lunes, noviembre 24, 2014

Lucy

Es una mierda. Muy grande. Es así de simple. Son 90 minutos de tu vida tirados por el retrete sin ninguna excusa posible. Al menos yo no tengo excusa (me avisaron) y tu después de leer esta crítica si la ves, tampoco. "Lucy" es un despropósito de proporciones considerables. Desde el inicio es una mierda muy grande, que según avanza el metraje se va haciendo aún peor para completarse en un climax horroroso.

Lucy cuenta lo siguiente (copiado de la wikipedia, me niego a resumirlo yo): "Scarlett Johansson, cuyo personaje es obligado a ejercer de "mula" para una mafia coreana que pretende introducir una potente droga de diseño en bolsas de kilo que al reventar dentro de su organismo provoca en ella unas habilidades tanto físicas como psíquicas.".

Voy a pasar por alto la chorrada de la premisa/leyenda urbana que sirve de disculpa a la película, eso de que sólo usamos el 10% del cerebro como especie. Podéis leer aquí y aquí sobre el tema. Podría haber sido una buena disculpa para una película de ciencia ficción, de hecho, hay cientos de relatos "parecidos" que lo son. Pero no. Tanto el guión como la dirección son tan nefastos que da igual.

A partir de la presentación del personaje de la Johansson, en una sucesión tontorrona pero divertida de metáforas visuales con cervatillos y leones, la película se vuelve una sucesión de secuencias a cual más ridícula y esperpéntica. Una sucesión de eventos que deberían desembocar en una reflexión sobre el ser humano y que acaban con un "pen-drive" gigante negro. Si, lo siento, acabo de contar el final, pero es tan estúpido, imbécil y sin sentido que me la suda. La conclusión de la cinta es un "pen-drive" formateado a NTFS que contiene el sentido de la vida del ser humano. ¡¡¡TOMA YA!!!

La grandilocuencia que busca Luc Besson se queda en chorradas visuales mal hechas y en ridículos, pero muy muy ridículos, diálogos vacíos. El personaje de Morgan Freeman, el cual supongo que debería algún favor muy grande o tenía que evitar que le cortaran los dedos de los pies si no hacía la cinta, está horrendo. Trata de dar dignidad a un personaje que está vacío, que no tiene sentido alguno y que sólo suelta chorradas por la boca. Así es muy difícil. En cuanto a la Scarlett, que luce sujetador y pechos turgentes en los primeros minutos, y trasero en el resto, no hace nada. Es un simple robot que también repite frases vacías y ridículas (para dar rienda suelta y réplica al sin sentido con Freeman) y compone un personaje totalmente increíble y que no transmite nada.

La acción son tiroteos insustanciales repetitivos y bastante mal filmados. Si pretendían ser el contra-punto a la Ciencia Ficción, dado que no hay ciencia, ni ficción, se caen por su propio peso.

En fin, una cinta deficiente, mala, sin sentido, que dilapida cualquier intento de ser un entretenimiento en el minuto cinco, y que su visionado es injustificable, sobre todo si te han avisado. Y lo siento, ya que yo estaba sobre aviso, pero creía que el trailer prometía. Pues no. Es una basura del tamaño de Arizona. Es sin lugar a dudas, la peor cinta del año, más bien del siglo. Asquerosa.

3 comentarios:

Fernando Sanz dijo...

Es la mejor reseña que he leído jamás. Mil esker socio!!! Muy buena entrada.

Javier dijo...

Pues tenia usted razón, Don Moisés. Menudo truño. Un saludo.

Moisés Montero dijo...

Si no he podido evitar que la viera usted, he fracasado ;-)

SSaludos y gracias por comentar