miércoles, diciembre 17, 2014

HUGO: Houston, Houston, ¿me recibe?

Vuelta a leer un premio Hugo. Es algo que no falla, un Premio Hugo (en este caso el de 1977 a la mejor novela corta) nunca defrauda. En este caso el de la escritora estadounidense Alice Bradley Sheldon que se ocultaba bajo el seudónimo James Tiptree, Jr. Space Opera y Ciencia Ficción de los años 70, no se puede pedir más.

El argumento de "Houston, Houston, ¿me recibe?" sería el siguiente: "Estamos a bordo del Pájaro del Sol, una nave de la NASA que regresa de un viaje alrededor del Sol. Los astronautas intentan comunicarse desesperadamente con la NASA, ubicada en Houston. Sin embargo, la respuesta que reciben parece provenir de algún otro lado. Voces femeninas de la Luna y de una nave en curso a Marte. Los tres tripulantes están confusos, pero deben sobrevivir..."

El argumento es algo más complejo, pero caería en los spoilers que tanto odiamos y mejor lo descubrís leyendo el libro. La cuestión es que Tiptree nos plantea muchos dilemas, en torno a la evolución del ser humano, la exploración espacial, las jerarquías, etc. La novela, corta, está escrita desde el punto de vista de uno de los tripulantes, el doctor. A través de él, de lo que percibe en el presente y de sus recuerdos construimos el relato de lo que pasó y de lo que pasa. Magnífico.

La novela no defrauda como decía en la entradilla. Las novelas cortas deben condensar todo lo que quieren contar y transmitir en poco espacio, y esta lo hace desde el principio. Primero desorientando al lector (y a los tres protagonistas). Luego desarrollando la historia del pasado, para terminar desarrollando el desenlace en el presente. Todo muy calculado y con sorpresa final, que va siendo desvelada poco a poco al lector, y de nuevo, a los tres protagonistas.

Otro de los aspectos destacados es que, aunque sea de 1977, la novela está TOTALMENTE vigente. Y no lo digo sólo por el trasfondo que tiene (del que no puedo hablar sin joder la novela) si no por la manera en que las pequeñas cosas de las naves, el rescate que hay incluido con paseo espacial, los detalles de los espacios a bordo, etc. son tan parecidas a como la Ciencia Ficción moderna (y no sólo de los libros, si no por ejemplo de cintas como "Interestellar") nos las cuenta. Hay cosas que no pasan de moda, y que suenan tan cotidianas. Como decía, me quedo con ese paseo espacial que hacen los protagonistas y el recibimiento que tienen, bellamente contado, con n matices técnicos muy simples que lo hacen genial.

Me ha gustado mucho. Me lo he pasado en grande con las poco menos de dos horas que me ha durado, pero el objetivo de disfrutar de buena Ciencia Ficción, encima con space opera (que es uno de mis subgéneros preferidos, ¡¡Ay mi querido Miles!!) bien escrito, con mensaje, con reflexión y con sorpresa, no tiene precio.

No hay comentarios: