viernes, mayo 02, 2014

Entre las Cenizas

Esta semana me leí de un "volado" la segunda parte de la "Saga de Dabid Hunter" que comenzaba con "La Química de la Muerte" que ya os relaté aquí. Se trata de "Entre las Cenizas" y es justo la continuación, meses más tarde, del primer libro. Se trata de un libro más o menos calcado al anterior, con el antropólogo forense como protagonista, un caso inexplicable y muchas, pero que muchas sorpresas. El libro lo compré por 1,89€ un día de oferta (Kindle Flash) en amazon.es. Lo tenéis aquí.

El argumento oficial sería: "En la isla de Runa, al norte de Escocia, un lugar remoto aislado del mundo por la peor tormenta en décadas, el antropólogo forense David Hunter se enfrenta a un enigma. Un cadáver ha aparecido calcinado, en una habitación donde no ha ardido nada más. En un ambiente opresivo, donde la sospecha y la violencia flotan en el aire, Hunter necesitará todos sus recursos para descubrir al asesino… y para salir vivo."

En realidad es algo más. Como en la novela anterior, el libro es un decálogo sobre varias maneras de morir. Lo siento, os estoy diciendo que hay más de una muerte en el libro. La primera, desde luego, es impactante y rara, pero las demás no dejarán de sorprendernos. Además, como su antecesor, el libro tiene un ritmo endiablado. Son "sólo" 4 días en la isla lo que nos relata el libro, pero se hace increíblemente completo, dilatado y lleno de argumento y sorpresas.

Se trata de novela negra, muy negra, policíaca y de misterio. Todo en uno pero que está perfectamente ligado. Si en la primera era importante la localización, en esta segunda lo es aún más. La isla es un personaje más, opresivo, aislado, tenebroso y encima traicionero. Al igual que el resto de personajes. A David Hunter ya le conocemos, y en esta segunda parte poco se amplía de su historia, pero el compendio de personajes secundarios es alucinante, todos perfectamente dibujados, descritos y con peso en la trama. 

En "Entre las Cenizas" nada es lo que parece. Los giros de la trama son muy buenos, inesperados y elegantes. El ritmo del thriller como decía es muy adecuado, y no puedes dejar de deslizar páginas en ningún momento. Y además, la acción está muy bien dosificada, hasta el mismísimo último punto de la novela.

En fin, una segunda novela que está al mismo nivel que su predecesora, incluso con dosis de trama mejores. Es tan buena, y tiene un final tan intenso, que he tenido que comprar y empezar la tercera inmediatamente. Quizá eso es lo mejor que puedo decir de ella. Buen género y buen material.

No hay comentarios: