lunes, julio 22, 2013

Beginners - Principiantes

Esta película del 2010 es la que hemos visto la noche del sábado. No me puedo andar con rodeos, es una mierda. Muy mala, malísima. De hecho, varias veces nos preguntamos si quitarla, a los 10 minutos, a la media hora y un rato más tarde. Y yo creo que entre lo cómodos que estábamos en el sillón y el gusanillo por ver aún lo bajo que podía caer, no lo hicimos. Pero desde luego perdimos los más de 100 minutos que dura. Mala, con ganas.

El argumento de "Beginners" sería: "Oliver () tiene 40 tacos. Es un diseñador, creativo que no encuentra pareja y que vive muy sólo. Acaba de hacer frente a la muerte de su padre (), que le confesó años atrás, justo cuando murió su madre () que era gay. Qué lo había sido toda su vida, y que pese a estar casado y tenerle como hijo, era gay. La vida de Oliver durante los años últimos años de su vida junto a su padre, que se dedicó a vivir, por fin, sin complejos su vida homosexual, han sido muy extraños. Ahora, días después del fallecimiento, se enamora de Ana () una mujer también bastante solitaria y extraña."

Para empezar la cinta no sabe lo que cuenta, pero eso si, la palabra gay, gay, gay, gay, gay, sale cada 10 palabras. No parece un alegato a favor de los gays, pero en realidad lo pretende, pero fracasa también en esto. Parece que si no queda bien con los gays no sería una buena película, y lo cierto es que por momentos es ridícula. El novio del padre, un reconocible  (el de la serie "ER") es ridículo, haciendo de gay con súper pluma. Y así cienes de cosas de la cinta, no sólo de temas gays, si no de otras cosas. Es ridículo como se presentan las "creaciones" de Oliver en su trabajo, los coloridos, los flashbacks que no es que sean muchos, ni excesivos, no. Lo siguiente. Cada 10 segundos parece que haya un flashback de tal manera que ya no sabes si estamos en 2003 (se supone que el presente de Oliver y Ana) o en el pasado. Es tal el batiburrillo del director y el montador, que casi vomitas del mareo

Debido a la ausencia de ritmo, de sensación de tiempo y el exceso, se mire por dónde se mire, de los flashbacks, la cinta se queda estancada desde su inicio. Es que no cuenta nada, o lo que intenta contar sale por la culata, o directamente por el retrete. Yo no es que sea un defensor de: Presentación, nudo y desenlace, no, hay miles de maneras de contar una historia, pero es que aquí no hay historia, no hay narración, hay una sucesión de imágenes, algunas más afortunadas que otras, que no cuentan nada.

Además hay una química NULA entre el McGregor y la Laurent. Nula. No cuela el romance en la fiesta, que podría dar mucho de sí (disfraces, ella con laringitis que no puede hablar, él triste, etc.) y sin embargo es un soporífero guión de libro de chico encuentra chica, chico enamora, chica enamora, chico besa tímidamente a chica...y de ahí a peor. Durante todo el metraje que están juntos, NO PEGAN NI CON COLA. Lo siento. Hay más química entre la historia pasada del padre y la madre que viven juntos pero no se aman (él es gay reprimido y ella lo sabe) que entre los personajes principales. 

Además de esta química nula, encima no están nada inspirados los protagonistas. Salvo el Plummer que tiene de largo el único papel que está bien descrito en el guión y le saca partido, los demás son más bien caricaturescos, ya que están llevamos al límite. El ejemplo lo comentaba más arriba, el papel de Visnjic es de vergüenza ajena. Otro que podría salvar es el de la madre, que tiene pocos, muy pocos minutos, pero un par de buenas escenas bien interpretadas. Por lo demás, lo siento, ninguno de los otros actores merece más consideración.

Y cómo decía, no entiendo todo el alegato pro-gay que hay en la cinta. No entiendo que a estas alturas sea necesario hacerlo en un filme que pretende ser una comedia triste, y que sin embargo es un panfleto que no tiene un mensaje claro, pero que repite gay cada 10 segundos.

En fin, una cinta pésima, mala. Con un guión nefasto producto de alguna historia mal contada, que navega entre la comedia triste y la comedia romántica sin llegar a nada, ya que la tristeza es más bien impostado y el romanticismo no existe. Una cinta mal interpretada, salvo momentos, que no cuenta nada, lo hace mal, y que mezcla tantos momentos en el tiempo que marea. Prescindible.

No hay comentarios: