lunes, junio 17, 2013

El Vuelo

La película del fin de semana. Tenía muchas ganas de ver esta cinta de  ya que tenía muy buenas críticas, sobre todo por el gran hacer de . Y ha sido un poco agridulce. Me parece una película que tiene unos grandísimos momentos, una narración espectacular durante buena parte de ella, pero por otro lado comete errores de bulto y finalmente, es cerrada de una manera mezquina y moralizante que no encaja para nada con el tono y el planteamiento del filme. Una pena.

Esta "El Vuelo" cuenta la siguiente historia: "El Capitán Whip Whitaker (interpretado por ) es un piloto de avión alcohólico y adicto a la cocaína, así como al riesgo. En vías de divorciarse con un hijo adolescente tiene todas las papeletas para ser un desastre, y sin embargo se convierte en un héroe al realizar una maniobra IMPOSIBLE con un avión comercial y salvar casi un centenar de vida en un accidente increíble. De los 102 pasajeros, consigue que las bajas sean "sólo" 4 pasajeros y 2 tripulantes. Sin embargo, pese a ser un héroe para el país, se verá envuelto en la investigación ya que iba borracho en el avión, había consumido cocaína antes de subir y llevaba varios días de juerga."

La historia escrita así es un melodrama. Y lo es. No es una cinta de acción pese a los trepidantes minutos iniciales, magistralmente rodados por Zemeckis, culminando en uno de los mejores accidentes aéreos filmados en el cine contemporáneo. Sin embargo, como digo, es un melodrama centrado en las consecuencias de los actos del piloto (protagonista único de la película) y en como asistimos al descenso a los infiernos de él mismo. 

Lo primero que es destacable de la cinta es Washington. Es una cinta hecha a su medida. Sin embargo este magnífico actor da una de cal y una de arena. Tiene momentos sublimes de interpretación (todo el inicio, el accidente, la visita a su ex-mujer e hijo, el primer encuentro con Nicole, etc.) alternados con otros de piloto automático dónde hace gala de todos sus mejores tics y clichés adquiridos en su larga experiencia. No nos engañemos, es uno de los mejores actores del momento, merecidamente nominado al Óscar por esta interpretación, pero por momentos parece que se ponga en plan piloto (y nunca mejor dicho) automático y no quiera dar el 200%. Luego está  como Nicole que lo hace de maravilla en un pequeño papel pero importante. Don Cheadle y Bruce Greenwood están correctos, pese a ser dos grandes actores. Y finalmente destaca sobre todos ellos, incluso sobre Denzel un genial John Goodman. Su papel es pequeño, pero saca petróleo, además de ser crucial para el desenlace del filme.

Zemeckis está muy bien en la dirección, hasta el último cuarto de hora final. En lugar de cerrar la cinta en el desenlace del descenso a los infiernos del piloto, pone un epílogo FATAL, FEO, MANIQUEO y hasta con referencias a Dios que no pinta nada. De verdad, bochornoso. Es una pena que cometa un fallo garrafal alguien a quién la corrección política y la moralina podrían darle igual. A lo largo de la cinta también comete algún que otro desliz parecido, pero eran perdonables. Lo del final no.

En cuanto a la historia, el protagonista es un mal nacido de cuidado. No se trata de justificar al héroe ni de crucificar al asesino, ya que la cinta no creo que tome partido (excluyo el bochornoso final, que si es partidista y maniqueo) si no que deja al espectador que juzgue. Pues bien, mi veredicto es que nadie, absolutamente nadie, está por encima del bien y del mal, por muy diestro, bueno, excelso que sea en su trabajo, para hacerlo colocado de coca, borracho y demás. Nadie.
En fin, una cinta que se deja ver. Es buena, pero que ciertamente deja un regusto muy amargo con ese bochornoso final. Que incluso podría aun estar mejor interpretada, pese al magnífico trabajo de Denzel y John. Y que en definitiva, siendo un dramón de proporciones increíbles, tiene momentos para todos los gustos.

No hay comentarios: