lunes, mayo 05, 2014

El Susurro de los Muertos

Cómo las dos anteriores, la tercera entrega de la Saga del Doctor David Hunter ha caído rauda y veloz. En tan sólo un par de días me he finiquitado "El Susurro de los Muertos"  que me ha gustado, de nuevo, un montón. Otra vuelta de tuerca más al thriller policíaco y novela negra que tiene la saga, pero esta vez con un cambio de escenario total. De nuevo un ritmo trepidante, misterio, giros de trama verosímiles y entretenidos, y sobre todo, mucho suspense, con algunas dosis nuevas, lo que le otorga mucho mérito.

El argumento sería el siguiente: "David Hunter, el mejor antropólogo forense de Gran Bretaña, regresa al lugar donde aprendió la esencia de su trabajo: la Granja de Cuerpos, en Tennessee, el único lugar del mundo donde los forenses practican con cadáveres reales. Allí, junto a su mentor, el doctor Tom Lieberman, se enfrenta a un asesino sin precedentes. Un monstruo que no solo mata sin piedad, sino que tiene un conocimiento exacto de la ciencia forense. Atraparlo va a ser la tarea más difícil a la que jamás se ha enfrentado Hunter."

La estructura no difiere para nada de "La Química de la Muerte" (primer libro, leer crítica aquí) ni de "Entre las Cenizas" (segundo libro, leer crítica aquí). David Hunter es el protagonista absoluto y se ve envuelto en una investigación con unos cadáveres muy raros. Pero esta vez tenemos algo nuevo, el autor Simon Beckett ha intercalado con la historia general párrafos en primera persona del asesino. Sobre todo al final de algunos capítulos clave. Esto añade un nuevo ángulo al libro, ya que tenemos la narración central y los pensamientos del asesino. Buen punto.

Como siempre, el ritmo es muy bueno y la acción no decae y no para desde la primera página hasta el final. Además me ha gustado mucho que seguimos la evolución de David Hunter, y nos metemos de lleno en su personalidad deshecho y con problemas. Pero también el resto de personajes está perfectamente definido, como decía por arriba, incluso la del propio asesino. 

Además en esta tercera novela creo los horrores retratados son los mayores hasta el momento en la saga. El espectáculo dantesco de la escena final es brutal, duro y muy pero que muy escabroso. Sobre todo a contra-reloj y con un ambiente opresivo. Merece la pena todo el argumento por la escena final en ese balneario abandonado.

En fin, excelente tercera novela. Merece la pena la evolución y las sorpresas nuevas de esta entrega. Es difícil mantener el ritmo de una saga, pero Beckett lo está consiguiendo. Eso si, sólo para amantes del género policíaco, novela negra, misterio y con estómago para digerir cadáveres y asesinatos. Espero con impaciencia comprar la cuarta entrega.

No hay comentarios: