lunes, mayo 21, 2012

Casino Royale

Vaya. Cómo cambia la opinión de algo cuando se profundiza. Si en mi primera aproximación a Ian Flemming y al James Bond literario acabé con un sentimiento agridulce (leer aquí), ahora la sensación es totalmente diferente. ME HA ENCANTADO. Me ha parecido sencillamente redondo y perfecto. "Casino Royale" es la primera y magnífica novela de James Bond. Un James Bond inexperto, oscuro, inexpresivo y vulnerable.

"Casino Royale cuenta la historia de la primera misión de un agente doble cero, 007, llamado James Bond. Debe derrotar a un espía ruso en una partida en el casino. Se trata de Le Chiffre, que ha dilapidado una fortuna de la agencia rusa y que con la partida trata de conseguir restablecer sus fondos. Si Bond logra derrotarlo y arruinarlo, seguramente será eliminado por sus propios camaradas y el golpe será perfecto. Bond contará con la ayuda de un agente francés, Mathis y con una agente inglesa Vesper Lynd. La cosa se torcerá con la aparición de asesinos, que tratarán de impedir el éxito del agente del MI6".

He devorado la novela. El ritmo es magnífico, trepidante, y la acción es constante. No me imaginaba que en las novelas de Bond se podría plasmar así el UNIVERSO BOND. Misoginia, coches deportivos, ruleta, partidas de cartas (bacará), espías, disparos, golpes, tortura, TODO. Y hablamos que la novela es de 1953, pero es tan actual, dinámica y fresca como nunca. Ni siquiera la parte de la lucha USA - Rusia - Inglaterra se queda atrás, ya que el mismo Bond, con Mathis, en un diálogo impresionante, justifica la acción de los servicios secretos sea cuando sea, da igual la época.

Me ha encantado el personaje de Bond. Al ser la presentación, y como justo acaba de ser designado doble cero (por matar a dos personas a sangre fría), está aprendiendo. Comete errores, pese a que es muy bueno, se enamora (por única vez, o casi, en su vida) y está a punto de morir. No es aún el más frío y calculador, no es aún el más letal y experto, no. Es vulnerable, es inexperto, pero se ven las trazas de lo que será. Y sobre todo, es oscuro y se ve por dónde irá evolucionando.

También es muy acertado las localizaciones y descripciones. De nuevo, estamos en 1953, pero no lo parece. Todo es excelso, la playa, el casino, la posada, los coches, y hasta las casas en ruinas. Todo destila el lujo de una película  un libro de Bond. E Ian Flemming sabe describir las cosas muy bien. Pequeños detalles. Y ahí están los magníficos detalles. Ese "Bond, James Bond" que suelta a Felix al presentarse. Ese combinado que ha inventado de martini seco con vozka, mezclado no agitado. Grande.

El libro tiene muchos y buenos diálogos. El referido de Mathis para con Bond sobre lo que es ser un espía. Los diálogos que parecen intrascendentes entre Bond y Lynd mientras se están cortejando. También buenas escenas de acción (toda la persecución en coche, la mega partida de bacará, etc..) y de recreo, como las escenas de Bond en la playa. Además, incluso, tiene sexo, con tórridas descripciones muy bien camufladas (o no) por Flemming.

En fin, una novela que me ha gustado mucho, mucho. Me ha devuelto al personaje que creía perdido por la lectura anterior. Pero sobre todo, es que he leído la génesis de todo lo que me gusta de James Bond. Y leerlo no es lo mismo que verlo. Además de ser un libro de acción, un thriller que se diría, bien escrito y repleto del universo Bond.

Finalmente decir que la película "Casino Royale" con Daniel Creig que comenté aquí en su día, ahora me parece aún mejor. Es una adaptación PERFECTA, moderna si, pero fiel a TODO el espíritu de la novela. Grande.

No hay comentarios: