viernes, febrero 14, 2014

La Sombra de la Sirena

Me he contradicho a mi mismo. En el libro "Las Huellas Imborrables" (o lo que es lo mismo, Fjällbacka 5) dije que no volvería a leer a Camila Lackberg. Pero no he podido resistirme. Me he hecho con "La Sombra de la Sirena" (o lo que es lo mimsmo Fjällbacka 6) y con el siguiente "Los Vigilantes del Faro". Vamos a recordar dónde podéis leer mis opiniones de los cinco predecesores: "La Princesa de Hielo", "Los Gritos del Pasado", "Las Hijas del Frío", "Crimen en Directo" y "Las Huellas Imborrables".

Este sexto libro de la saga, al menos, es mucho, pero que mucho mejor que los dos anteriores. Sobre todo que la mierda del 4º ("Crimen en directo"). Al menos, en este "La Sombra de la Sirena" se ha recuperado el mismo estilo y tono, así como intriga y ritmo de los dos primeros, pero además tiene la calidad de historia del tercero, el que hasta ahora es el mejor de la saga.

En "La Sombra de la Sirena" el argumento sería: "Un hombre desparece en Fjällbacka sin dejar rastro. Pese a que Patrik Hedström y sus colegas de la policía han hecho cuanto han podido para encontrarlo, nadie sabe si está vivo o muerto. Al cabo de tres meses, lo encuentran finalmente congelado en el hielo. Cuando averiguan que el escritor Christian Thydell, uno de los amigos de la víctima, lleva más de un año recibiendo cartas anónimas plagadas de amenazas, todo se complica.Christian trata de restarle importancia, pero su amiga Erica Falck, quien lo ayudó en la escritura de su primera y exitosa novela, "La sombra de la sirena", es consciente del peligro. La policía no tarda en comprender que el asesinato y las cartas están relacionados.Alguien odia a Christian profundamente, y ese alguien parece que no dudará en cumplir sus amenazas…".

Uno de los puntos fuertes de esta sexta entrega es que la parte personal, lo que ocurre con Erika, Patrick, y todos los demás personajes recurrentes, apenas aparece. Si, ha avanzado la historia, y sobre todo se pone sorprendente en los dos últimos párrafos para enlazar con el próximo libro, pero en "La Sombra de la Sirena" no importa nada. Sólo el caso enigmático que lleva entre-manos la policía de Tanumshede. Y eso es un acierto.

Este argumento está muy bien llevado. Enrevesado, pero que se desvela. Además no es necesario recurrir a nada descabellado, el desenlace no es sorprendente, es plausible, sólo que inesperado....aunque un avispado lector pueda preverlo más o menos al 80% del libro. Aún así, está muy bien traído todo el argumento de los amigos de la infancia, de Christian, de la sirena, de Alice, etc. Este no es un libro que tiene 300 páginas de paja y se resuelve en las 10 últimas, no. Este tiene el argumento muy bien repartido.

Y el acierto es recuperar los "flashbacks" bien hechos, que aporten intriga, misterio y pistas para el caso. Todo lo que leemos en tercera persona del pasado, en esa cursiva que nos introduce los pensamientos y peripecias de alguien a quien no conocemos, enigmático por si mismo y que se va resolviendo poco a poco está muy bien hecho. Doloroso y duro (esa escena de la bañera), con sorpresas y giros. Un acierto.

En fin, es una novela de lectura ágil, rápida, amena, fácil. Engancha desde el principio y hasta el final. Final que, además, es vertiginoso y sorprendente y te deja mordiéndote las uñas. Al menos, esta sexta entrega ha merecido la pena.

No hay comentarios: