miércoles, noviembre 28, 2012

TED

Otra mala película. No. No es mala, es muy mala, es una mierda de película. "Ted" es una de esas cintas, tipo "Torrente" o "Días de Fútbol". Cintas con un humor basto, soez y que no tienen un ápice de cine de verdad, pero que extrañamente tienen su público y funcionan. Simplemente a mi no me gustan, son absurdas y no hacen ni puta gracia. He caído en "Ted" porque creía que viniendo de Seth MacFarlane el autor de "Padre de Familia" podría acertar en el humor. Pero no. Lo que funciona en dibujos animados (y tampoco es que me encante) aquí es un desastre de proporciones considerables.

"Ted" cuenta lo siguiente: "Un niño mira a las estrellas y pide un deseo. Es Boston y es Navidad, así que el niño logra lo que quería: su osito Teddy, flamante regalo navideño en 1985, acaba de cobrar vida y juntos afrontan la promesa de ser mejores amigos para siempre. El tiempo pasa, y ahora el niño, John Benett (Mark Wahlberg) trabaja en una oficina de coches usados y tiene una novia preciosa, Lori (Mila Kunis). Pero Ted es un irreverente, y hace que la vida de John sea un desastre, perdiendo su trabajo, la novia y todo lo que toca.".

Lo siento pero Ted no me ha hecho ni puta gracia. La mayoría de los gags están basados en el caca, culo, pedo, pis del siglo XXI, es decir, referencias a sexo explicito (vomitiva la escena de la cajera, con esa referencia totalmente explicita a una eyaculación en la cara), prostitutas, a drogas y meterse con algún personaje conocido una y otra vez (no he entendido la saña con Tom Skerritt, o la admiración por Flash Sam J. Jones Gordon). No entiendo que gracia hay en dar caña a los homosexuales, y presentarlos como los presentar. Luego nos quejamos de los tópicos, pero la gente se ríe con estas cosas. Apesta

Sin embargo es curioso, que la parte dramática o "seria" de la cinta, es decir, cuando no está ese humor absurdo que no hace gracia, está bien hecha. El oso que habla es creíble, el mundo reacciona ante él, y los personajes también. Cuando la cinta es seria no da vergüenza ajena. Qué pena que no se siguiera ese camino.

Pero la historia hace aguas. La presentación navideña salpicada de burradas (sobre los judíos) tras 40 segundos de empezar la cinta ya pinta mal. Quiere ser una coña, quiere ser irreverente y lo que hace es dar vergüenza ajena. Luego no funciona la trama de adulto de 35 años con el oso que habla. No funciona la historia del oso en el supermercado  Ya he ducho que hay una escena patética, pero es que los diálogos con el jefe del mismo son paupérrimos y no se entiendo que gracia tiene ese juego que se traen ambos. Y el resto de la historia deambula entre lo previsible (todos sabemos lo que va a pasar a continuación) y el aburrimiento por desfachatez de los chistes.

Y luego están las actuaciones. Lo siento pero Mark Wahlberg está fatal. Está toda la cinta con la misma cara de colgado a crack, cuando debería mostrar algo más. Mila Kunis que está cañón no puede hacer nada debido a la mierda de personaje que tiene el guión, que la relega a ser muy guapa y tonta, tolerando lo intolerable a un idiota, y de repente estar agradecida porque te sigan ninguneando. Y el resto, no existen. Sin más.

En fín, una cinta carente de humor, sobre-valorada y sin gracia. Un guión sin pies ni cabeza que no aporta nada. Hay que huir de estas cintas. Eso que la he visto en VOSE...no quiero ni pensar en la mierda que habrá perpetrado el Millan con esta cinta...absurdo.

No hay comentarios: