miércoles, octubre 03, 2012

ZARDOZ

El otro día esperando en el aeropuerto de Barcelona y gracias a mi Nexus 7 pude disfrutar del visionado de una cinta de 1974 de SF a la que le tenía muchas ganas. "Zardoz" de John Boorman. Y vaya película. Es una cinta muy rara, mucho. Muy al estilo de Boorman y muy de los años 70. Es una de esas cintas que no se explican con palabras....o que es muy difícil hacerlo con palabras.

Sean Connery tiene esta pinta en Zardoz, y esta misma imagen da idea de la cinta que es:

Vale. Ahora os dejo con un speech de Zardoz, justo al comienzo de la cinta (no spoiler):

The Gun is good!
The Penis is evil!
The Penis shoots Seeds, and makes new Life to poison the Earth with a plague of men, as once it was.
But the Gun shoots Death and purifies the Earth of the filth of Brutals.
Go forth, and kill!
Zardoz has spoken.

A que ya tenéis cientos de ganas de ver la cinta.....pues algo parecido me pasó a mi.

"Zardoz" cuenta lo siguiente: "En el año 2293, una élite privilegiada de seres humanos que han descubierto la inmortalidad vive aislada por un campo de fuerza invisible, dentro de un mundo de desolación, en una burbuja llamada "El Vortex". Fuera, viven los elegidos y los brutales. Los primeros son exterminadores elegidos por el dios Zardoz para matar a los brutales, a los que se consideran impuros. Zardoz está controlado por los privilegiados desde El Vortex. Estos viven una monótona y pacífica vida basada en la contemplación y en compartir todo su conocimiento con una fuente de información central: El TABARNÁCULO. Pero un día aparecerá entre ellos Zed (Sean Connery), uno de los elegidos, que se cuela en el Vortex y todo se pondrá patas arriba".

La cinta se puede considerar (casi) de Serie B. El bajo presupuesto se vislumbra en cada escena, hasta se ven los hilos que sujetan las cosas que vuelan. Pero en el fondo subyace un contenido muy de Ciencia Ficción y filosófico. Boorman, que la dirige, la escribe y la produce nos habla de una manera alegórica, casi como una fábula de la inmortalidad, de la oligarquía y la segregación social y racial. Todo ello en un futuro no muy lejano, vamos, en plena campiña inglesa con algo de plásticos para hacerla parecer de un futuro. Pero es un futuro apocalíptico, con ciudades arrasadas, pobreza, hambre y muerte. Mucha muerte.

Vale que el tono irónico continuo no ayuda mucho, pero la cinta es seria en el contenido, en la fuerza de las imágenes, aunque fracase en la puesta en escena en muchas ocasiones. Además Boorman juega con otros elementos habituales suyos, como el sexo y la desnudez. Todas las mujeres de los privilegiados prácticamente enseñan sus pechos...pero eso no importa, ya que estos privilegiados han desterrado el sexo y las atracciones físicas, al no servir de nada. Pero Zed lo cambiará todo.

Sin querer hacer mucho spoiler, decir que además hay continuas referencias a "El Mago de Oz", ya que en si mismo Zardoz es una alegoría misma del propio Mago.

La cinta hay que verla en VOSE. Los diálogos son muy importantes, sobre todo para los privilegiados que basan su vida en compartir todo el conocimiento, y tienen unas reglas, charlas, reflexiones y votaciones muy impresionantes. Pero además Sean Connery lo borda como Zed en versión original. Parece en algunos momentos un bestia con lenguaje reducido, pero no lo es. Charlotte Rampling lo hace muy pero que muy bien, además de estar guapísima y muy pero que muy sensual (y es a la que más le cuesta enseñar los pechos, pero no lo necesita). Es una actuación muy buena. John Alderton como Friend lo hace magistralmente, y también merece mucho la pena.

"Zardoz" tiene escenas sonrojantes, pero también escenas muy buenas. Todo el principio con la cabeza de Zardoz y el speech inicial es magistral. La escena de "la erección" dónde Zed es puesto a prueba para saber como funciona una erección, ya que hacía cientos de años que no tenían ni veían una en El Vortex es magistral. Las escenas con el campo de fuerza, y los ricos a un lado, y los muertos de hambre al otro, así como todas las alegorías sobre los renegados y los expulsados del Vortex. Boorman tiene una FUERZA INFINITA para crear imágenes sojuzgantes, duras, impresionantes, pero bucólicas e impactantes. Magistral en este aspecto.

En fin, una cinta muy pero que muy curiosa. Ciencia Ficción de los años 70, colorida, dura, impactante, pero cutre en algunos momentos. Con escenas míticas, con personajes ridículos, pero con ideas muy interesantes. Merece la pena verla.

No hay comentarios: