lunes, abril 30, 2012

El Fugitivo

Stephen King es un grandísimo autor. Con un talento desbordante. Que lo diga yo ahora no es descubrir nada nuevo, puesto que es un hecho conocido, pero la verdad es que estoy redescubriendo a un escritor que quizá no le prestamos la atención adecuada (como a Asimov o Clarke, por ejemplo) dado que "per se" es así de bueno. De hecho, estos últimos libros que he leído me han acercado a un King más oscuro y más duro y cruel que en otras obras. No es el mismo King de "Misery" o "Dolores Claiborne", ni el mismo de "it" o "Cujo".

Estos dos últimos libros suyos que he leído, este "El Fugitivo" y "La Larga Marcha", que siguen una misma tónica (no en vano se escribieron bajo el seudónimo de Richard Bachman, en una serie seguida de libros) sobre un mundo futuro controlado por el Gobierno, en una distopía futurista muy clara, son cojonudos. Quizá por separado ambos dos flojean en algunas partes, pero en conjunto, son dos novelas muy pero que muy buenas. Y encima, están de actualidad. Muy de actualidad. Eso de que el gobierno nos controle, de que nos oculte información, del "pan y circo" de la televisión, etc. De verdad, asusta lo actual que pueden ser "El Fugitivo" o "La Gran Marcha", pese a llevar tanto tiempo escritas.

"El Fugitivo" cuenta la historia de Ben Richards. Es unos USA controlados absolutamente por el Gobierno, mediante la televisión, por el único canal que existe: Libre-Visión, los concursos son casi el único contenido. La población sufre, y los que no tienen nada, se embarcan en unos concursos para ganar dinero para sus familias, a cambio, en la mayoría de los casos, de la vida. Richards es elegido para participar en el concurso "El fugitivo". El concursante tiene que escapar de los "cazadores", los agentes destinados a perseguirle por todo el mundo, y hacer exactamente lo que dice su nombre, darle y caza y matarle. Cada hora que aguante conseguirá más dinero para su mujer y su hija enferma. Cada vez que mate a un perseguidor o agente de la ley, más dinero, y así sucesivamente. Si consigue estar con vida más de un mes, será "perdonado" y ganara una fortuna de por vida.

El libro está estructurado de manera muy clara y sencilla. Por capítulos más o menos cortos, en una cuenta regresiva de 100 a 0. Esto, así de entrada, le da un dinamismo y un ritmo increíble al libro, ya que sabemos (o intuimos) que esto acabará cuando lleguemos a cero. Y esa cuenta atrás es la misma que afecta al propio protagonista.

El libro, se puede decir que tiene tres partes. La primera es descriptiva, muy descriptiva de esa sociedad distópica del futuro. La descripción de lo que ha pasado, de lo que está pasando, y sobre todo, el proceso de selección de los candidatos a concursos. Es impagable lo que va pasando Richards, piso a piso, para la selección de cual es el concurso que mejor se adapta a él, o viceversa. Y todo ello, es una metáfora de la propia sociedad que refleja. 

La segunda parte es el propio concurso en sí, la escapada a ninguna parte, esa huida hacia delante de Richards y como es perseguido y acorralado como un perro. Es acción pura y dura, sencilla, fría y fácil de digerir. 

La última parte es la más corta, el desenlace. No puedo, ni debo decir más. Es la parte más descarnada, la más dura, pero la más intrincada. Puede parecer que incluso no encaje con todo el libro, pero no. Lo hace a las mil maravillas. Es un final crudo, para un libro duro y crudo. 

Por cierto, que este libro, nada tiene que ver con la versión cinematográfica, ya que esta última toma un camino totalmente diferente, aunque sea una buena cinta de acción, como digo, en el fondo y en las formas, nada tiene que ver con el libro. Es una pena que teniendo un grandísimo guión escrito por King, se optara por un camino tan diferente. Desconozco si a King le gusto la adaptación (yo creo que no), pero es un bonito ejercicio ver la gran diferencia que existe entre ambas.

En fin, un gran libro. Lo había leído hace mucho, quizá en su día tras ver la película., pero no recordaba nada. Ahora me he resarcido con gusto. Este libro tiene de todo, acción, ciencia ficción, control gubernamental, vísceras, muertes, crueldad, odio, y sobre todo, un ritmo endiablado.

No hay comentarios: