jueves, diciembre 26, 2013

HUGO: Aciago Encuentro en Lankhmar

A este premio Hugo de 1971 de novela corta le tenía yo muchas ganas. Pero muchas muchas. No había leído nada de Fritz Leiber, uno de los autores consagrados de la Ciencia Ficción y del género de "Espada y Brujería". De hecho, es el precursor del género. Y por tanto le tenía muchas ganas. Y vaya, no ha decepcionado en absoluto. Es uno de los mejores libros (novela corta en este caso) que he leído este año, y sin duda, uno de los mejores Hugo que he leído nunca. Desde ahora, no me despegaré de Fafhrd y el Ratonero Gris en mucho tiempo, aunque poco a poco.

Este "Aciago Encuentro en Lankhmar" en uno de los relatos de las series del Fafhrd y el Ratonero Gris. En este caso, el resumen de la trama es muy sencillo para no caer en el spoiler. Se trata del primer encuentro de los dos protagonistas, en una aventura cuyo desenlace les unirá para siempre.

Lo primero es que me ha parecido que está bien escrita. No, bien, no, de maravilla. El ritmo es excelente, la acción impecable, pero sobre todo la narración de los personajes y los diálogos es perfecta. Pero además, dentro de la SF, en este género de la fantasía medieval, del género de la "Espada y Brujería" al leerlo da la sensación, párrafo a párrafo que estamos ante una novela ejemplar. Ante una novela que condensa todo un género en si misma. Y eso se lee, se deja sentir. Y es una sensación alucinante.

Por otro lado, los dos personajes principales, qué yo no conocía, son excelentes. Se complementan de manera genial y dan la sensación de ser dos personajes que ya conoces, que ya sabes como son, que son ejemplos de personajes en si mismos. Y no, los conoces por primera vez (al menos en mi caso, recalco) y vas descubriendo cosas de ellos. Y encima estamos ante la primera vez que ellos se conocen, brutal.

Otra de las cosas que me han parecido magistrales es como fluye la trama principal. Parece que estamos ante algo intrascendente, una travesura, y sin embargo los protagonistas se están enfrentando al mal. Y con consecuencias brutales. Y entonces se desencadena el caos, y el desenlace de la novela. En tono de puro humor negro, pero muy muy serio, discurre la historia, con momentos oníricos (la presentación de las respectivas novias de los protagonistas y como se conocen) alternado con luchas, magia, brujería y momentos más cómicos (esos disfraces ridículos pero efectivos). 

En fin, un PEDAZO DE PREMIO HUGO que merece mucho la pena. Un libro que debería haber leído antes y que desencadena irremediablemente que me sumerja en las historia de Fafhrd y el Ratonero Gris, una por una, de aquí en adelante. Una obra maestra, sin duda.

No hay comentarios: