jueves, octubre 16, 2014

Degeneración

Ayer compré y hoy en el avión he leído una novela corta del género de Zombies. "Degeneración" de David Pardo. Lo compré con pago social en Lektu. Lo tenéis aquí. Es una novela que no llegará a las 50 páginas corta pero muy, pero que muy intensa. Dura y muy fuerte. Eso si, para mi gusto tiene luces y sombras que espero explicar.

El argumento sería: "Asistimos a un apocalipsis Zombie en el mundo, desde el punto de vista de un padre de familia de un pueblo Valenciano de tan sólo 3.000 habitantes. A medida que dicho apocalipsis se cierne sobre la familia van pasando cosas cada vez más aterradoras y asistimos a lo peor del ser humano, atónitos."

Lo peor del libro es que desde el punto de vista del argumento no aporta nada nuevo. Nada. Hace 5 o 6 años sería la leche. Bueno, de hecho, ya lo hizo Manuel Loureiro con "El Principio del Fin" y el resto de la trilogía de Apocalipsis Z, en 2008. Es un hecho que "Degeneración" no aporta nada al género, no hay más, está regido por las mismas premisas del mundo zombie que nos rodea y que ya no nos sorprende, y por desgracia cae en los mismos tópicos ya manidos y repetidos hasta la saciedad.

Sin embargo tiene cosas muy buenas. Una de ellas es la concentración de acción y trama en tan pocas páginas. Es una gran virtud poder contar una historia en tan poco espacio y que resulte redonda y tan bien terminada.

Sin duda su punto fuerte es lo descarnado. Lo audaz de describir sin tapujos un horror. Y no me refiero al horror de vísceras y cráneos reventados. No. Eso lo hay en esos tópicos a raudales. Lo audaz es describir el horror de la desesperación de un padre por defender a su mujer e hijo. El horror de mostrar lo que sería capaz de hacer, sin tapujos, sin censura, sin quitar una sólo palabra malsonante. Somos testigos en primera persona de lo más bajo, podrido y degenerado del ser humano. Cruel y despiadado, sin moral, sin ética, locura. Ahí David Pardo lo borda y sólo por eso merece la pena el libro.

Además, como decía, el final es redondo. Coherente, cerrado, duro, cruel y sin concesiones. Directo. Puede ser difícil cerrar una novela tan corta sobre todo cuando has puesto el listón tan alto, pero lo hace de manera perfecta. Me ha gustado mucho el final.

En fin, una novela corta del mundo zombie cuya relación calidad/precio es infinita. Pasas un rato largo (casi una hora y media) disfrutando del género. De lo más manido a sorpresas muy gratas. Eso si, sólo para adeptos al género y mayores de edad, capaces de entender el horror que nos muestra el autor.

No hay comentarios: