lunes, marzo 31, 2014

Dredd

En estas sesiones de tarde/noche en el exilio del hotel he recuperado una cinta del 2012 que tenía pendiente. "Dredd" de Pete Travis. Una nueva versión del personaje de cómic. Lo mejor que se puede decir a posteriori sobre esta cinta es que está alejada totalmente de la versión de 1995 con Stallone. Si aquella de hace casi 20 años era una auténtica mierda, carente de todo, esta nueva versión del personaje es una magnífica cinta de acción. Exclusivamente de acción, directa al grano, entretenida y sencilla, sin más.

Dredd cuanta la siguiente historia: "En un futuro post-apocalíptico, desesperanzador y ultraviolento, con millones de personas hacinadas en unas pocas megaciudades, dónde el crimen campa a sus anchas, los únicos garantes de la ley son los jueces. Para tratar de controlar la caótica situación, estos policías son también jueces, jurados y verdugos. Dredd es el mejor exponente de ellos, duro, frío y escrupulosamente estricto con la ley. Le han asignado la evaluación de una novata, con poderes psíquicos, y en su primer día se enfrentarán a Ma-Ma, la dueña del crimen en un edificio donde viven 75.000 personas y principal distribuidora de una nueva droga."

Cómo decía por ahí arriba, el primer acierto de la cinta es la simplicidad de la presentación del personaje y de la trama. Un día, sólo un día en la vida de Dredd es lo que nos van a contar. Eso si, repleto de acción, matanzas y por supuesto, triunfo de la justicia. Es muy de agradecer el planteamiento sencillo y eficaz. Muy eficaz que consigue que nos metamos en el personaje, la acción y sobre todo en el mundo que se presenta. No se pierde tiempo en explicar que son los jueces, o cómo son. No pierde tiempo en explicar los orígenes de Dredd. No hace falta. Va al grano, centrándose en mostrar a Dredd durante una jornada de trabajo en la que sabremos todo lo que es necesario.

Eso si, la "set piece" inicial es perfecta. Dónde se nos presenta el mundo superpoblado y corrupto. Esa Mega City 1 desastrosa. Y en esa presentación se nos presenta a Dredd dando caza a tres criminales enganchados a la droga "SloMo" y los efectos que produce. Magnífico.

A lo largo de la cinta hay varias escenas donde se utiliza el recurso de "SloMo" para mostrar los efectos de la droga. Son muy buenos, pero quizá se acaba abusando de ellos.

El otro acierto son los tres personajes principales. Cabría pensar que dar vida a Dredd es fácil. Pero ahí está el ejemplo de Stallone hace 20 años. Fue un desastre. Aquí Karl Urban (que ya dije en mi crítica reciente de "Star Trek en la Oscuridad" que me gustó mucho) lo hace perfecto. Sin quitarse el casco en ningún momento (con chiste al respecto en un momento de la cinta) tiene el carácter necesario. Duro, frío y sin concesiones, incluso mordaz y con cambio de valores a lo largo de la cinta, que es justo lo que demandaba el personaje. Es por tanto un muy buen Juez Dredd, convincente y además cuando se pone a machacar a los malos no hay duda de que lo hace de manera excelente. Además cuenta con una muy buena presencia física y contundente en sus diálogos. Un acierto.

Los otros dos personajes son femeninos. Por un lado tenemos a Olivia Thirlby que hace de la novata Anderson con poderes de penetrar en la mente y demás. Su personaje es más difícil que el de Dredd y francamente lo hace justito. El cambio que se produce en ella, de tímida juez a asesina despiadada no me encaja, pero no por fallo de guión (que me parece acertado) si no de fuerza de interpretación. Y por otro lada esta Lena Headey (aka Cersei) como la mala, como Ma-Ma una exprostituta psicópata con el rostro desfigurado y demostrando lo bien que se le dan los papeles de villana. Lo hace todo bien, falshbacks incluidos (y acertados) sobre canibalismo y su papel como dueña y señora del edificio. El único error, y este si atribuible al guión y no a la actriz, es que NO es rival para Dredd en el final. Es imposible que una vez llegados al enfrentamiento cara a cara Ma-Ma tuviera algo que hacer contra el impertérrito juez. Una pena.
Cómo decía el siguiente acierto es la acción. Todo es acción en la cinta. Con un esquema muy pero que muy simple, que por momentos recuerda a la primera "Die Hard" con edificio incluido, hace que la cinta se disfrute en todo momento, no se haga larga para nada, y tenga escenas de masacres por doquier. La violencia es cruda, desenfada, recreada en la sangre y explosiones. Hay sangre y visceras por doquier, pero bien puestas y con sentido. Además, con algunas escenas con "SloMo" de por medio, dónde vemos como cada bala impacta y sale de los maltrechos cuerpos de los malos, la acción se regodea y disfruta al máximo. 
En fin, una cinta de acción a la vieja usanza. Recuperando un personaje que para esto da mucho juego. Bien hecha, directa al grano y sin necesidad de explicaciones ni macgufadas. Sencilla en el planteamiento, entretenida, muy entretenida y muy violenta, pero bien facturada. Se agradece cuando el género de la acción por acción no tiene muchos exponentes, en cambio tiene gente que no sabe lo que hace, como Michael Bay por ejemplo. Aquí, el resultado es muy satisfactorio y se disfruta, sin más.

No hay comentarios: