miércoles, marzo 07, 2012

El Temor de un Hombre Sabio

Brutal, magnífica e impresionante. Son los tres primeros adjetivos que me vinieron a la mente cuando acabé el libro. La segunda parte de "El Nombre del Viento" es un libro imprescindible. Es casi una obra maestra. Pero por encima de la historia que cuenta es un libro PRECIOSO, es un libro excelentemente escrito, es una pieza literaria cuidada, bien hecha, no, magníficamente realizada. Tiene momentos sublimes, hay párrafos, páginas y capítulos maravillosos. En resumen, es una obra impresionante. 

Este segundo libro no sólo es una continuación, es una inmersión muy profunda en un mundo fantástico. Lo que  Patrick Rothfuss ha hecho es crear todo un mundo fantástico (y nunca mejor dicho) a la altura de lo creado por Tolkien. Hay cienes de civilizaciones, culturas, lenguajes, reinos, reyes y demás, y eso, es un terreno de la imaginación brutal.

La imaginación. En "El Temor de un Hombre Sabio" hay dos clases de imaginación muy importantes. Si, son las que están implícitas en todo libro de ficción, pero aquí están realmente entrelazadas y bien constituidas. Por un lado tenemos la imaginación del autor. Apabullante, impresionante. Desde la sigaldría, la simpatía, el arcano, la magia, el víntico, los mercenarios Ademre, pasando por los Atur, los Chandrian, etc. Todos los artilugios, las ideas, el mundo Fata, Ferulian, los Edena Ruth, todo. Si, claro que los mercenarios de Ademre podrían ser como samurais, claro que el mundo fantástico se apoya en lo cotidiano, como un Calderero Curtidor que va de pueblo en pueblo. Pero la imaginación de Rothfuss, y su precisa pluma nos muestran un mundo maravilloso, grande y conjuntado, con múltiples escenario y que va madurando.

La segunda imaginación es la del lector. La que cada uno ponga, de su parte, para imaginar lo que el autor ha creado. Cada uno imaginaremos un Kvothe diferente, pese a que nos lo han descrito y narrado con profusión. Una Devi, un Ambrosse, etc. Los escrales serán como sean para cada uno. Pero el acierto de "El Temor de un Hombre Sabio" es que permite mover, liberar, y dejar llevar tu imaginación como muy pocos libros de Fantasía. Hay tanto por imaginar, que es lo mejor, hay espacio para, en cada párrafo, en cada capítulo, dejar que tu mente lo recree como quieras. Y eso, eso, es muchísimo.

Pero la épica, la emoción, la fantasía no sólo se crea y se imagina, sino que se recrea y se disfruta. Este libro tiene momentos memorables que perdurarán más allá de si mismos. Hay momentos en que querrías matar al autor, por ser tan duro dejando a un lado lo que a él no le interesa imaginar (el viaje de ida a Vintas, el Juicio, etc.). Otras, es tan explícito en sus recreaciones que te olvidas de la historia principal, y es una maravilla que eso ocurra, como en el mundo Fata. Incluso en plena acción, en la lucha contra los saqueadores, Kvothe, que es héroe, nos hace olvidar todo lo demás. Su paso por Ademre es mítico. Los momentos de Ketan, del camino del Lethani, etc. Pero sale de todo eso para volver a su senda. La escena de la caravana de los Edena Ruth es dura, explícita y sin concesiones. Brutal, y desconcertante. Es una maravilla. Y todo lo recreado en Severen, en la corte, con sus normas, reglas, anillos y demás, es impresionante. Como decía por ahí arriba, la imaginación de Rothfuss es impresionante.

Los personajes siguen siendo magníficos. La recreación de todos ellos es sublime, y no hay ninguno, pero ninguno, que esté mal dibujado, o mal descrito o que su paso por la historia no tenga un peso. Desde un bandido, hasta el Calderero en el camino, tienen su peso. Los matices de cada uno de ellos son muy importantes, y hacen crecer la historia de manera excepcional. Nos quedan cosas por saber (como la historia de Bast) pero los personajes están ahí.

Vale, "El Temor de un Hombre Sabio" es un libro de 1216 páginas (en el Kindle, más de 20.000 posiciones). Es un tocho,. No lo digo en el sentido peyorativo de la palabra, es que lo es. Pero se lee con soltura, más bien se devora. Pero hay que saber que es largo. Aunque te atrapa, aunque lo hace desde el mismo momento que retoma la historia en la Universidad, hay mucho que leer. Y eso es así. Hay que saberlo para poder disfrutarlo bien.

Y por otro lado, de nuevo, es una obra inconclusa. Es un "coitus interruptus". Parece mentira lo que aún  queda por venir. No puedo pensar como meterá Rothfuss todo lo que queda en un único libro final....pero hay que confiar en que así será.

En fin, una obra que merece toda la atención. Una historia magnífica, un universo fantástico precioso, y sobre todo, una literatura maravillosa. Aquí lo tenéis, no lo dudéis (enlace tienda Amazon versión para Kindle) haceros con él.

8 comentarios:

Fernando Sanz dijo...

Buena entrada socio.

Amaia me ha regalado un Kindle que llega mañana, este y su primera parte serán mis primeras adquisiciones.

Un fuerte abrazo!!!!

Moisés Montero dijo...

qué regalazo!!!

Ya sabes que si necesitas consejos o algo con el chisme me dices....

Saludos

Bilal dijo...

Totalmente de acuerdo con la explicacion, sencillamente maravillosa la imaginacion de este hombre y lo que induce a imaginar a traves de sus palabras.

Moisés Montero dijo...

Gracias Bilal.
La verdad es que la imaginación que derrocha Rothfuss es impresionante :)

Saludos

Bilal dijo...

Totalmente de acuerdo con la explicacion, sencillamente maravillosa la imaginacion de este hombre y lo que induce a imaginar a traves de sus palabras.

elessargng dijo...

Permíteme hacer esta vez de abogado del diablo, hace ya muchas entradas que no discrepaba contigo... Y la clave te la doy precisamente en la última frase que dices: Todo lo que queda por contar. Después de leer el libro a mi me quedó una sensación muy diferente... Podría haber resumido muchísimo más ciertos capítulos, y hay cosas en las que se recrea una y otra y otra vez innecesariamente a mi juicio... La primera mitad del libro es como comentas, pero la segunda mitad se hace pesada, bastante pesada...
Y lo peor, después de terminar el libro no me ha dado la sensación de haber avanzado en la historia, en el personaje, no ha evolucionado nada... En fin, para mi ha sido una mezcla entre lo que has descrito con decepción por estos tintes que acabo de comentar...
Un saludo!

Moisés Montero dijo...

Yo veo lo que queda por venir, con preocupación (en plan Martin) pero si la calidad literaria es como lo que ha hecho hasta ahora, serán cienes de horas de disfrute.

Javier dijo...

¿1200 páginas? La verdad es que con el kindle ni te enteras, devoras los capítulos. Un saludo