russo no es una mujer descomunal (como lo podría ser la Dunaway en 1968) sin embargo el atractivo de la cazadora frente a la presa surge inmediatamente. Las 'ene' escenas eróticas de "El Secreto" (la de las escaleras, la del baile, etc.) se comen con patatas a la psicodélica escena de colorines tras el ajedrez de "El Caso". Cuando Brosnan y Russo están juntos en pantalla, la llenan, hay sentimientos (lucha, erotismo, deseo, repulsión, burla, etc.) y sobre todo, actuación conjunta. Como digo, la química entre la pareja protagonista es de lo mejor de la cinta. Pierce Borsnan, que demuestra una vez más lo bien que le sientan los personajes cínicos, y Rene Russo provocan que salten chispas en la pantalla. Su feeling es innegable, mucho mayor que el de la original.

Y luego está la puesta en escena. Obviando las diferencias de años en que trabajaron, las diferencias de saber hacer una peli de acción entre John McTiernan ("Depredador", "Jungla de cristal", "La caza del Octubre Rojo", "Jungla de cristal. La venganza" por citar algunas) y Norman Jewison ("En el calor de la noche", "Rollerball" y "Huracán Carter" por citar otras) son abismales. McTiernan sabe lo que es empezar con un terremoto y de ahí, para arriba. Comparar la escenografía, puesta en escena y realización del primer robo de cada película es poner en ridículo la de 1968, como digo, salvando las distancias de 31 años.

Como digo, "El Secreto" empieza y termina con un robo. Dos prodigiosas "master pieces" en las que McTiernan demuestra su mano para crear suspense, ritmo y emoción, que atrapa al espectador y no lo suelta. El robo llevado a cabo justo después de la presentación del personaje de Crown durante los títulos de crédito, nos devuelve al McTiernan de sus inicios. La planificación, de una precisión admirable, y sobre todo un montaje soberbio introducen al espectador en la trama.

Y eso, que McTiernan realiza continuamente referencias a la original, no sólo en la presencia de la propia Dunaway (es la psicólogo de Crown), sino calcando PERO MEJORANDO escenas: La de la subasta, la de la apuesta de golf, la del aeroplano, etc. Y todo esto manejando de manera magistral las dos tramas de la historia. Al espectador le resulta tan interesante el juego de seducción que Crown y perseguidora se traen entre manos (con escenas muy pero que muy subidas de tono y bien hechas), como la forma en la que Brosnan se las ingenia para robar, y encima devolver, obras de arte que se suponen intocables en el famoso museo de New York. McTiernan maneja con inteligencia ambas tramas, llevándolas en pareja, y consiguiendo que una sea la respuesta a la otra.

En fin, como decía por ahí arriba, un caso insólito de un "remake" que es bastante, aplastantemente mejor que el original. La película de McTiernan tiene una elegancia formal. Un thriller de alto standing, que desprende clase, y con una banda sonora excepcional, todo sea dicho.

miércoles, febrero 15, 2012

Anita Blake 6: "Baile Asesino"

El libro "inter-Hugos" ha sido una recuperación de una saga que la tenia un tanto olvidada. Mi querida "Anita Blake Vampire Hunter". Leí el quinto libro en Julio de 2009, es decir, hace más de dos años y medio. Y la verdad, es que siendo una saga sencilla, sin pretensiones, más bien "pulp science fiction", sigue teniendo una fuerza brutal, y siguen siendo historias de vampiros y hombres lobos muy bien hechas. 

Esta que vengo a comentar es la sexta entrega "Baile Asesino", pero hagamos un poco de historia, de los libros que he leído hasta ahora de la saga:
En esta "Baile Asesino" el argumento podría ser: "Anita Blake, La Ejecutora de Vampiros y otros seres es, de repente, acosada por asesinos a sueldo. Se ha puesto precio a su cabeza, un precio muy alto, 500.000 dólares. Además, la rivalidad entre sus dos novios, Richard el hombre lobo y Jean-Claude el Vampiro amo de la ciudad está que arde. Y para más "inri", Richard lucha por controlar la manada frente a Marcus, que le quiere muerto a toda costa. Todo esto hace que la vida de Anita sea de todo, menos aburrida."

El libro es trepidante desde la primera página. Blake es una asesina, pero con sus principios. Se tiene que enfrentar a asesinos sin principios, a monstruos asesinos y a todo tipo de problemas. Encima, no sólo a los suyos, sino a los de los demás. Siempre en medio, metiéndose y saliendo de los líos, uno detrás de otro. Los capítulos se suceden con un ritmo endiablado, acción, acción y acción, aunque, eso si, en esta sexta novela hay alguna escena subidita de tono. Hacía tiempo que no leía escenas de sexo, pero he de reconocer que hacer una entre un Vampiro y una humana iba a ser difícil, pero la Hamilton lo resuelve de manera excepcional.

Me sigue sorprendiendo la capacidad de la autora para describir a los seres que pululan por su universo. Los cambia-formas, los vampiros, y sobre todo, para describir los estados de ánimo, los sentimientos de unos y de otros. Los Vampiros son seres increíbles, complejos, y dotados de algo especial gracias a la inmortalidad y a los años que han vivido. Los hombres-lobo son salvajes, duros, fuertes y sin concesiones. Y en medio está Anita, una humana, una mujer, con poderes de nigromancia que desafía a unos y a otros.

Además, los personajes secundarios: Edward, el comisario, y muchos de los vampiros y otros seres habituales de las novelas están ahí, perfectamente dibujados y con gran peso.

En fin, literatura sencilla, sin pretensiones pero muy pero que muy entretenida (si te gusta el género) y muy pero que muy bien hecha. Al menos, es un placer leer libros bien hechos, con su historia principal arrastrada desde el primero de ellos, y la historia intrincada de cada volumen. Genial.

lunes, febrero 13, 2012

Rise of the Planet of the Apes

La película de este pasado fin de semana. "Rise of the Planet of the Apes" (dado que la hemos visto en VOS, me quedo con el título original) ha sido una gran decepción. Por dos razones, primero por el contenido, la historia, y segundo por la factura. 

Esperaba ver una "precuela" sobre como los simos, monos, chimpancés, llámalo x quedaban como dominadores de un planeta como la Tierra o la misma Tierra. Una génesis de las historias de las películas clásicas y/o el "remake" de hace unos años. Sin embargo, me he encontrado que todo esto que cuento, se despacha en 2 minutos TRAS los títulos de crédito finales. Si, si, después de acabar la cinta, y mostrar algunos de los títulos finales, asistimos a un epílogo de 2 minutos dónde se atisba como se extinguirá la especie humana, por un piloto de avión mediante. Sin comentarios.

Lo otro, como decía, la factura. Esperaba una cinta trepidante de acción, de ciencia ficción, de ....bueno...de algo. Pues no. Ritmo lento, cansino, en unos primeros 50 minutos dónde no ocurre nada, dónde para contar cualquier cosa se explayan indefinidamente. Tedioso. Y dónde la acción queda relegada a escasos momentos, o bien concentrada en una única escena excesivamente larga y mal llevada.

La historia podría ser: "Un joven científico (James Franco) trata de lograr una cura para la enfermedad de su padre (John Lithgow), Alzheimer. Para ello investiga con un suero en chimpancés. El suero parece funcionar, volviendo a los monos muy inteligentes, regenerando su cerebro. Sin embargo, aunque en los humanos parece funcionar, tiene efectos secundarios que llevan al desastre. Gracias a este suero, los chimpancés toman conciencia de si mismos, y escapan a un bosque.". Todo esto que cuento, dura exactamente 105 minutos. Y no hay nada más.

James Franco, que me parece un buen actor cuando trabaja en películas serias (como teóricamente esta es) lo hace bien. Me gusta mucho en VOS, ya que tiene mucha fuerza en la voz, y transmite muy bien los estados de ánimo. Pero no basta. Incluso John Lithgow, uno de esos secundarios de lujo, hace que su papel sea de lo más digno, con una meritoria escena de locura en un coche perfecta. Sin embargo, todo esto no basta. El resto de personajes humanos no existen, son tópicos, clichés mal hechos. 

En cuanto a los chimpancés, monos, simos, gorilas y demás, cantan en exceso los efectos especiales. En el asalto a los laboratorios, es horrible como cantan los "mate-painting", los renders y demás efectos. En otras escenas igual. Lo siento, pero no hay ni una puñetera emoción en Cesar, el simio protagonista. Nada, cero. Ni siquiera en el final, dónde se convierte en un humano.

Las escenas de máxima tensión no transmiten nada. Son asépticas, increíbles y sin ninguna tensión. Sabemos lo que va a pasar (la máxima de que la policía es tonta es de "cum laude" aquí) y son una simple escusa para meter tiros, explosiones y un gorila súper-héroe capaz de destrozar un helicóptero.  Y las escenas por las calles de San Francisco, son sonrojantes, de vergüenza ajena, de verdad. Con eso lo digo todo.

Poco más puedo añadir. No puedo entender, aún, cual era el objetivo de la historia, ni lo que se pretendía contar (la escena cuasi-final no se sabe lo que significa, y la final final, menos aún, hay que imaginárselo todo), pero realmente, la película no tiene por dónde cogerla, pese al buen hacer de los actores de carne y hueso, que también creo, poco sabían lo que estaban haciendo.

miércoles, febrero 08, 2012

La gente no sabe contar

Es curioso que aún no se sepa contar. 

El primer milenio empezó el 01/01/1. Acabó el 31/12/1000.
El segundo milenio empezó el 01/01/1001. Acabó el 31/12/2000
El tercer milenio empezó el 01/01/2001. Acabará el 31/12/3000.

Aprendan a contar. 1, 2, 3, 4, ....y la decena la hace el 10.
La segunda decena es 11, 12, 13, 14, .....20.
El primer siglo va del 01/01/1 al 31/12/100.....

Y así sucesivamente....

http://es.wikipedia.org/wiki/Milenio

miércoles, febrero 01, 2012

Hugo: "La Reina del Aire y la Oscuridad"

Premio Hugo a la mejor novela corta de 1972, para nada menos que Poul Anderson, un autor que compartió edad dorada con Greg Bear y con el mítico John W. Campbell. Ciencia Ficción pura y dura, de aventuras y de descubrimiento. Una novela corta que destila lo más tradicional de la SF, teniendo en cuenta que ya han pasado 40 años de la misma, es una pequeña maravilla.

La historia sería la siguiente:  "En un remoto y despoblado planeta, que los humanos están colonizando, con dificultades dado sus características climáticas, geológicas y en general algo diferentes a otros planetas  habitados por el hombre, un detective privado especialista en cuestiones extraterráqueas, ayudará a una madre en la búsqueda de su hijo. Este ha desaparecido de un campamento, probablemente robado o raptado por unas criaturas que acechan desde el paisaje, escondidas tras un velo de superstición y leyenda, que son desconocidos aún para el hombre.".

"La reina del Aire y la Oscuridad" parte de un misterio. El autor nos propone, desde el punto de vista del protagonista (el detective) realizar el descubrimiento del misterio. Este, está muy bien explicado, jugando con la fábula inicial, muy típica de la SF, hasta el final, sorprendente. El protagonista es un detective muy científico (muy a lo Sherlock, incluso fuma en pipa), que quiere refutar el hecho de unas creencias en la místico, en las leyendas. A través de la historia de la mujer, y como no, de la tecnología de la que se rodéa (campos de fuerza, armas, detectores, etc.) logra desentrampar la leyenda.

Pero cuando estamos ante un gran libro, nos damos cuenta por pequeños pero importantes detalles. Los personajes secundarios, los seres extraterrestres son magníficos. Están magníficamente dibujados, incluso la enigmática Reina que da título al libro. En unas pocas frases, destila todo el contenido del personaje.

Siendo SF tradicional no puede faltar los mensajes. Ecología, conflicto entre civilizaciones, racionalización de las creencias, creen en la tecnología, y todo lo que destila la Sf de los años 70, incluido el acercamiento entre especies distintas, tan importante aquellos años. Poul Anderson, además, juega con canciones populares, con la idea de que pueden provenir de realidades que compartimos sin saber, con otros.

El libro tiene pasajes muy bellos, que por si mismos serían pequeños relatos magníficos. La primera presentación de los seres extraños, el poema de Evlin que es magnífico y como no, la escena del rapto de la propia mujer, que acaba viviendo una ilusión de hablar con su marido ya enterrado, es, de verdad, de antología.

En fin, una pequeña joya, de las que nos tiene acostumbrado el premio Hugo. Una novela corta que se lee con fruición y que permite viajar a la SF más académica y tradicional, a la de los años 70.