viernes, mayo 11, 2012

Sinsajo

He de reconocer que he devorado "Sinsajo", el tercer y último libro de la saga de Los Juegos del Hambre. Ya os he hablado de "Los Juegos del Hambre" y de "En Llamas". Si he devorado el libro en tres días, obviamente me ha enganchado y he de reconocer que me ha gustado. Es bastante mejor que el segundo e incluso, a su manera, el mejor de la trilogía.

El argumento de "Sinsajo" sería: "El Quarter Quell ha acabado. La Guerra Total en Panem entre el Capitolio y los Distritos se ha desatado, siendo una lucha del gobierno contra los rebeldes liderados por el Distrito 13. Los personajes deberán elegir bando, bien con el Presidente Snow o bien con los Rebeldes. Katniss, la Chica en Llamas despierta de una pesadilla tras salir de la arena. Deberá elegir bando o no elegirlo. Deberá luchar por los que quiere o bien mandarlos a la muerte. En resumen, deberá elegir entre pasar inadvertida o convertirse en el 'Sinsajo', el símbolo de la rebelión. Pero por el camino pasarán muchas cosas, eso si, la guerra casi seguro que terminará, en un sentido o en el otro."

Decía que este libro, a su manera, es el mejor de la trilogía. Lo puedo decir ya que lo creo. Es el más oscuro, el más duro, el más frío y el más autenticamente DISTÓPICO. De hecho, una de las cosas que no me gustó del segundo ("En Llamas") era el final, abrupto y sin sentido. Ahora cobra sentido, con el tercero, con su estructura y con su final. Ahora si, el final de la saga es bueno, me ha gustado. Es sobre todo coherente con todo lo escrito, duro y sin concesiones, incluso, diría, que sin esperanza. 

"Sinsajo" habla sobre la traición. Sobre la lealtad, sobre las creencias y deseos de uno mismo por encima de lo que debería ser lo bueno para si mismo o para los demás. Habla también del liderazgo algo muy de moda. Para Katniss no hay mayor condena que tener que elegir, aunque no le quede más remedio, que ser el Sinsajo, un símbolo. Y darse cuenta, que desde que toma la peor decisión de su vida, pero una vez más sin tener más remedio, de sustituir a su hermana pequeña en los juegos del hambre, no ha hecho más que ser un guiñapo en manos de todos. Del Capitolio, del Presidente Snow, de Peeta, de Gale, de Haymitch, de Coin, de los Rebeldes, e incluso, de si misma. 

Además, "Sinsajo" profundiza en algo también muy de moda. Las guerras televisivas televisadas. Y no me refiero a esas por la audiencia, sino a las guerras que se televisan en directo, y cuya propaganda de los hechos es más importante, casi, que las victorias en el campo de batalla. Desde los ministros de propaganda hasta nuestros días todo esto ha ido aumentando. Quizá la primera Guerra televisada fue la "Del Golfo", pero hoy en día, las cámaras avanza en directo a la vez que la infantería. Pues bien, en "Sinsajo" esto es más que un hecho, es un lev motiv. De toda la saga, pero en "Sinsajo" lo vemos mucho más crudo, más duro, más realista. Hasta el punto de tener a un escuadrón de la muerte mortífero (valga la redundancia) que no entra en combate, desperdiciando talento militar, si no que rueda escenitas bélicas preparadas para propaganda. Muy duro, pero muy actual. La televisión como medio de control de masas...¿os suena?.

También es digno de mención la parte de "Pan y Circo" que relata tan bien Suzanne Collins, y que enlaza con lo que decía del control estatal. Hoy, con muchas personas sin trabajo, con sueldos precarios, malos gobiernos y regidos por bancos y estafadores, la gente se olvida de todo esto por el fútbol, por ejemplo. O se indigna más por el echo de que el wachap ese no funcione, que por lo que roba un ex-banquero. Lo dicho, "Panem et circenses"....

Otro acierto de este "Sinsajo", que en "En Llamas" me parecía repetitivo, se convierte en virtud ahora. La estructura. De nuevo asistimos a un media parte del libro de asentamiento y a una parte de "juegos". Esta vez no es en la arena, sino en las calles del Capitolio, pero, al igual que los propios protagonistas hacen referencia a que no es más que otros Juegos del Hambre con otros rivales y otro estadio, la estructura cobra sentido, de nuevo. Es una pena que haya que esperar al tercer libro para "verlo", pero las cosas son así.

Pero lo mejor, como decía, es el final. Concluso, claro, directo y sobre todo coherente. Ningún otro final, ni siquiera con un hálito de esperanza me hubiera complacido como lo hace este final oscuro, duro, desolador y complaciente con el hay que seguir adelante. Gran acierto de Collins de cerrar así la saga.

En fin, una saga de Ciencia Ficción distópica buena. Mucho mejor de lo que podría parecer en un principio, con una segunda parte más floja pero que hace de preludio a la última. Bastante actual y bien contada, con un ritmo trepidante, sobre todo en esta última novela. El precio medio de los tres libros para Kindle me ha parecido razonable, visto el rendimiento. Este "Sinsajo" lo podéis comprar aquí.

1 comentario:

Javier dijo...

Hola Moíses,

yo, como tu, también he devorado la trilogía pero en mi caso, el último libro me ha resultado un poco "indigesto" por hacer el juego de palabras.
Estoy de acuerdo contigo en las ideas generales que transmite el libro y lo que podemos aprender comparando esta distopia con nuestra sociedad. El "Pan y Circo" que nos rodea y que nos aísla como a los ciudadanos del Capitolio que viven su vida mientras el resto del mundo se hunde a su alrededor. Simplemente el modo de narrarlo me ha parecido lento y algo repetitivo, sobre todo la primera parte que ocurre en el Distrito 13. En mi opinión el libro no conseguía arrancar, a cada escena de acción le sigue una escena de hospital o de diálogo interior de Katniss que parte el desarrollo de la historia. Demasiada introspección para mi gusto.
La segunda parte del libro es más ágil y el final ES el que tiene que ser, para seguir la coherencia de la trilogía. Un final duro que quedará muy bien en pantalla y que impulsa a Katniss a llevar a cabo el acto final.
En fin, una trilogía correcta, bastante mejor que otras sagas más recientes de vampiros y hombres lobo.
Un saludo