miércoles, enero 02, 2013

The Company Men

Peli de fin de semana. "The Company Men" es una historia de esas de llegar al corazón, un drama social de actualidad y esas cosas. Pero no, no funciona. Es una pena, ya que la idea era buena, pero se arruina al ser excesivamente repetitiva en algunos momentos, y sobre todo al ceñirse al "happy end" que toda cinta de Hollywood tiene que tener....

La historia de "The Company Men" sería: "Bobby Walker (Ben Affleck) es un directivo de unos astilleros de esos gigantes mundiales. Lo tiene todo en la vida, un sueldo de 160.000 USD al año, un porche, una hermosa y grandísima casa, una maravillosa familia. Vamos, un ejemplo de éxito made in USA. Pero la crisis es la crisis. Y la política de reducción de personal para que los accionistas sigan ganando dinero le lleva a la calle. 6 meses de sueldo y un cubículo desde el que buscar trabajo. Trabajo que no existe. Bobby al principio no se da cuenta de lo profundo que es el agujero, y cree que aún puede seguir jugando al golf, llevando el Porche y con un tren de vida que no puede pagar. Sólo la perseverancia y la inteligencia de su mujer, que si sabe lo grave de la situación, y la ayuda de ex-compañeros suyos Phil Woodward (Chris Cooper) y Gene McClary (Tommy Lee Jones) le ayudará a redirigir su vida.".

La cinta es un pastelón, un dramón. Si, actual y realista (aunque no por el estatus social de los protagonistas, en nuestro país gente con esos sueldos no está viendo tan mermado su trabajo) pero quizá demasiado exagerado. Es cierto que muchos que pasan por un despido al principio son tan inútiles como el protagonista de no darse cuenta de lo duro que puede ser estar en el paro, pero creo que el guión (que está escrito por el director) lo lleva en exceso a la lágrima y al drama

Tampoco encajan los personajes de Cooper y Lee Jones. El primero parece excesivamente exagerado, y el segundo tiene tanto dinero y le afecta tan poco el despido (además de estar tirándose a la jefa de personal delante de su mujer) que no encaja en el drama. Se supone que tenemos que ver como les cambia la vida a los tres con el despido, como deben redefinir sus vidas como esposos (o no) y como padres....pero eso se queda en un quiero y no puedo y la cinta es más un lloriqueo continuo de Bobby, un enfado perpetuo de Cooper y una huida hacia delante ce Lee Jones para seguir amasando pasta. 

Las actuaciones son normales. El Affleck ha hecho tantas veces este papel (poderoso caído que tiene que reconducir su vida) que creo es un holograma ya grabado. Actores TAN BUENOS como Tommy Lee Jones o Chris Cooper simplemente actúan y ya lo hacen bien, pero sin alardes. Del resto poco que destacar, salvo a María Bello que además de salir muy guapa ya con encantos de la madurez, saca petróleo de su papelito. Otro que está bien, sin más, pese a que no es santo de mi devoción es el Kevin Kostner. Este tío cuando no es el protagonista es muy buen secundario, y aunque se papel sea poco importante, le da entidad a las escenas en las que participa.

En fin, una idea que podía dar más de si en manos de un director con algo de vista más "social" y luchadora. Pero que se queda en un drama del montón, con buenos actores que simplemente hacen un papel de piñón fijo, es decir, que podían dar mucho más de si, unas buenas localizaciones y poco más. 

No hay comentarios: