viernes, abril 06, 2012

La Larga Marcha

He leído uno de los primeros libros de Stephen King, publicado bajo seudónimo. La verdad es que de este prolijo autor no he leído todo lo que me gustaría, ya que es un grandísimo escritor. Esta "La Larga Marcha" es una novela dura y sin concesiones, algo floja en algunos momentos, pero bastante buena.

"La Larga Marcha" narra, en un escenario de unos Estados Unidos dominados por la pobreza, un régimen totalitario y quizá el ejército, como 100 jóvenes participan en un curioso "concurso". Se trata de caminar, sin poder bajar nunca de los 6,5 km/h hasta que sólo uno de los jóvenes quede en pie. La competición no se detiene por nada, ni para dormir. El ejército proporciona a los competidores cantimploras de agua, y una vez al día, comida, pero esa es la única ayuda que podrán recibir. El que, tras tres avisos, en menos de 2 minutos, baja de esa velocidad es brutalmente asesinado por los controladores de la carrera, soldados del ejército. El ganador, el último que quede en pie, tendrá como premio todo lo que desee a lo largo de su vida. El libro está centrado en Ray Garraty y en su vivencia a lo largo de la competición.

Lo primero que destaca, y más siendo una obra de King, es que todo se va narrando sin dar muchas pistas al lector. No descubrimos la brutalidad de los asesinatos hasta que cae el primero. Todo parecía que "dar el pasaporte" podría significar otra cosa, pero el primer competidor es brutalmente disparado. Lo siguiente destacable es el componente psicológico de la obra. La competición no sólo es una brutalidad para el cuerpo, sino sobre todo la mente. Es una competición a ver quién queda menos loco al final, tras ver morir a 99 corredores. King narra como nadie las locuras que van surgiendo en Garraty y en los demás.

Como decía en la entradilla, el libro es duro. No sólo por las muertes que se van sucediendo, sino por los relatos de terror y miedo que hay a lo largo del mismo. Además, subyace unos Estados Unidos envueltos en una dictadura, con detenciones y muertes en secreto. Además, la figura del "Comandante" el que gobierna la Larga Marcha es una clara alusión a un figura oscura y dominadora. Y todo ello, apoyado por historias paralelas de padres, madres, novias y mujeres de los participantes. 

Por otro lado, también tiene algunos puntos que no son del todo buenos. La obra, en algunas partes, flojéa demasiado con los alti-bajos del protagonista, que a veces son demasiado "idas de cabeza" que no encajan del todo. Además, King, intentando resumir algunos momentos (no se narran las 99 muertes) confunde un poco al lector, ya que no sabemos como está "la competición". Se notan todos los mimbres, EXCELENTES por otro lado, de este gran escritor, pero también se nota que era, en 1979, un principiante aún, de los buenos, pero aún empezando.

En fin, una novela "menor" en la colección de King, pero sin duda merece la pena por lo original de la idea, lo duro y descarnado del relato, y por notar los trazos de este autor. Finalmente agradecer a Javier su comentario en mi anterior entrada de libros, ya que él me ha descubierto el libro.

No hay comentarios: