viernes, mayo 18, 2012

HUGO: "El Hombre Demolido"

Vuelta a mis queridos premios Hugo. Esta vez el primero, el de 1953 a la mejor novela, para la obra de Alfred Bester "El Hombre Demolido", que para siempre tendrá el honor de ser la primera obra galardonada con el Premio Hugo. Era un poco reticente sobre lo que me podía encontrar con una novela de hace tanto tiempo, y sin embargo es una preciosidad, muy buena, y para nada mal envejecida. Todo lo contrario, es fresca, endiabladamente rápida y entretenida. Como explicaré más adelante, un claro ejemplo de premio....

...Más tensión dijo el Tensor, más tensión dijo el Tensor...

"El Hombre Demolido" cuenta la historia de Reich. Un magnate millonario dueño de un imperio intergaláctico. Pero está atormentado por algo en su mente, además de estar acorralado financieramente por su adversario D'Courtney. Ante la negativa de este último de formar una fusión de empresas, Reich decide acabar con la vida de su oponente, planeando un frío asesinato muy calculado. Todo esto sería normal, si no fuera porque estamos en el futuro dónde no hay asesinatos planeado ya que en la sociedad hay unas personas con poderes de telepatía que pueden leer las mentes y cazar a los asesinos muy fácilmente o incluso impedir los crímenes....pero Reich es muy listo, sin tener si quiera estas capacidades.

...Tensión, compresión y comienza la disensión...

La novela es excelente. Partiendo de algo que ahora no es muy original, e incluso para la SF de la época tampoco lo era (el tema de los poderes telepáticos) Bester desarrolla una historia y una trama muy buenos. No es lo que el origen de lo que cuenta, si no como lo cuenta y lo que desarrolla. Y eso, entiendo, es lo que premian los Hugo. Lo estoy "pillando" ahora tras varios Hugos (enlace), el quid de la cuestión no está en lo original (o si) del tema, sino en su desarrollo, en lo que puedes crear o llegar a crear con ello. Y Bester lo hace genial.

...Más tensión dijo el Tensor, más tensión dijo el Tensor...

Bester describe una sociedad futura, muy Cyberpunk (recuerden, en 1953, mil novecientos cincuenta y tres) en la que hay unos humanos con capacidades de telepatía. Hay 3 niveles, desde el más débil (3) que sólo puede leer la mente de los 3 y los humanos sin capacidades, los del nivel 2, que leen a los del 2, los del 3 y los humanos sin capacidades y los del nivel 3, que leen.... Además los Esper que así se llaman a estos humanos telépatas, pueden comunicarse entre si mediante la telepatía, lo que les hace muy singulares. Los Esper de clase 3, además tienen algunas capacidades adicionales. Pues bien, se agrupan en un Gremio que trata de que los Esper se mantengan en el lado bueno, sin usar sus poderes para el mal y para ayudar a los humanos. Hay profesiones muy claras, desde agente de aduanas, abogados, etc.....pero claro, hay ovejas negras.

...Tensión, compresión y comienza la disensión...

"El Hombre Demolido" habla de la caza, del juego del gato y el ratón, entre Reich y su perseguidor. Un policía esper de clase 3 que usará todo lo que pueda para pillarle. Puede usar sus poderes telépatas, pero el policía debe rendir cuentas a un cerebro inteligente (llamada Moisés, juro que no tenga nada que ver...pero claro, inteligencia y Moisés van de la mano jejeje) presentando pruebas sólidas como si de un caso "normal" se tratase. Es curioso que un telépata deba rendir pruebas fehacientes y concluyentes  a pesar de haber leído el crimen.....

...Más tensión dijo el Tensor, más tensión dijo el Tensor...

....y ahí está la lucha. Debe el policía salirse de la norma, de los buenas conductas del Gremio y usar sus poderes contra el criminal. Criminal que sin poderes es capaz de eludir al policía, demostrando que el razonamiento y el cerebro humano aún son buenas armas....y eso que el crimen es chapucero y llevado a cabo lejos de un crimen perfecto....pero....las pruebas son las pruebas....

...Tensión, compresión y comienza la disensión...

El término demolido hace referencia a que cuando uno cogido en un mal acto (crimen, fraude, etc..) se le convierte en un hombre demolido, destrozado, se le despoja de todo lo que es y lo que tiene. Reich quiere escapar de ello, pero es que el policía, que se denomina así mismo como "niño demolido" le perseguirá hasta alcanzarle. El acosador y el acosado en un lucha cruel. De hecho, Reich es acosado incluso en sus pesadillas. Pero no todo es lo que parece y además, "El Hombre Demolido" habla sobre la maldad, sobre la que se ejerce y sobre la que nos ejercen....y lo cruel que es para un hombre vivir sabiendo que ha hecho el acto más cruel de todos....

...Más tensión dijo el Tensor, más tensión dijo el Tensor...

La novela es un thriller en toda regla, pero lo es desde todos los ámbitos posibles. Pero además, es oscura, dura y fría. Los personajes son "todos" implacables, cada uno a su medida, y ninguno está exento de ser malvado. La sociedad es dura, casi sometida, aunque ellos no lo quieran, a los Esper, debido a su poder. Bester refleja esto muy bien, con las conversaciones sin palabras entre los telépatas en plenas conversaciones vocales con humanos "normales". Es un gran acierto la manera de narrar mezclando conversaciones con palabras y otras con la mente.

...Tensión, compresión y comienza la disensión...

Además, Bester indaga mucho en las motivaciones y carencias de los dos personajes principales. El policía, Powell, debería casarse pero no encuentra a la mujer Esper necesaria, pese a tenerla delante de sus narices. Se enamora de la mente de una testigo, en una escena preciosa y dramática, como un hombre bucea en la mente enferma de ella. Y es que el libro tiene escenas memorables, como esa dónde presentan a Moises las pruebas del caso...y el cerebro súper inteligente (çe moi) va contestando. Cambian las pruebas (sic) y el cerebro cambia los resultados. Y como una mal interpretación de una respuesta (WWHC) cambia TODO.
...Más tensión dijo el Tensor, más tensión dijo el Tensor...

En fin, una novela MAGNÍFICA. Una novela que supone algo importante para el género y que te das cuenta mientras lees. Una novela que se interesa más por como son los telépatas que por el hecho en si, como dando por supuesto que sería así. Se interesa más por lo que resulta del hecho, por los sentimientos y acciones, que por que exista (o no). Y eso, es un acierto en toda regla.

Nota: El truco con el que el Reich trata de mantener sus pensamientos inaccesibles a los Esper es a través de fijar en su cabeza, mediante una telépata, una canción. Esto es otro claro ejemplo de lo hondo que cala su innovador estilo; aun después de terminar la lectura, el repetitivo estribillo "Más Tensión dijo el Tensor, más tensión dijo el Tensor, tensión, compresión y comienza la disensión..." persigue al lector de igual manera que al protagonista de la novela....

No hay comentarios: