miércoles, noviembre 19, 2014

The Slow Regard of Silent Things

o dicho de otro modo, "La Música del Silencio" el último libro de Patrick Rothfuss que pertenece al mundo de "El Nombre del Viento" (crítica aquí) y de "El Temor de un Hombre Sabio" (aquí) pero no es la esperadísima sacala de una puta vez tercera parte, no. Es un cuento (más o menos corto) sobre uno de los personajes, sobre Auri. O mejor dicho, este libro ES Auri.

Voy a ser sincero. Este libro NO merece una crítica muy extensa. Sólo merece unas cuentas palabras, algunas de advertencia, y mucho arrojo."La Música del Silencio" es una puta maravilla. Absolutamente bella. Extraña, rara, rota y diferente. Pero magnífica.

Es un cuento de fantasía muy pero que muy personal. Sólo sirve para disfrutar, si es que lo haces, del personaje de Auri. Literariamente, igual de genial que están escritos los otros libros de Rothfuss es excepcional, pero no es un libro al uso. No hay diálogos. De verdad, no hay una sólo línea con un sólo diálogo. No hay acción, lo más cercano son 8 páginas que describen a la protagonista haciendo, de manera preciosa, bella, pastillas de jabón. Sólo hay sentimientos y descripciones, millones de descipciones. Hay pasión, hay orden, hay desorden, y hay una mente diferente, la de Auri (o debo decir la de Rothfuss) que está, literalmente, rota.

"La Música del Silencio" es muy rara, es tierna, es descabellada, es complicada y además carece de muchos elementos que se supone que necesitan las historias. Pero, de alguna manera, funciona. Eso si, sólo funciona si el lector es cómplice, si le gusta desde el primer momento. Desde el prólogo puedes darte cuenta si te gustará o si te parecerá un ladrillo.

Para mi "La Música del Silencio" es un cuento hermoso. Tiene una imaginación excepcional, es muy rico en este aspecto. Pero hay que reconocer el atrevimiento para sacarlo a la luz, para sacarlo del cajón dónde Rothfuss dice que la metió y compartirlo. Y publicarlo. Segúramente, como él mismo dice, si no hubiera una legión de fans ahí detrás, sin el éxito de sus dos libros anteriores, no se habría atrevido a sacarlo. Para Rothfuss, acabar "La Música del Silencio" fue simplemente un acto de quitárselo de la cabeza. De aprender de la subrealidad y de su amor a Auri. Pero nunca quiso publicarlo.

En fin, "La Música del Silencio" es un libro diferente. Es duro, tierno, raro, roto y sobre todo es pura poesía en prosa. Está excepcionalmente escrito, muy bello, pero lo que cuenta no es sencillo, ni fácil. No digo diferente, digo raro. Muy extraño, torcido, aunque a veces encaja. Como Auri. Es literatura fantástica en estado puro, es una delicia.

1 comentario:

Fernando Sanz dijo...

Pero sigue sin ser ese "saca la tercera parte de una pt vez" XDD.

Aun así le daré una oportunidad, ya sea por hacer mas amena la espera.

Buena entrada ;)