jueves, junio 26, 2014

La Mirada de los Ángeles

Acabé. Terminé. La saga de libros sobre Fjällbacka, sobre Erica y Patrik está acabada. Al menos de momento. Los libros publicados. Han sido 8 y ha sido una saga muy diferente. Empezó muy bien, pero luego tuvo varios libros soporíferos, malos, pero ha remontado muy mucho en los dos últimos. Sobre todo en este "La Mirada de los Ángeles" que me ha parecido muy bueno. Si, he dicho muy bueno.

En primer lugar, voy a recordar dónde podéis leer mis opiniones de los seis libros predecesores: (1) "La Princesa de Hielo", (2) "Los Gritos del Pasado", (3) "Las Hijas del Frío", (4) "Crimen en Directo", (5) "Las Huellas Imborrables", (6) "La Sombra de la sirena" y (7) "Los Vigilantes del Faro".

El argumento de "La Mirada de los Ángeles" sería: "En 1974 toda la familia Evalden desaparece el día de la comida de Pascua sin dejar rastro, con la mesa puesta y como si nada hubiera ocurrido. Bueno, toda no desaparece. La pequeña Ebba, un bebe de un año es encontrada vagando sola en la casa, mientras todo parece congelado. 30 años más tarde, y tras la muerte accidental de su hijo pequeño, Ebba y su marido se trasladan a la isla de Valö para rehacer su vida. Ahí, se instalan en una granja en la que vivió la familia de Ebba hace muchos años. Pero la tragedia los sigue acechando, y un incendio, a todas luces provocado, saca a relucir la historia siniestra que pesa sobre la granja. Como siempre, la policía de Fjällbacka y Erica Falck investigarán a conciencia en el presente y en el pasado para sacar a relucir la verdad.".

He dicho al principio que me ha parecido muy buena. Me ha gustado mucho. Muy al nivel de sorpresa de la primera de todas de la saga, y sobre todo, porque esta vez la trama está muy pero que muy bien construida. La integración de la historia pasada, que abarca hasta cuatro generaciones hasta el presente está hilada con los acontecimientos actuales de manera perfecta. No chirría nada de la historia de Ebba, ni de Inez, ni de Laura ni de Dagmar. Las cuatro generaciones que se dan cita en el ibro. 

Siguiendo el mismo estilo de Camilla Läckberg que recurre, una vez más, a la narración en dos tiempos, el presente y su investigación y el pasado, que suele estar relacionado o ser el origen de los crímenes actuales, en este caso centrado en contar la historia de varias generaciones de mujeres de una misma familia, logrando crear expectativas, sospechas e incluso alguna sorpresa. Sin embargo, todo cuadra muy bien, y además es una historia muy interesante, con muchos matices y bien contada.

También he notado que Camilla ha mejorada (mucho) la narración respecto de las obras centrales de la saga y de las últimas. La autora maneja con más destreza las convenciones del género, se centra mucho más en lo importante y en que los adornos de la redacción sean coherentes y aporten. Incluso en el climax final ha mejorado en lograr la intriga y el interés por saber como acaban y como fueron las cosas. Mezclando además la narración en dos épocas y en varios sitios a la vez en el presente. Muy bien hecho.

Como comentario, las vidas privadas y el eje central de la historia de Erica y Patrik no sufre prácticamente alteraciones y novedades. No como en la anterior que dio un vuelco. Eso se agradece ya que así no nos perdemos en estas cosas mientras disfrutamos de la narración del caso del libro. Acierto.


En fin, "La Mirada de los Ángeles" es un libro más, pero mejor hecho que los anteriores, de muy buen nivel, con una historia muy trabajada y entretenida y que reencuentra a la autora con la fuerza que tuvo en los dos primeros libros y sobre todo con la intriga y el misterio. Merece la pena cerrar, de momento, así la saga.

No hay comentarios: