lunes, junio 24, 2013

Man Of Steel

El sábado pude ir al cine a la tarde-noche para ver la última y nueva entrega del personaje de Superman. Un nuevo "reborn" para hacer una nueva saga. Pues bien, sus más de 140 minutos resultaron ser una pérdida de tiempo. Y mira que me jode, con lo que me cuesta ir al cine (y no sólo hablo de los 26 eurazos por dos entradas en 3D) haber perdido la ocasión de disfrutar en la sala. "Man of Steel" es un tostón de proporciones considerables, con un guión que hace aguas en su mayor parte, agujeros en la trama del tamaño de Kansas y unas escenas de lucha que marean y no cuentan nada. De hecho, esta película podría haberse titulado "Transformers 4" y podría pasar por una entrega más de la mierda de saga del Bay. En fin.

"Man of Steel" empieza de cero el tema de Superman. Asistimos a los últimos días de Krypton, a como crece el pequeño Clark para convertirse en Superman con la peculiar Fortaleza de la Soledad, como conoce y se enamora de la periodista Lois Lane y como vence a los malvados sobrevivientes de su planeta natal el General Zod y compañía. Pues bien, de todo esto, se salva muy poco. Para empezar, destroza cualquier atisbo de dualidad Kent/Superman. En las primeras de cambio, Kent se parece más a un mutante de X-Men y no duda en presentarse en llamas para salvar gente, descubriendo a los cuatro vientos que es un bicho raro (aka alienígena) y dejando a todos patidifusos. Esta claro que el guionista (David S. Goyer) no ha leído cómics de Superman, ni siquiera este: "Identidad Secreta". Buena parte de todos los cómics, y la propia idea de Superman, se cimientan en la dualidad Kent/Superman, en el eterno problema de revelar o no tu identidad, de proteger lo que mas quieres con ella (y no sólo de Superman, si no de casi todos los super-héroes), y aquí se la cargan a más no poder. En este sentido hay cientos de perlas parecidas, como ese: "Qué me crié en Kansas" o cosas así. Es demencial.

Pero es que no acaban ahí las meteduras de pata en la historia. Todo lo "actual", todo lo que acontece a Superman está difuso, mal contado, deslavazado y sin sentido. No se entiende el enamoramiento en segundos con Lois Lane, que le revele en segundos su identidad, y que lo primero que haga Superman tras presentarse al mundo (bueno, a los militares) sea pedir que libren a la Lane. ¿estamos tontos o qué?...siguiendo con que la química entre Henry Cavill y Amy Adams es nula. El beso final es impostado, queda horrible y no hay nada. 

Las escenas de acción son nefastas. No se sabe quién pega a quién, quién es quién en cada momento y todo se convierte en un mareo continuo. Y no, no fue por el 3D (que no aporta nada a la cinta en general), ya que esto me lo han confirmado los que la han visto "normal". La escena de destrucción de Metrópolis final es idéntica a las mierdas que nos ha dado Bay en las tres entregas de Transformes, de hecho, como decía más arriba pasa por una de ellas. Lamentable.

El final es lamentables. Superman se da cuenta que tiene que matar a Zod cuando este está a punto de quemar vivos a una familia. Vale, perfecto. Anteriormente entre Superman y el séquito de Zod han matado a cientos de miles en sus peleas....pero nada...hasta que no "encañona" a unos no se da cuenta de lo que tiene que hacer. Patético.

El guión tiene agujeros que son sonrojantes de la vergüenza ajena. Eso de que envíes hace 25.000 millones de años una nave a la tierra desde Krypton...y cuando Kent la encuentra 25.000 millones de años después...curiosamente contiene su traje de Superman que estaba ahí esperándole. Bochornoso, de risa. Pero es que así, hay muchas cosas, de verdad, demencial.

Lo único que se salva de la cinta (y por lo que le pondría un 3/10) es por el inicio en Krypton (una nueva manera de mostrar los últimos días del planeta) y los flashbacks de Clark de niñoRussell CroweKevin Costner y Diane Lane lo hacen muy bien. Bueno, todo salvo la parte del Tornado que es PATÉTICA. 

En fin, una cinta de acción, con muchísimos efectos especiales que no sirven para nada. Qué no cuenta nada (nuevo) y lo hace de manera liosa, deslavazada y que no te enteras. Una cinta que es un despropósito y que mejor olvidarla. Una pena.

1 comentario:

Javier dijo...

Pues vaya decepción :-( Creo que me ahorraré unos euros.