lunes, enero 20, 2014

El Paciente

Un fin de semana. Es lo que me ha durado "El Paciente" la última novela de Juan Gómez-Jurado. Este libro es una maravilla. Así de rotundo soy. Es una novela magnífica, brutal y sobre todo, excelentemente escrita, confeccionada, hecha. Trataré de contar aquí lo que me ha parecido, pero lo mejor es que os zambulláis en ella como he hecho yo. La tenéis en este enlace en amazon.es por 9,49€. De verdad, vale mucho más que eso.

"El Paciente" cuenta la siguiente historia: "El prestigioso neurocirujano David Evans se enfrenta a una terrible encrucijada: si su próximo paciente sale vivo de la mesa de operaciones, su pequeña hija Julia morirá a manos de un psicópata. Para el Dr. Evans se inicia una desesperada cuenta atrás ya que debe decidir entre la operación más importante de su vida (nada menos que el paciente al que debería salvar la vida es el presidente de Estados Unidos) o la vida de su preciosa hija. Asistimos atrapados a las 63 horas previas a dicha intervención donde el Dr. Evans lucha por algo más que su vida".



"El Paciente" es mucho más que ese argumento que he dejado ahí arriba. Mucho más. Es una historia que empieza con una confesión, con una declaración de intenciones y que desde el primer capítulo, te atrapa. Te mete en sus garras y ya no puedes dejarlo. Desde el primer capítulo nos convertimos en el Dr. Evans. Somos nosotros los que con él tenemos el alma en vilo mientras sobrevive y se desarrollan los acontecimientos. Estamos igual de perdidos, o no, que él. 

"El Paciente" es el salto definitivo de CALIDAD narrativa de Juan. En "La Leyenda del Ladrón" ya nos dejó boquiabiertos con la capacidad de inventar, de imaginar y de contar una historia posiblemente real en el siglo XVI. Pero aquí ha ido más allá. El ritmo, la construcción de acontecimientos tan bien hilados, hilvanados, es brutal. No hay ningún pero en esta novela. 

Pero es que además, en cada capítulo hay párrafos que son pura magia. Descripciones de sentimientos que ponen los pelos de punta. Ahora mismo me vienen a la cabeza como una mujer puede recordar el día en que se enamoró para siempre de otra persona. Cómo describir a un suegro que se disculpa con su yerno, cómo describir el momento en que alguien decide ser médico, el momento en el que descubres que darías tu vida por tus hijos, etc. Pequeñas joyas que describen a la perfección como nos sentimos en momentos especiales. Sobre todo, me quedo con una, ese precioso párrafo donde Juan Gómez-Jurado describe que es "recibir una noticia que pone patas arriba tu mundo". Caviar literario, maravilloso. Y con sus "cliffhangers" habituales, algunos preciosos cerrados con una frase demoledora.

Además, Juan se permite pequeñas inserciones de "flashbacks". Conocemos mucho mejor a los personajes y a sus motivaciones gracias a esas pequeñas inserciones de pasado de Rachel, Kate y David. Son perfectas, justo en el momento adecuado, rompiendo la tensión o ayudando a crear más. Ha tenido que ser una locura encontrar el punto exacto de la narración dónde deberían encajar. Pero encajan, vaya si encajan.

Pero es que toda la novela es trepidante. Son "sólo" 63 horas de historia. De angustia, de situaciones, sentimientos duros y brutales, como los sentimos cuando nos pasan a todos. Es un descenso a los infiernos del Dr. Evans, pero no sólo de él. De todos a los que arrastra consigo, incluido el lector. Todo ello gracias a un villano, el Sr. White sin escrúpulos, que no tiene reparos en explicar las razones de lo que hace, de como disfruta con ello, y de como aprende de ello. Brutal. Un villano que hará que el protagonista pase un periplo nos hace sentir verdadera angustia.

Pero además, la novela apasionante, emotiva, nos plantea un dilema moral. ¿Qué hubiéramos hecho nosotros si debemos elegir entre la vida de otro ser humano y la de nuestra hija? ¿Qué significa arruinarlo todo, todo por lo que crees, para salvarla?. En realidad se podría decir que todo lo que ocurre, ocurre por amor. Por ese amor incondicional que es inexplicable, ya sea de un padre con su hija, de una hermana, de un abuelo, de una Primera Dama, etc. 

En fin, un libro que te deja sin aliento. Qué en algunos momentos no sabes lo que vendrá a continuación. Sin duda la mejor novela hasta el momento de Juan. Sin duda. Magnífica, trepidante, y con una estructura perfecta. Un ritmo impecable. Una pasión en cada párrafo que me deja anonadado. Lo duro y sin concesiones de la situación del Dr. Evans y de otros personajes. Y un malo, ese señor White que asusta. Muy grande. Gracias Juan, una vez más, por tu buen hacer.

No hay comentarios: