viernes, noviembre 16, 2012

La Ira de los Justos

Aquí acaba la trilogía de Apocalipsis Z de Manel Loureiro. Los dos libros anteriores ya los he comentado aquí, son "El Principio del Fin" y "Los Días Oscuros" que podéis leer aquí y aquí. Es una pena porque esta saga ha ido de mucho, pero mucho, a menos, pero bastante menos. Sin duda alguna el primer libro es muy bueno, y en cada siguiente entrega se ha ido perdiendo fuelle e ideas, dejando que este último libro que cierra la serie sean muy flojo.

En la última entrega tenemos el siguiente argumento: "Nuestros protagonistas y supervivientes del Apocalipsis tienen una oportunidad más de sobrevivir. Tras salir a toda velocidad de Tenerife rumbo a lo desconocido hacía África, han sido rescatados en medio del océano por uno de los últimos grupos organizados que quedan sobre la Tierra. Obligados a acompañar a sus salvadores, llegan hasta el golfo de México, un lugar que parece florecer bajo el mandato benevolente de un misterioso predicador. Pese a que en la ciudad todo el mundo actúa como si el Apocalipsis jamás se hubiera desatado, pronto descubren que algo siniestro se oculta bajo ese paraíso. Cómo siempre, el abogado, el ucraniano y Lucía se dedicarán a hacer lo que mejor saben hacer: Sobrevivir."

Qué conste que aún estamos ante un libro interesante, y que habiendo llegado a leer los dos anteriores y por respeto al buenísimo libro que es el primero ("El Principio del Fin") este último hay que leerlo. Pero ya no se disfruta tanto. Tiene sus momentos cómo no, como esa travesía en el desierto del abogado, o la relación entre Pritchenko y el protagonista, los momentos con Lúculo, etc. Pero creo que el problema de "La Ira de los Justos" es que la nueva localización principal de la trama, en USA, así como la inclusión de temas más profundos a parte de los No Muertos (los nazis, la hegemonía en el Planeta, la lucha de razas, etc.) y sobre todo nuevos personajes como los norcoreanos, Greene, Strangärd y Malachy. Quizá estos personajes por separado son muy buenos y funcionarían sólos, pero juntos y con los protagonistas y con los No Muertos, no. No funcionan. 

De hecho, en esta tercera entrega los No Muertos ya son lo de menos. En todos los sentidos. Prácticamente no hay enfrentamientos con ellos, sino entre los humanos que quedan. Y como digo, encima, en USA. No, para mi gusto no funciona. Una de las cosas que me maravilló de "El Principio del Fin" era que estaba situado en España. Que lo que ocurría podía ocurrirte a ti. Pero ahora nos hemos vuelto a ir a USA, mezclando tramas y dividiendo (en exceso para mi gusto) a los protagonistas y a lo que funcionaba. Una pena.

Y no digo que no tenga mérito conseguir lo que consigue Loureiro, que es hacer que disfrutes un buen rato con historia de norcoreanos y demás. Pero ya no funciona dentro de la saga. Y como decía, Manel Loureiro sigue teniendo buenos momentos, y sobre todo mano para ir dejando colgado al lector de un capítulo a otros con giros y sorpresas. Eso lo hace fenomenal. Pero el ritmo frenético y el hecho de devorar capítulos ya no se da en "La Ira de los Justos". 

Lo mejor del libro es su parte final. El climax. Era difícil que con todos los personajes y cosas que podían pasar se llevara a buen puerto, pero Loureiro lo hace y resulta muy entretenido. Sobre todo el último capítulo y los últimos párrafos, que me parecen cierran la trilogía, desde el punto de vista del argumento, de manera excepcional. Eso, y la magnífica prosa de Manel no hay quién se lo quite.

En fin, un buen libro, pero flojo en la trilogía que cierra. Tiene unos momentos muy buenos, derivados de lo mejor que sabe hacer Loureiro que es narrar con una prosa excelente y un ritmo endiablado. Mientras se ciñe a ello todo va bien. Pero el libro está flojo en cuanto al argumento general y la localización principal, y a la mezcla de temas, quizá olvidándose de lo No Muertos. Pero es un libro que hay que leer para cerrar la trilogía, y lo podéis comprar aquí en Amazon.es

No hay comentarios: