lunes, enero 12, 2015

El Mayordomo

Película de sábado noche. Película del 2013 que hemos podido ver casi año y medio después de su estreno. Es lo que tiene acercarse tan poco al séptimo arte últimamente. La película está bien. Es de esas "corales" con un reparto que sobre el papel debe costar millones de dólares y que sorprende ir reconociendo caras de actores consagrados cada momento. Sin embargo, pese a ser una cinta buena, es de esas que pasan sin más. Además está muy enfocada al público USA, por lo que contaré más adelante, pero hace que el público europeo se distancie mucho de la cinta. Veamos.

El argumento de "El Mayordomo" sería: "Cecil Gaines (Forest Whitaker) es un joven que trata de escapar de la segregación racial del Sur de USA en busca de una vida mejor. Por azar, se especializa en ser un sirviente negro muy pero que muy bueno. Tiene un don especial para servir en hoteles y casa de blancos. Esto le permite acceder a una oportunidad única en la vida: un trabajo como mayordomo en la Casa Blanca. Allí, Cecil se convierte en testigo directo de la historia y del funcionamiento interno del Despacho Oval, mientras se gesta el movimiento por los derechos civiles, los asesinatos de John F. Kennedy y Martin Luther King, los movimientos de los Freedom Riders y las Panteras Negras, la guerra de Vietnam y el escándalo de Watergate. Cecil sobrevivirá a ocho presidentes de los EEUU, siendo mayordomo de 5 de ellos. Sin embargo, la dedicación de Cecil a su trabajo comienza a distanciarlo de su esposa Gloria y crea conflictos con su hijo Louis, que no acepta el destino de segregación de su raza."

El viaje de la cinta es muy bonito. Por un lado está la parte histórica, ese camino que Cecil recorre en la historia de USA mezclando la ficción con personajes reales y con imágenes reales históricas. Para nosotros (Europa me refiero) es un repaso de historia. Cruda, dura, por lo que supuso la lucha por los derechos civiles de los negros. Pero para los USA es un recorrido muy emotivo por su historia, corta ella. En cierto modo, y bastante mejor hecho, es como en "Forrest Gump" sólo que aquí, como digo, mucho mejor hecho, más serio, y más emotivo. Sin embargo, pese a ser bonito, no llega a empatar con el espectador.

Sin embargo, lo soberbio son las interpretaciones. TODAS. Por un lado está el Whitaker. Es un actor que llena la pantalla. Es magnífico. La cinta explica la doble "cara" que un mayordomo (encima negro) debe tener. Una para con quién sirve y otra la propia. Pues bien, Whitaker lo borda. En casa, con su familia, sirviendo, con los presidentes, está maravilloso en todas las escenas. El lucimiento, a la vez que va envejeciendo en la cinta, es magistral. Pero es que además está Oprah Winfrey (que hace de su mujer) que envejece a su lado, y también lo borda. Otro actor que me gusta mucho, y que está muy contenido es Cuba Gooding, Jr. Lenny Kravitz, que últimamente le vemos mucho en el cine, también lo hace fenomenal.

Y después viene la recua de cameos y/o personajes históricos con pequeños (o no tan pequeños) papelones de actores impecables. Inmensos algunos de ellos. Tenemos a un Robin Williams en un muy reconocible Presidente Dwight D. Eisenhower. Un James Marsden haciendo de un Presidente John F. Kennedy. Me ha sorprendido mucho, gratamente, ver a Liev Schreiber como Presidente Lyndon B. Johnson. Un estupendo John Cusack como Presidente Richard Nixon. Y para mi el genial Alan Rickman como un duro y preciso Presidente Ronald Reagan. A Jane Fonda le cae perfecta la Nancy Reagan.

En fin, una muy buena cinta de historia americana. Con interpretaciones fantásticas, una historia épica, pero algo falta de fuerza en la parte de ficción. Sin embargo es una buena propuesta para ver tranquilamente, y merece la pena por ver a un Whitaker en estado de gracia.

No hay comentarios: