jueves, marzo 05, 2015

HUGO: El Hombre que Vendió la Luna

Otro libro, otro premio Hugo de Robert A. Heinlein. En este caso es Premio Retro Hugo 1951, otorgado en 2001. Y la verdad es que cuanto más leo de Heinlein más me gusta. Era un auténtico genio de la Ciencia Ficción y sus historias son tan actuales pese a tener más de 60 años que asusta. De hecho esta "El Hombre que Vendió la Luna" para mi, personalmente, inicia un ciclo que terminaría con "La Luna es una Cruel Amante" cuya crítica tenéis aquí.

En fin, esta "El Hombre que Vendió la Luna" es una preciosidad de novela, una magnífica obra de Ciencia Ficción, que honra la exploración espacial y sobre todo la curiosidad y el perseguir los sueños. El argumento del libro sería: "Asistimos a una empresa imposible por Delos Harriman. El protagonista pretende llegar a la Luna, colonizarla y hacer de ella un negocio sostenible durante su colonización.".

Lo más importante de la obra es que está escrita en 1951. Es decir, cuando aún no habíamos llegado a la Luna. Heinlein imagina el modo en que el hombre llegaría, que dista mucho de ser como en realidad se llegó. De hecho, el argumento se olvida prácticamente de este hecho. No asistimos a como se llega, asistimos a COMO SE PREPARA un proyecto para llegar a la Luna. Como digo, la novela  se dedica a contar mas que el viaje en si, la preparación del mismo, mezcla la ciencia con la economía y la política mundial. Narra las trabas que tiene que superar esta iniciativa privada para llegar a la Luna. Todo ello con el protagonismo de D.D. Harriman y con momento muy hilarantes, como la venta de parcelas, derechos de explotación o los teje-manejes con los diamantes que se supone hay en la superficie lunar (sic).

El aliento poético que respira toda la obra es magistral. El mensaje que transmite la particular filosofía de Delos D. Harriman, ese extraño y soñador hombre hecho así mismo, es universal. Tiene un sueño, lo perseguirá aunque sea lo último que haga. La edificación de su gran imperio económico en aras de un ideal de soñador, es un canto al espíritu emprendedor del hombre idealista que, a bordo de una nueva Mayflower, intenta conseguir el anhelo de nuevos horizontes de toda una vida.

Además esta obra incorpora un relato final. Un verdadero epílogo titulado "Requiem". Es el mejor cierre posible a la aventura de Delos Harriman y su sueño por la Luna. Magnífico cierre para la novela corta.

En fin, otra maravilla de la Ciencia Ficción de los años 50. Una verdadera obra de arte en forma de novela corta, con la esencia de la SF americana más tradicional pero tremendamente actual, y si no pensar en todo lo que lían las corporaciones actuales por un trozo más de tierra, selva, petróleo o lo que sea. Sin embargo Delos o Heinlein persiguen un sueño, mucho más prosaico.

No hay comentarios: