miércoles, marzo 19, 2014

Star Trek: en la Oscuridad

Vaya pedazo de entretenimiento que me di ayer. Qué bueno. Esta película la tenía pendiente desde el año pasado, y hasta que no he sacado 2 horas de descanso delante de un televisor no la he podido disfrutar. Y vaya, qué buena. No, no será una película de culto ni una ganadora de miles de premios, no. Pero en el cine de entretenimiento, ese de blockbuster, esta "Star Trek: en la Oscuridad" es una joya, brutal y muy bien, pero que muy bien hecha.

Con un argumento sencillo, y recuperando moldes y personajes de la saga "inicial", la cinta consigue enganchar desde el primer momento. Con un inicio muy a lo Indiana Jones (J.J. Abrams es un admirar reconocido de Spielberg), desde ahí la acción es pura, dinámica, bien hilvanada y además los efectos especiales son los justo y necesarios. Y eso que este J.J. es muy dado a irse por los excesos, pero aquí esta bien encerrado en un argumento sencillo y en unas interpretaciones magníficas.

El argumento sencillo es este: "La tripulación de la nave Enterprise tendrá que hacer frente a un hombre muy poderoso que atenta contra la Flota Estelar desde dentro. Kirk tendrá que internarse en territorio Klingon para matarle en una misión que le han encargado desde la mismísima dirección de la Flota. Pero las cosas cambiarán cuando decide atraparlo en lugar de ejecutarlo. Todo se complicará cuando el misterioso hombre revele sus orígenes y sus intenciones. Entonces, Kirk deberá demostrar que es el capitán de su nave, llevando todo hasta sus últimas consecuencias.".

Más arriba decía que las interpretaciones son magníficas. Si, lo son. Chris Pine está magnífico. Es una especie de Harrison Ford que llena el sólo sus escenas. La acción le sienta muy bien. Como en la entrega anterior Zachary Quinto es el perfecto Spok. Lo siento, para mi que NO vi en el cine la saga original, aunque la conozca, Spok será siempre Saylar. Y que decir de Sherlock Holmes Benedict Cumberbatch como malo malísimo. Perfecto. Contenido en algunos momentos, excesivo en otros, pero perfecto. Y hasta Peter Weller está magnífico, y eso que se huele a la legua lo que va a pasar con su personaje. Pero no me refiero sólo a que las interpretaciones sean magníficas, no. Me refiero a que hay algo más en todo el reparto.

Y es que hay una complicidad total entre todos los actores y personajes. Se nota. Se ha hecho un trabajo inmenso en este sentido. Además "Star Trek: en la Oscuridad" es un claro ejemplo de que el cine comercial puede tener calidad en los personajes y en su encaje. Estos se apropian de protagonismo, dado que la película les da importancia A TODOS Y CADA UNO DE ELLOS, incluso dándoles a todos su momento de gloria dentro del argumento. Me quedo con el médico carismático que es Bones, con el socarrón y simpático Scotty e incluso Sulu y Chejov tienen sus momentos. Muy buen trabajo por todos.

Pero luego la acción y las escenas de efectos especiales están muy pero que muy bien hechas. Tienen un empaque y una forma ideal, sin ser redundante, cargadas o marear. Encajan en la trama en todo momento. Genial.



En fin, un cine comercial "palomitero" de calidad. De mucha. Dos horas de acción y aventuras espaciales bien hechas, con unos personajes cuidados al extremo y bien interpretados. Así, si merece ver cine de acción a raudales.

No hay comentarios: