viernes, noviembre 02, 2012

El Principio del Fin

Qué bueno. He vuelto a recuperar la forma DEVORANDO un libro. Me he cepillado las más de 250 páginas de "El Principio del Fin" primer libro de "Apocalipsis Z" de Manel Loureiro. Fue empezarlo el lunes en el aeropuerto de Bilbao a las 6 de la mañana y el miércoles lo acabé en el de Barcelona en la espera para volver a casa. Cierto es que se lee con facilidad y que tampoco es muy extenso, pero ha sido una delicia, y una grata sorpresa.

He de reconocer que, sabiendo que iba de zombies y siendo un libro "best-seller" español, no tenía puestas mis esperanzas en que me atrapase. Pero lo ha hecho. Está muy bien construido, tiene un RITMO ENDIABLADO y sobre todo es sencillo, claro y directo.

Cómo digo, lo primero que destaca es el RITMO. Desde la primera página te atrapa con él y te sumerge DE LLENO en la historia y en la acción. Todo ello basado en una historia del tipo "diario", en la que por entradas cortas (3/4 páginas como mucho, pero tan sólo de 1 al principio) nos va metiendo profundamente en la historia. 

Historia que cuenta lo siguiente: "Estamos leyendo el diario de un jóven abogado que vive en una chalet a las afueras de Vigo. Todo parece normal, política, apagones de FENOSA y una mini guerra en el Caúcaso. De repente, de un día para otro, el caos empieza a aparecer en todo el mundo debido a un virus que se extiende rápidamente. Y sin quererlo ni beberlo, nuestro amigo se ve rodeado de zombies que intentan comérselo."

Cómo digo, todo va a un ritmo endiablado. No es deprisa, no. La palabra no es deprisa, ni rápido, es endiabladamente caótico pero rítmico, endiabladamente enloquecedor pero desarrollado, endiabladamente duro pero coherente. No sabría decirlo, pero a medida que caen las páginas, no puedes parar, no puedas evitar meterte de lleno en la vida del protagonista y sufrir (y alegrarte) con su supervivencia. Los capítulos, marcados con la fecha y hora de la correspondiente entrada del diario tienen la capacidad de hacer que te enganches más y más. No es que haya un "cliffhanger" en cada final, pero casi. 

Pero la otra cualidad que hace de este libro una sorpresa muy agradable y una pequeña joya es la naturalidad. Lo crudo y real que parece todo. Estamos saturados de series, cómics, etc. sobre zombies, pero todos parecen lejanos, ocurren en USA, o mucho más lejos. Aquí no. Esto ocurre en Vigo, en España. Y la realidad de Galicia y de España, de su clima, de sus gentes, de sus peculiaridades, llevadas al extremo en un holocausto, están ahí plasmadas. Además que el protagonista hace lo que haría cualquiera. No es un héroe ni un súper dotado, no. Es un tipo normal llevado al extremo. Eso me ha encantado. Sobre todo las pinceladas de realidad, de esa realidad del día a día, plasmadas en un mundo con muertos caminando por la calle. Genial.

Otra cosa, unida a la anterior del realismo, es la parte gore. Hay sangre a patadas, brutal. Hay escenas muy fuertes y relatos descarnados de dolor. Igual que el protagonista vomita, al lector se le revuelven las tripas. Pero es que es ASÍ, o mejor dicho, SERÍA ASÍ si el escenario apocaliptico que pinta Manel fuese real. Y hay que tener mano para ser capaz de describir algunos de los pasajes tan duros del libro. Pero luego también hay momentos emotivos, pequeños detalles de esperanza y risa. Eso tmabién compensa, y hacen humano al personaje central (y al maldito ucraniano, y hasta al gato Lúculo) y al lector.

Vale, seguramente desde el punto de vista literario no aportará nada. Pero me la sopla. Me ha enganchado. No he continuado leyendo el segundo libro "Los Días Oscuros" porque aún no lo he comprado en la tienda de Amazon, y además me he querido dar un pequeño descanso (tanta sangre me ha dejado saturado jejeje). Pero lo haré en menos de una semana, seguro.

En fin, un libro que merecen los menos de 6€ que he pagado por él en la tienda de amazon (enlace). Un libro apasionante. No es una obra maestra, pero va más allá del entretenimiento. Tiene un ritmo endiablado, demoledor, pasajes aterradores y muestra un escenario apocalíptico en plena España que asusta. Léanlo.

No hay comentarios: