jueves, febrero 26, 2015

HUGO: El Hombre en el Castillo

Otro premio Hugo, esta vez a la mejor novela en el año 1963, justo el año después de que se publicara esta novela de Philip K. Dick. "El Hombre en el Castillo" es la novela que catapultó a la fama a K. Dick y que prácticamente le descubrió. Sin embargo no es la que más me ha gustado, ni mucho menos. De hecho, en algunos momentos me ha parecido soporífera. Es uno de los pocos premios Hugo que no me han dejado con la boca abierta.

El quid de la cuestión está en que se trata de una novela mucho, pero que mucho más centrada en los personajes, en sus anhelos y sus inquietudes que el resto de su bibliografía que conozco. Además, el argumento NO TRATA para nada los temas clásicos de la Science Fiction que después inundarían su bibliografía. Si bien es cierto que el argumento de esta "El Hombre en el Castillo", que trata sobre una versión alternativa de la historia, abrió la espita para muchas otrasque vendrían después. No fue la primera, pero sin duda la más aclamada y de las mejores.

El argumento sería: "La Segunda Guerra Mundial dejó al Eje Alemania-Japón-Italia como vencedorá sobre los Aliados, y Estados Unidos ha sido invadido y dividido entre japoneses y alemanes. En este planeta horripilante donde el delirio nazi ha hecho cuanto le ha dado la gana (por ejemplo han secado el Mar Mediterráneo, han exterminado a todos los africanos y a casi todos los judíos, han reducido otra vez a los negros a la esclavitud), asistimos a varias historias: La de Robert Childan, un vendedor de antiguedades; La de Frank Frink que hace joyas; La de su ex esposa Juliana que quiere conocer a un escritor famoso; Y la del señor japonés Nobusuke Tagomi que tiene que lidiar con un agente alemán. Todas las historias parecerán cruzarse, pero en realidad no lo hacen.".

El problema que he tenido yo es que Dick es muy pero que muy profuso en sus cinco relatos y en algunos momentos cuesta mucho seguir el ritmo. Es un maestro en describir ese presente totalmente diferente a la realidad y en hacernos partícipes de una realidad dónde los nazis reinan junto con los japoneses y se han dividido el mundo. Y es un maestro, y esta es la parte que más me gusta, en hacer coincidir las cinco historias en unas finas y delgadas líneas, haciendo que todo tenga sentido. Pero es una novela densa y dura, y quizá, como decía al principio, alejada de la SF más tradicional que más me apasiona a mi.

En fin, no puedo decir que sea un mal libro. No. De Dick no he leído nada malo, ni en relato breve ni en gran novela. Y debo recomendarla, aunque sólo sea para quedarte con la boca abierta con esa descripción de un mundo loco gobernado por nazis que han llegado a colonizar la Luna y están camino de Marte tras haber secado el Mediterranea. Pero no es sencilla ni mucho menos.

No hay comentarios: