martes, abril 08, 2014

Memorias de un Zombie Adolescente

Otra de las películas vistas gracias a las noches de hotel. La verdad es que desconozco porqué la tenía entre las pelis para ver, ya que ni el título ni el argumento (que os copio más adelante) me tentaban. Y ojalá hubiera hecho caso a mi intuición. "Memorias de un Zombie Adolescente" es mala, muy mala. Es una cinta que yo recomiendo no ver, así de sencillo.

El argumento sería: "En un mundo de esos futuros en los que hay hordas de zombies por todas partes, la humanidad está recluida en una ciudad con un gran muro. Al otro lado, zombies. Uno de ellos es R. R es un muerto viviente tormentado que se enamorará de una chica al comerse el cerebro de su novio. En lugar de comerse a la chica, mantendrá una curiosa relación de amistad con ella. Esto provocará una situación embarazosa y a la vez una transformación, pero no sólo en si mismo, sino también en sus compañeros zombies".

Mira que puedo soportar la avalancha de "stuff" zombie. Sigo un cómic y una serie y he disfrutado con películas como "Zombieland" como ya os conté, por ejemplo. Pero esta es una mierda. Es una tontería que no hay por dónde cogerla. No hay empatia para con el protagonista ni la historia (absurda) de amor con la chica. La chica está buena de narices (es Teresa Palmer) pero no tiene nada más.

Se supone que es una comedia romántica con el tema de los zombies de por medio, así como lo de encontrar el amor y la salvación en el amor. Pero el filme fracasa estrepitosamente en todo lo que hace. Precisamente al principio intenta ser una crítica al propio género, con unos primeros minutos con voz en off que hablan sobre como caminan, gruñen, etc. los zombies. Esos minutos si funcionan, pero el director en cuanto los abandona (al minuto 6) la caga.

Los actores están desaparecidos. Bien porque no creo que sepan hacerlo, como es el caso de la chica. Tengo cables USB que transmiten más emociones que ella. O bien porque el personaje en el guión está tan lleno de clichés y mierda que poco pueden hacer, como es el caso del chico (Nicholas Hoult se llama) y el de John Malkovich. El resto son un elenco de actores arrastrando los pies y de efectos especiales con unos monstruos (¿esqueletos?) que no dan miedo ni ná.

En fin, una cinta desastrosa. Una comedia romántica que no tiene ni pies ni cabeza con el argumento zombie por el medio, pero que no cuenta nada de nada. Con unos personajes llenos de clichés y de sin sentido que poco hacen para que el espectador conecte con la cinta. Una mierda vaya, pensada para los adolescentes. Y me da miedo pensar que hordas de ellos (adolescentes) hayan ido a verla y hasta les haya gustado. Así nos va....

No hay comentarios: