lunes, octubre 01, 2012

Telón

El último libro que he leído, repitiendo repaso a las mejoras obras de Agatha Christie. Esta vez he saltado a la última de Hércules Poirot "Telón". Es el último caso Poirot, aunque curiosamente Agatha lo escribió muchos años antes, al comienzo de su carrera, pero mandó guardar el manuscrito en un banco hasta casi el final de sus días, cuando consideró que podía publicarse. Es una de las mejores novelas, de nuevo, por la combinación del "whodunit" junto con la situación límite de Poirot, físicamente postrado en una silla de ruedas y al borde del final de sus días.

"Telón" cuenta lo siguiente: "El Capitán Arthur Hastings se reúne con Hércules Poirot en Styles para resolver el que será su último caso. Se reúnen en la misma casa dónde se conocieron y empezó la exitosa carrera de Poirot en Inglaterra, la mansión Styles. Esta vez Poirot está postrado en una silla de ruedas y le pide al Capitán que le ayude con su último caso. En la casa hay un asesino que ya ha cometido varios crímenes, y Poirot, con la ayuda de Hasting, pretende evitar que cometa otro crimen."

La novela está planteada para no sólo meterse en la trama de misterio, sino para además recrearse en los personajes, sobre todo en Hastings, y en la atmósfera que rodea la casa. La mansión es un personaje más, turbador y con algo que invita al crimen. Hastings en el típico relato de los hechos como en muchos otros libros de la serie, aunque abusando de la primera persona, hace muchas reflexiones sobre los recuerdos. No sólo sobre los casos, la mansión, sino sobre su vida pasada (sus tres hijos, su mujer fallecida, etc...). De hecho, quizá en este último acto de Poirot, el belga es mucho menos protagonista de lo que cabría esperar, salvo al final, claro.

En la novela además se incluyen, como suele hacer Agatha, conversaciones y diálogos muy interesantes, sobre los conflictos generacionales, los malos tratos psicológicos, la eutanasia, la pena de muerte, etc. Agatha usa las diferentes visiones de los personajes para poder reflexionar sobre las cosas... 

Cómo no podía ser la novela tiene sorpresa final. Agatha nos cuenta (el final) de una manera inesperada, para sorprendernos y dejarnos con la boca abierta, o no. Sin embargo todo el final es un poco traído por los pelos, algo más de lo normal. Pero ojo, esto no hace peor a la novela. Se disfruta y lee con fruición, y cierra el personaje de manera excepcional. Merece la pena.

No hay comentarios: