miércoles, mayo 14, 2014

La Voz de los Muertos

Ayer acabé la "Saga de David Hunter". Me fulminé el cuarto libro en menos de 3 días. Vale que son de un tamaño muy asequible (según amazon la "longitud de impresión" es 470), pero para nada cortos. Pues bien este "La Voz de los Muertos" es tan bueno como los tres anteriores y sigue en la misma tónica. Un libro trepidante de novela negra, crímenes y medicina forense. Seguimos con los asesinos en serie y la caza del mismo.

Os recuerdo que los libros son, por orden cronológico de lectura (click en el título para saltar a mi crítica): "La Química de la Muerte", "Entre las Cenizas", "El Susurro de los Muertos" y este cuarto y último por el momento "La Voz de los Muertos". Los tenéis en amazon a muy buen precio aquí.

El argumento de La Voz de los Muertos sería: "No importa la profundidad a la que estén enterrados, los muertos todavía pueden hacer sentir su presencia. Hace ocho años, el forense David Hunter participó en la búsqueda de los cuerpos de dos chicas asesinadas por un psicópata llamado Monk… pero los cadáveres no aparecieron. Ahora, cuando aquel caso ya está olvidado, el doctor Hunter recibe una visita; el inspector Terry, que intervino en la investigación y con quien nunca tuvo buena relación, le informa de que Monk ha escapado de la cárcel. Hunter regresa al lugar de los hechos, una zona rural donde impera un paisaje opresivo de páramos y cielos grises, y en el que la presencia de Monk se vuelve cada vez más amenazante.".

En cada uno de los cuatro libros Simon Beckett ha introducido alguna pequeña novedad que lo hace fresco y novedoso frente a la saga. En este caso es mezclar de manera muy clara el pasado (una investigación de hace ocho años) con el presente y sobre todo, que la trama principal que conocíamos de la vida de Hunter, de su esposa e hija, se cruza con esos ocho años atrás. Un buen tanto.

En este cuarto libro me ha gustado mucho la parte final en la que Beckett se esfuerza porque estrechemos lazos entre los personajes, sobre todo Hunter y Monk y haya cierto sentimiento. Eso si, he de avisar que este libro es quizá el que más se aleja de la medicina forense de los cuatro, y que contiene menos de esos aspectos que abundaban, sobre todo, en los dos primeros. Eso no creo que lo haga peor, lo hace, de nuevo, diferente. Beckett ha explotado más la historia de Hunter y su pasado en este libro que en cualquiera de los otros tres, y por eso la novela es diferente.

En fin, un cuarto libro que por ahora cierra una saga (ya era hora por otro lado que yo cerrase una saga). Un libro en la tónica general de los anteriores, con un ritmo trepidante, mezcla de pasado y presente y con un componente más de historia del personaje que los anteriores. En cualquier caso, buena lectura.

No hay comentarios: